Tendencias21

Una broma inspiró uno de los mayores fraudes de la historia de la ciencia

Un boticario bromista escondió en una cueva alemana en 1911 un cráneo de un chimpancé tiroteado en Camerún, que fue confundido con un niño neandertal. La burla sentó los cimientos para la farsa del Hombre de Piltdown un año después

|||

Fuente : http://esmateria.com/2013/03/06/una-broma-inspiro-…

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario