Tendencias21
Descubren restos fósiles de un camello gigante en el Ártico

Descubren restos fósiles de un camello gigante en el Ártico

Un equipo de investigación dirigido por el Canadian Museum of Nature ha encontrado restos fósiles de un camello gigante extinto en el Ártico de Canadá. Según los científicos, este es un descubrimiento importante porque proporciona la primera evidencia de la existencia de camellos en la región del Alto Ártico y porque sugiere que el linaje originario de los camellos modernos se adaptó a la vida en un medio ártico forestal.

Descubren restos fósiles de un camello gigante en el Ártico

Un equipo de investigación dirigido por el Canadian Museum of Nature ha identificado la primera evidencia de la existencia de un camello gigante extinto en el Ártico de Canadá.

El descubrimiento se basa en 30 fragmentos fósiles de un hueso de la pata del ejemplar, encontrados en la isla de Ellesmere (archipiélago ártico canadiense), y representa el registro de camellos hallado más al norte. Se sabe que los antepasados de esta especie se originaron en América del Norte hace unos 45 millones de años.

Los fósiles fueron recogidos en trabajos realizados en tres temporadas de verano (2006, 2008 y 2010) y se calcula que tienen una antigüedad de unos tres millones y medio de años, esto es, que datan del Plioceno medio.

Otros hallazgos fósiles en el sitio sugieren que este camello vivía en un ambiente de bosque boreal, que existió en la región durante una fase de calentamiento global del planeta. La investigación, a cargo de la paleontólogo Natalia Rybczynski y otros colaboradores, se ha hecho pública en la revista Nature Communications.

Restos de un ejemplar gigante

Según declaraciones de Rybczynski aparecidas en un comunicado del Canadian Museum of Nature , «este es un descubrimiento importante porque proporciona la primera evidencia de la existencia de camellos en la región del Alto Ártico».

Asimismo, el hallazgo “amplía la extensión de la presencia de camellos en América del Norte hacia el norte en aproximadamente 1.200 kilómetros, y sugiere que el linaje que dio origen a los camellos modernos podría haberse adaptado a vivir en un medio ártico forestal «, continúa la investigadora.

Los huesos de camello fueron recogidos en Bed Fyles Leaf, un depósito de arena situado cerca de Strathcona Fiord, en la isla Ellesmere. En una zona cercana ya fueron encontrados también fósiles de otros mamíferos del mismo período.

Determinar que los huesos hallados eran de un camello resultó un reto. Al principio, los científicos creyeron que los restos “podían ser de madera”. Pero análisis posteriores revelaron que pertenecían a un mamífero fósil más grande que cualquier otro animal extinto del área.

Las características físicas de los fragmentos encontrados señalaron que correspondían a una gran tibia, principal hueso inferior de las patas de los mamíferos, y que pertenecían a un ejemplar del grupo de animales con pezuña hendida, conocido como artiodáctilos.

Los archivos digitales de cada uno de los 30 fragmentos de hueso se produjeron con un escáner láser 3D. El tamaño del hueso de la pata reconstituida sugirió que esta había pertenecido a un mamífero muy grande. Durante el periodo estudiado, en América del Norte los mayores artiodáctilos eran los camellos.

La vida en un ambiente polar

La confirmación definitiva de que los huesos habían pertenecido a un camello se realizó gracias a una nueva técnica denominada huella digital de colágeno. Los perfiles producidos con ella permiten distinguir entre grupos de mamíferos.

De los fósiles fueron extraídas pequeñas cantidades de colágeno, que es la proteína predominante del hueso. Usando marcadores químicos para los péptidos que forman esta proteína, se pudo desarrollar un perfil del colágeno de los huesos fósiles. Este perfil se comparó con los de 37 especies de mamíferos modernos, así como con el de un camello fósil encontrado en el distrito canadiense de Yukon.

Así se constató que el perfil de colágeno de los restos estaba más cerca del de los camellos modernos, específicamente dromedarios (camellos con una joroba), así como del camello gigante de Yukon, que se cree fue antepasado de los camellos modernos.

«Ahora tenemos un registro fósil nuevo para entender mejor la evolución de camellos, ya que nuestra investigación muestra que el linaje del Paracamelus o camélido habitó en el norte de América del Norte durante millones de años. La explicación más sencilla para este hecho sería que este linaje se orginase allí «, explica Rybczynski.

«Así que, tal vez, algunas de las especializaciones de los camellos modernos, como los pies planos anchos, los ojos grandes o las jorobas de grasa podrían ser adaptaciones derivadas de la vida en un ambiente polar”, concluye la investigadora.

Datación a partir de la arena

Este trabajo científico también ha proporcionado por vez primera una cifra sobre la antigüedad de la región donde se han dado todos estos hallazgos fósiles (Bed Fyles Leaf y Beaver Pond): al menos 3,4 millones años.

La fecha fue determinada por John Gosse, de la Universidad Dalhousie, utilizando una sofisticada técnica que consiste en datar la arena encontrada en los huesos. La fecha es significativa porque se corresponde con un periodo de tiempo en que la Tierra era entre 2 y 3º C más cálida que actualmente, y el Ártico entre 14 y 22 ° C más cálido.

Los huesos del camello gigante del Ártico se encuentran en el centro de colecciones e investigación del Canadian Museum of Nature en Gatineau, Quebec.

Referencia bibliográfica:

Natalia Rybczynski, John C. Gosse, C. Richard Harington, Roy A. Wogelius, Alan J. Hidy, Mike Buckley. Mid-Pliocene warm-period deposits in the High Arctic yield insight into camel evolution. Nature Communications (2013). DOI: 10.1038/ncomms2516.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los agujeros negros en estado cuántico rompen los límites de lo extraño 2 noviembre, 2022
    El Universo nos está revelando que siempre es más extraño, misterioso y fascinante de lo que la mayoría de nosotros podríamos haber imaginado: un nuevo estudio ha descubierto que los agujeros negros, afectados por el fenómeno de superposición cuántica, pueden tener masas muy diferentes al mismo tiempo: extrapolando esta idea a una persona, significaría que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Pistas químicas resuelven uno de los misterios de los violines Stradivarius 2 noviembre, 2022
    Unas pistas químicas han resuelto uno de los misterios que convierten a los Stradivarius en los mejores violines del mundo: la madera contiene un tratamiento a base de proteínas que podría influir en el sonido del instrumento, dándole su inconfundible claridad.
    CERIC/T21
  • Las matemáticas descubren cuál es la mejor defensa para un equipo de fútbol 2 noviembre, 2022
    Físicos argentinos han desarrollado un modelo informático fabricado con imágenes reales de partidos de fútbol que calcula la mejor defensa para un equipo: lo que marca la diferencia no es la cooperación para los pases, sino la distancia entre los jugadores.
    N+1/T21
  • Identifican en Marte el impacto de meteorito más grande registrado en el Sistema Solar 1 noviembre, 2022
    Un seismo que sacudió el planeta rojo en 2021 fue el resultado del impacto de un meteorito masivo, según revelaron los científicos de la NASA. Se trata del impacto de meteorito más grande registrado hasta hoy en todo el Sistema Solar: el cráter producido mide 150 metros de ancho y 21 metros de profundidad. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un enorme asteroide potencialmente peligroso para la Tierra 1 noviembre, 2022
    Un asteroide cercano y potencialmente peligroso es el más grande identificado en los últimos 8 años, según los investigadores. Con casi un kilómetro y medio de ancho, desarrolla una órbita que, en el futuro, podría acercarlo lo suficiente a la Tierra como para plantear un grave problema y poner a prueba los sistemas de defensa […]
    Pablo Javier Piacente
  • Podría haber 4 quintillones de objetos extraterrestres en nuestro sistema solar 1 noviembre, 2022
    En nuestro sistema solar podría haber hasta 4 quintillones de objetos tecnológicos extraterrestres. La mayoría serían muy pequeños para ser detectados, pero otros podrían ser como el misterioso Oumuamua, según astrónomos de Harvard.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los científicos chillan: nos estamos quedando sin futuro 1 noviembre, 2022
    La rebelión científica está viviendo una escalada de acciones que advierte del triste final que espera a nuestra civilización si seguimos mirando hacia otro lado ante la crisis planetaria: la indiferencia social, el negacionismo de los intereses creados y la inconciencia de las instituciones, nos están dejando sin futuro.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Marte tuvo un océano en su hemisferio norte 31 octubre, 2022
    Los científicos descubrieron en Marte más de 6.500 kilómetros de crestas fluviales, que son probablemente deltas de ríos erosionados o cinturones de canales submarinos: los restos de una antigua costa marciana, en torno a un océano o un gran mar que habría existido en el planeta rojo hace aproximadamente 3.500 millones de años, y que […]
    Pablo Javier Piacente
  • La Luna nunca se separará de la Tierra, aunque se aleja progresivamente 31 octubre, 2022
    Un nuevo estudio que analizó las capas de roca en un parque australiano ha descubierto que la Luna estaba 60.000 kilómetros más cerca de la Tierra hace 2.500 millones de años, y que, aunque se está alejando de nuestro planeta 3,8 centímetros por año, nunca se separará de la Tierra.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubrimiento histórico en Suecia 31 octubre, 2022
    Los arqueólogos submarinos han descubierto un naufragio largamente buscado en el lecho marino cerca de Estocolmo. Se trata del Äpplet, de casi 400 años de antigüedad, que fue uno de los buques de guerra más grandes de su tiempo. Había sido botado en 1629 y hundido en 1659. Tiene su historia.
    Redacción T21