Tendencias21
Blindan por fin el Internet del Cuerpo

Blindan por fin el Internet del Cuerpo

Investigadores norteamericanos han ideado un sistema para blindar el Internet del Cuerpo, que controla la salud de las personas con dispositivos implantados. Usa las propiedades conductoras del organismo: no se pueden hackear y consumen 100 veces menos energía.

Blindan por fin el Internet del Cuerpo

Investigadores estadounidenses han desarrollado la manera de proteger los dispositivos electrónicos que controlan nuestra salud de posibles ataques futuros, gracias a una tecnología que mantiene las señales de comunicación dentro del propio cuerpo.
 

Los dispositivos médicos electrónicos, como los marcapasos o las bombas de insulina, son susceptibles de ser pirateados. La intercepción de las señales inalámbricas podría ser peligrosa y, aunque aún no se haya producido ninguna muerte mediante este procedimiento, los investigadores han demostrado durante la última década que es posible.
 

Antes de que eso ocurra, los ingenieros de la Universidad de Purdue, en Estados Unidos, han logrado reforzar la seguridad de los dispositivos electrónicos que se emplean para controlar la salud y se conectan a Internet, de tal manera que el usuario sea el único capaz de acceder a su red inalámbrica.
 

El “Internet del cuerpo»
 

Muchos de los objetos que empleamos en nuestra vida cotidiana están conectadas a internet. El británico Kevin Ashton propuso en 1999 el concepto de “Internet de las cosas” (IdC) para referirse a esta interconexión.
 

En la actualidad, existen diferentes dispositivos, incluidos en el grupo anterior, que pueden usarse en nuestro cuerpo (interna o externamente) para medir diferentes parámetros y controlar nuestra salud o nuestra actividad física. Al conjunto de estos dispositivos podríamos llamarlo “Internet del cuerpo”.

«Estamos conectando cada vez más dispositivos a la red del cuerpo humano, desde relojes inteligentes y monitorizadores de la actividad física, hasta cascos con sistemas de visualización de realidad virtual«, explica Shreyas Sen , profesor asistente de ingeniería eléctrica e informática, en un comunicado.
 

Prototipo de comunicación inalámbrica
 

«El desafío no solo ha sido mantener esta comunicación dentro del cuerpo para que nadie pueda interceptarla, sino también obtener un mayor ancho de banda y un menor consumo de batería», señala Sen, quien está especializado en sistemas de detección y comunicación.
 

Los fluidos corporales conducen muy bien las señales eléctricas. Hasta ahora, las llamadas «body area networks«, o “redes de área corporal” (áreas de comunicación inalámbrica entre dispositivos de baja potencia utilizados en el cuerpo) han utilizado la tecnología Bluetooth para enviar señales a través y alrededor del cuerpo. El problema es que estas ondas electromagnéticas pueden recogerse en un radio de al menos 10 metros alrededor de una persona y ser potencialmente interceptadas y manipuladas por otra persona malintencionada.
 

Lo que ha conseguido el equipo de Sen es usar el cuerpo como escudo que impida esta interferencia en el funcionamiento del Internet del cuerpo. En vez de utilizar Bluetooth para enviar señales entre los diferentes dispositivos situados dentro del cuerpo, usa las propiedades conductoras del organismo, las comunicaciones electro-quasistáticas presentes en el cuerpo humano (EQS-HBC), que transmiten una señal de radio de baja frecuencia.

Esta señal no es perceptible a 10 metros del cuerpo, como ocurría con la de Bluetooth, sino que no llega más allá de un centímetro, lo que dificulta que pueda ser hackeada. Además, consume 100 veces menos energía que el dispositivo con conexión Bluetooth.  

Blindan por fin el Internet del Cuerpo

Red de área corporal encubierta
 

A través de un reloj prototipo, una persona puede recibir así una señal desde cualquier parte del cuerpo, con independencia del grosor de su piel o cabello, y con total seguridad.
 

Esta tecnología permitirá a los médicos reprogramar los dispositivos médicos sin cirugía invasiva. También ayudará a racionalizar la llegada de la medicina bioelectrónica de circuito cerrado, en la que los dispositivos médicos portátiles e implantables funcionan como medicamentos, pero sin efectos secundarios. Por último, será útil para las imágenes cerebrales de alta velocidad, con aplicaciones en neurociencia, según los investigadores.

«Mostramos por primera vez una comprensión física de las propiedades de seguridad de la comunicación del cuerpo humano para permitir una red de área corporal encubierta, para que nadie pueda fisgonear información importante», apunta Sen.

Referencia

Enabling Covert Body Area Network using Electro-Quasistatic Human Body Communication. Debayan Das et al. Scientific Reports, 11 March 2019. DOI: https://doi.org/10.1038/s41598-018-38303-x.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren un fármaco de animación suspendida que imita la hibernación 14 febrero, 2024
    Descubren un fármaco de "animación suspendida" que imita la hibernación y podría mejorar el trasplante de órganos, asegurar la supervivencia ante lesiones traumáticas y facilitar los viajes espaciales de larga duración.
    Redacción T21
  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente