Tendencias21
Un revolucionario sistema de sensores mejorará la vigilancia de grandes infraestructuras

Un revolucionario sistema de sensores mejorará la vigilancia de grandes infraestructuras

Un revolucionario sistema de sensores eficientes ha sido creado por un investigador de la Universidad de Twente, en Holanda. Se trata de una red inalámbrica diez veces más eficiente que redes de sensores convencionales. Según su creador, sus aplicaciones son múltiples, pero servirá, sobre todo, para vigilar el estado de conservación de infraestructuras, como puentes o puertos, lo que permitirá aumentar a su vez la eficiencia de las redes logísticas y de transporte. Otra de las características de este sistema es que genera un mayor intercambio de información y evita las típicas interferencias que aquejan a las redes desplegadas actualmente. Por Raúl Morales.

Un revolucionario sistema de sensores mejorará la vigilancia de grandes infraestructuras

El ingeniero Özlem Durmaz Incel, de la universidad holandesa de Twente, ha desarrollado un nuevo método que permite a una red de sensores inalámbricos funcionar diez veces más eficientemente. Una red basada en este método, calificado como “revolucionario”, puede usarse para múltiples aplicaciones. Así, su creador afirma que sería útil para vigilar el estado de conservación de puentes, puertos o grandes centros de distribución. Además, aumentaría la eficiencia en las redes logísticas y de transporte.

Según informa la Universidad, Se necesita un gran número de sensores trabajando juntos para funcionar correctamente en complejos procesos logísticos automatizados. Hasta ahora, los ingenieros no habían conseguido que muchos sensores se comunicasen entre sí sin interferencias.

En el puerto de Rotterdam, por ejemplo, cientos de contenedores, camiones y cargueros “hablan” entre sí gracias a una red inalámbrica inteligente. Esta red, sin embargo, ha sufrido todo tipo de interferencias. Este problema técnico ha sido ahora resuelto de un modo muy ingenioso por Özlem Durmaz Incel, que ha hecho uso de una comunicación automatizada cambiando las frecuencias. Esto significa que los sensores pueden siempre hablar sin interrumpir la comunicación de otros. Cuando se produce una interferencia en una frecuencia, las redes cambian automáticamente. Redes de este tipo están ya funcionando, sin interferencias, en lugares donde hay gran número de sensores intercambiando mucha cantidad de información.

Protección efectiva

Este avance asegurará que puertos, puentes y centros de distribución puedan ser protegidos con más precisión y con más eficiencia. Por ejemplo, para detectar peligros en puentes, hay que medir varios factores, como la vibración y la velocidad del viento, en cientos de sensores al mismo tiempo.

La red de sensores ha de ser capaz de recoger y enviar 500 mediciones por segundo. Para monitorizar estos factores correctamente, hay que detectar los problemas con antelación. La vigilancia de grandes puertos y centros de distribución mejorará, dice Incel. En estos lugares, se instalan miles de sensores en una superficie muy pequeña. Monitorizando los alrededores con más precisión, una fuga en una carga puede ser detectada a tiempo.

Este investigación de la Universidad de Twente ha consistido en desarrollar un protocolo multi canal capaz de enviar datos a través de múltiples canales de manera simultánea. Otra de las características del sistema es una eficiencia energética y su escalabilidad.

Asimismo, el nuevo protocolo aumenta la cantidad y la velocidad de intercambio de datos e información. Como resultado, la red no está sujeta a interferencias. De hecho, los datos recibidos doblan a los que se reciben normalmente a través de una frecuencia sencilla.

Alimentarlos y mantenerlos

El uso de sensores para vigilar y controlar infraestructuras es muy común, pero su utilización se enfrenta a dos problemas básicos: cómo alimentarlos energéticamente y cómo mantenerlos. Hace unos meses, ingenieros civiles de la universidad norteamericana de Texas, en Austin, presentaban un proyecto para, precisamente, facilitar el mantenimiento de los sensores que vigilan el estado de los puentes. Hay que recordar la importancia que estas infraestructuras tienen en los Estados Unidos.

La idea es desarrollar un equipamiento sencillo, que cueste poco mantener y que pueda ser utilizado en construcciones ya existentes y de nueva creación. La principal preocupación en estos casos es asegurarse de que los puentes no van a fallar sin un aviso previo. Muchos viejos puentes no han de ser sustituidos sin más, sino que sencillamente necesitan ser monitorizados para detectar signos de corrosión o desgaste.

En concreto, este equipo de ingenieros trabaja también en nuevos métodos para la recogida de datos y en especificaciones para colocar estos sensores en el lugar más adecuado. Los investigadores de Austin prueban a alimentarlos con energías renovables (solar y eólica) o incluso con las vibraciones que produce el tráfico de dichos puentes. De esta manera, se evitaría tener que cambiar las baterías de estos dispositivos, como ocurre en la actualidad. Otro apartado de esta investigación es prevenir que las estructuras de acero interfieran en las señales de radio usadas para la transmisión de los datos.

Hace unos meses, la revista Tendencias 21 recogía otra investigación en este mismo sentido. Ingenieros de la Universidad de Michigan anunciaban la creación de un sistema integrado por cuatro tipos de sensores de última generación para recoger datos diversos respecto al estado de conservación del puente. Una de las novedades del proyecto es que, por primera vez, se podrá medir qué reacción tienen estas infraestructuras cuando sufren la presión directa del tráfico, sobre todo de camiones, gracias a un sensor que llevarán instalados unos vehículos en pruebas.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren un fármaco de animación suspendida que imita la hibernación 14 febrero, 2024
    Descubren un fármaco de "animación suspendida" que imita la hibernación y podría mejorar el trasplante de órganos, asegurar la supervivencia ante lesiones traumáticas y facilitar los viajes espaciales de larga duración.
    Redacción T21
  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente