Tendencias21
Una nueva técnica de rayos X mide en milisegundos la contaminación en suelo y agua

Una nueva técnica de rayos X mide en milisegundos la contaminación en suelo y agua

Un grupo de ingenieros e investigadores estadounidenses ha desarrollado una nueva técnica basada en la espectroscopía de rayos X, que permitirá cuantificar el impacto de una sustancia contaminante al entrar en contacto con el agua o el suelo, prácticamente en el mismo momento en el que se produce el contacto. La posibilidad de analizar esos primeros instantes del proceso permitirá desarrollar investigaciones más profundas y certeras sobre los impactos que se producen en el medio ambiente. Por Pablo Javier Piacente.

Una nueva técnica de rayos X mide en milisegundos la contaminación en suelo y agua

Una nueva técnica de rayos X para detectar contaminación en suelo y agua fue desarrollada por ingenieros, químicos e investigadores de la Universidad de Delaware, en Estados Unidos. Gracias a este adelanto, los científicos y técnicos podrán analizar a razón de milisegundos lo que sucede exactamente cuando sustancias nocivas para el ambiente, como por ejemplo el arsénico, entran en contacto con el suelo y el agua bajo diversas condiciones.

La mencionada tecnología permitirá cuantificar las reacciones producidas en esos primeros instantes, para de esta manera avanzar en modelos y análisis sobre como los diversos contaminantes se comportan y proliferan en el medio ambiente, además de poder concretar adelantos en la predicción y mitigación de riesgos ambientales relacionados.

Las aplicaciones podrían ser infinitas en diversos campos, como química del suelo, ingeniería civil y medio ambiente, ciencia de materiales, bioquímica y otras ramas relacionadas. El equipo de trabajo es conducido por el investigador Donald Sparks, de la Universidad de Delaware.

La nueva técnica analítica obtenida en el marco de esta investigación se denomina Q-XAS (Quick-scanning X-ray Absorption Spectroscopy) y fue difundida en principio mediante un comunicado de prensa de la Universidad de Delaware, aunque posteriormente fue publicada en la edición digital de las actas de la National Academy of Sciences.

El avance fue logrado con el apoyo de diversas instituciones, como la National Synchrotron Light Source, el Brookhaven National Laboratory o el Departamento de Energía de los Estados Unidos. Asimismo, la investigación fue financiada por el Departamento de Agricultura norteamericano (USDA) y por subvenciones de la National Science Foundation y del Delaware Experimental Program to Stimulate Competitive Research (EPSCoR).

Analizar los procesos de contaminación desde sus primeros instantes

De acuerdo a lo que indican los propios especialistas encargados de la investigación, este método es un avance significativo para el entendimiento de los procesos geoquímicos que tienen lugar cuando las sustancias contaminantes entran en contacto con el suelo o el agua.

Asimismo, la primera aplicación de la nueva técnica es poder determinar en tiempo real las reacciones a escala molecular que se producen en estas situaciones, en escalas de tiempo de milisegundos que permiten conocer los instantes iniciales de estos fenómenos a estudiar.

Posteriormente, el método podría aplicarse en otros procesos ambientales y en situaciones diferentes. El grupo de trabajo responsable de la investigación ha realizado estudios sobre la cinética de los suelos y los minerales del suelo durante 30 años, que condujeron al desarrollo de esta nueva técnica.

La esperanza que movía a estos investigadores desde un primer momento era la posibilidad de analizar los procesos de reacción de una forma prácticamente inmediata a su realización, recogiendo información sobre el mecanismo de manera simultánea. Eso es justamente lo que se ha logrado con la técnica Q-XAS.

Vale recordar que la espectroscopía de rayos X, una de las tecnologías que forman parte de este nuevo método, se aplica desde hace varios años para visualizar las estructuras y los materiales a escala atómica. Esta técnica ha sido utilizada por físicos, químicos, científicos de materiales e ingenieros de distintas ramas, pero solamente desde un corto tiempo a esta parte se la ha comenzado a emplear en investigaciones relacionadas con el medio ambiente.

¿Una nueva herramienta para la detección de problemáticas ambientales?

Uno de los objetivos que permitirá cumplir la nueva técnica en cuanto al estudio de la cinética de la tierra es determinar la rapidez con la cual un contaminante comienza a pegarse a un mineral. Estas reacciones son muy rápidas, sucediendo en un 90% durante los primeros 10 segundos.

Gracias a la técnica Q-XAS, ahora será posible medir los primeros segundos de estas reacciones, que anteriormente no podían cuantificarse. De esta manera, los especialistas podrán analizar estos fenómenos mientras están sucediendo, cuando hasta el momento debían congelarse las situaciones en un momento determinado para poder evaluarse una vez sucedidas.

Realmente las aplicaciones de esta técnica podrían cobrar una importancia muy importante en los próximos años, ya que por ejemplo la contaminación de los suministros de agua potable por arsénico es un problema de salud muy grave en los Estados Unidos y en otros países.

Con la nueva técnica desarrollada por los especialistas de la Universidad de Delaware, se podrían analizar las aguas subterráneas y aplicar una nueva herramienta de detección temprana de problemáticas de contaminación, que posteriormente podría incorporarse en modelos predictivos para el cuidado del medio ambiente.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente