Tendencias21
Al calabozo por ser joven, pobre y llevar gorra

Al calabozo por ser joven, pobre y llevar gorra

En la provincia argentina de Córdoba, basta ser joven, moreno, pobre y usar gorra para ser detenido como sospechoso. La arbitrariedad policial se ampara en la falta de “merodeo”, un instrumento de prevención del delito que viola derechos constitucionales. José María Luque, conocido como Bichi, perdió la cuenta de cuantas veces fue detenido por la […]

El artículo Al calabozo por ser joven, pobre y llevar gorra fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Unas 15.000 personas participaron el 20 de noviembre de 2013 en la Marcha de la Gorra, en la ciudad argentina de Córdoba, contra la arbitrariedad policial contra los jóvenes, según su apariencia y condición. Crédito: Cortesía de Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos

Unas 15.000 personas participaron el 20 de noviembre de 2013 en la Marcha de la Gorra, en la ciudad argentina de Córdoba, contra la arbitrariedad policial contra los jóvenes, según su apariencia y condición. Crédito: Cortesía de Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos

Por Fabiana Frayssinet
CÓRDOBA, Argentina, Mar 18 2014 (IPS)

En la provincia argentina de Córdoba, basta ser joven, moreno, pobre y usar gorra para ser detenido como sospechoso. La arbitrariedad policial se ampara en la falta de “merodeo”, un instrumento de prevención del delito que viola derechos constitucionales.

José María Luque, conocido como Bichi, perdió la cuenta de cuantas veces fue detenido por la policía por esas características en Córdoba, capital de la central provincia homónima.

Residente en un barrio humilde, Luque, de 28 años, fue detenido la primera vez cuando tenía 13 y volvía del colegio a casa con un amigo, vestido con uniforme escolar. Estuvo una semana detenido.

“Nos pararon, pidieron documentos y nos llevaron presos. Así nomás… me inventaron una causa penal: tentativa de robo calificado y portación de arma de fuego. Salí por sobreseimiento”, contó a IPS.

Ahora Luque integra el Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos, que lucha contra el abuso policial. Asegura que tuvo suerte porque su familia pagó un abogado y no le quedaron antecedentes.

Pero esa no es la realidad de muchos jóvenes detenidos por el Código de Faltas cordobés, aplicado desde 1994 y reformado en 2007.

Un estudio de la Universidad Nacional de Córdoba y de la española Universidad de La Rioja reveló que 95 por ciento de los detenidos por ese código no acceden a abogados.

“Con una falta en tu expediente no accedes al certificado de buena conducta, uno de los requisitos más solicitados por las empresas para dar trabajo”, explicó Luque.

El código sanciona conductas que supuestamente perjudican la convivencia ciudadana, como escándalo en la vía pública, omisión de identificación, resistencia a la autoridad, ebriedad, mendicidad o vagancia.
Faltas versus derechos humanos

Los códigos de faltas y contravencionales, para tratar conductas ilícitas que no llegan a delitos penales, existen en las 23 provincias de Argentina y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En 33 por ciento de los casos, es la policía quien detiene, investiga y sanciona, lo que propicia excesos y violaciones de los derechos humanos.

En 2003, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado argentino por la detención ilegal en 1991 de Walter Bulacio, de 17 años, durante un concierto en Buenos Aires, bajo su Código Contravencional. El joven murió por brutalidad policial. La Corte ordenó al país adecuar el ordenamiento jurídico interno a la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otras normas internacionales.

Los códigos surgieron mayormente durante regímenes autoritarios en el siglo pasado, pero se actualizaron en la democracia. Para muchas organizaciones humanitarias, uno de sus problemas es que se introducen solapadamente en el ámbito penal, de competencia nacional, creando de facto la figura de “delitos menores” provinciales.

Además, buena parte de ellos son difusos en las contravenciones, lo que colabora en su discrecionalidad, y niegan el derecho a la defensa, la libre circulación, la libertad personal, el debido proceso y el juez natural, entre otras anomalías jurisdiccionales y humanitarias.

Fuentes: Federación Argentina LGBT y Asociación por los Derechos Civiles

El estudio indica que a casi 70 por ciento de los infractores se los acusa de merodeo, una falta muy polémica que permite a la policía detener a sospechosos de merodear, lo que el Diccionario de la lengua española define como “vagar por las inmediaciones de algún lugar, en general con malos fines”.

El artículo 98 del Código sanciona con multas o hasta cinco días de arresto a quienes permanezcan cerca de vehículos o instalaciones urbanas o rurales “en actitud sospechosa, sin una razón atendible…, provocando intranquilidad entre sus propietarios, moradores, transeúntes o vecinos”.

“Es una figura totalmente subjetiva y arbitraria. No te explica cuál es la actitud que debes tener para no ser detenido”, explicó Luque, quien trabaja desde adolescente y ahora ejerce de maestro pizzero.  

Bichi y otros jóvenes de similar extracción social suelen llevar un atuendo que los identifica: gorras coloridas, pantalones deportivos y zapatos vistosos.

Pero la policía equipara este hábito cultural con la presunción de culpabilidad.

“Muchos detenidos tienen gorra. La gorra es sospechosa”, subrayó Luque uno de los organizadores de La Marcha de la Gorra, que cada noviembre desde hace siete años demanda la derogación del Código de Faltas y que en 2013 convocó a 15.000 personas.

“Digan lo que digan, se aplica el merodeo para que cuando hay morochos (morenos) con gorra en los barrios marginales, dando vueltas por algún lugar, la policía los detenga”, afirmó a IPS el abogado Claudio Orosz, representante en Córdoba de la organización humanitaria Centro de Estudios Legales y Sociales.

Orosz atribuye el código a una sociedad  “conservadora y timorata”, heredera de la “represión y del genocidio” de la última dictadura argentina (1976-1983).

Para este querellante en casos de delitos de lesa humanidad, por esa cultura los pobres sufren “el laberinto kafkiano” del merodeo.

Según el estudio universitario, los detenidos por faltas son mayoritariamente jóvenes de entre 18 y 25 años de los sectores desfavorecidos. Durante 2011, fueron detenidas 73.000 personas en la provincia, 43.000 de ellas en la capital.

“Pasa por lo de siempre: venís de un lugar pobre, eres pobre, tienes una cierta forma de vestir, tienes ciertos rasgos físicos, un cierto color de piel y ya eres peligroso para la sociedad”, aseveró Luque.

Uno de los puntos más cuestionados del código es que otorga atribuciones de juez al comisario de la policía.  

Eso es una ironía porque la policía cordobesa es la que “estructura y sostiene los grandes problemas delictivos, los que generan mayor daño a la sociedad”, como “trata de personas, narcotráfico, robo de autopartes y venta de armas”, dijo Agustín Sposato, otro integrante del colectivo juvenil.

Otro agravante, según Orosz, son los precarios sistemas de huellas digitales e investigación de antecedentes en las comisarías cordobesas.   

“A veces pasan tres días para saber si tienen antecedentes y después los largan… lo que constituye verdaderas privaciones ilegítimas de libertad”, consideró.

“Es un sistema de control social, formalizado por la policía, que hiere los controles básicos de constitucionalidad”, sostuvo.

Para el abogado, “el Código de Faltas entrega un enorme poder de selectividad y de control social a las fuerzas policiales, sin ese control judicial”.

Luque lo sabe bien. “Las veces que me detuvieron viví esa sensación de privación ilegítima de la libertad, de secuestro, de que no sabes cuándo vas a salir, no sabes cómo avisarle a los que te quieren que estás allí. La impotencia es muy grande, muy oscura, muy fea”, relató.

El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, presentó el 1 de febrero un proyecto de reforma del Código de Faltas, que actualmente analiza el parlamento provincial.

Sergio Busso, presidente del bloque legislativo de la gobernante Unión Por Córdoba consideró necesario mantener la figura del merodeo, porque es importante en el combate a la creciente inseguridad ciudadana en la provincia.

Busso recordó a IPS que el Código de Faltas “es un instrumento que regula y sanciona aquellas conductas antijurídicas, que lesionan el derecho de las personas o de la sociedad en su conjunto y que, por su levedad, no llegan a configurar delito”.

Pero admitió que necesita reformas, para que “el arresto y la multa solo se apliquen en situaciones especiales y en su lugar se utilicen más las denominadas penas sustitutivas y accesorias, como tareas comunitarias”.

Asimismo, dijo, debe cambiar el sancionador. El proyecto plantea que la falta la diriman fiscales o jueces específicos y no policías, “para separar el que juzga con el que ejecuta el procedimiento” y para asegurar “una mirada independiente”.

Según Orosz, eso ya se intentó y no se pudo aplicar porque el sistema judicial colapsó con la avalancha de casos.

Busso explicó que la reforma contempla que la falta del merodeo requiera la denuncia previa de un vecino identificado. Pero Orosz criticó que ese denunciante es “igualmente subjetivo”.

El abogado considera que se debe derogar el Código de Faltas y sustituirlo por otro de convivencia, que establezca “cuáles son las conductas deseadas y mecanismos de resolución de conflictos que no sean necesariamente la cárcel”, como la mediación vecinal.

Para el joven Sposato, las reformas propuestas “son un lavado de cara…para calmar el clima de conflicto social” en la provincia.

“Lo que está en juego es la vida, los derechos de las personas, la posibilidad de que todos en la provincia seamos iguales”, concluyó.

Artículos relacionados

El artículo Al calabozo por ser joven, pobre y llevar gorra fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/03/detenido-por-se…

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia