Tendencias21

Una condición cerebral provoca la apatía

Un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Oxford (Reino unido) ha estudiado la apatía, y han descubierto que las personas apáticas tienen una curiosa condición cerebral: sus cerebros precisan de mayor cantidad de energía para convertir una decisión en acción que los de personas motivadas.

Una condición cerebral provoca la apatía

Un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Oxford (Reino unido) han estudiado la apatía, y han descubierto que las personas «vagas» podrían tener una condición biológica determinante.

En su trabajo, que está financiado por la fundación The Wellcome Trust, los investigadores analizaron a personas jóvenes para ver si existía alguna diferencia entre los cerebros de las más motivadas y de las apáticas.

Masud Husain, Profesor de Neurología y Neurociencia Cognitiva en dicha Universidad, explica que analizaron este punto porque “sabemos que, en algunos casos, se puede desarrollar una apatía patológica, por ejemplo tras un ataque al corazón o debido al Alzheimer. Muchos de estos pacientes pueden ser físicamente capaces, pero estar tan desmotivados que ni se molestan en cuidarse a sí mismos, aunque no estén depresivos. Con el estudio de personas sanas queríamos entender si había alguna diferencia en sus cerebros que pudiera arrojar algo de luz sobre el problema de la apatía”.

Cuarenta voluntarios

Para tratar de profundizar en el asunto, los neuroncientíficos reunieron a cuarenta voluntarios sanos. Todos ellos completaron un cuestionario que  calificaba su nivel de motiviación.

A continuación, los participantes jugaron a un juego en el que se les proponían tareas que implicaban un premio y un esfuerzo diferentes. El premio estaba en función del nivel de dificultad para ganarlo. 

MIentras lo voluntarios jugaban, sus cerebros fueron escaneados con tecnología de resonancia magnética. Fue así como se descubrió algo sorprendente.

La apatía en el cerebro

Se constató que, a pesar de que los voluntarios apáticos se mostraban menos dispuestos a aceptar tareas que requiriesen esfuerzo, un área de sus cerebros mostraba más actividad frente a dichas tareas que en el caso de los individuos motivados. 

La región en cuestión fue la corteza premotora, un área clave en la toma de decisiones que se activa antes que otras áreas del cerebro, que controlan el movimiento.

Paradójicamente, en las personas más apáticas esta región estaba más activa cuando elegían llevar a cabo una propuesta, a diferencia de lo que ocurría en las personas motivadas en la misma situación.

Según Husain: “Esperábamos ver menos actividad, ya que era menos probable que (los apáticos) aceptaran las elecciones que requerían mayor esfuerzo, pero nos encontramos  justo lo contrario. Pensamos que esto podría deberse a que la estructura cerebral de las personas apáticas es menos eficiente, por lo que les cuesta más convertir una decisión en una acción”.

“Usando nuestras técnicas de escaneo cerebral, descubrimos que las conexiones en la parte frontal de los cerebros de las personas apáticas eran menos efectivas. El cerebro usa alrededor de un quinto de la energía del organismo cada día. Si necesita más energía para planificar una acción, esto supone que las personas apáticas requieren de un gasto energético mayor para realizar una acción determinada. Su cerebros tienen que hacer más esfuerzo”.

Los investigadores creen que el presente estudio proporciona nuevas e importantes ideas, y demuestra que los sistemas neurológicos relacionados con la motivación y la preparación de una acción son componentes importantes a la hora de desarrollarla realmente.

Referencia bibliográfica:

V. Bonnelle et al. Individual Differences in Premotor Brain Systems Underlie Behavioral Apathy. Cerebral Cortex (2015). DOI: 10.1093/cercor/bhv247.
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente