Tendencias21
Crean unas lentillas digitales biométricas capaces de medir la salud humana

Crean unas lentillas digitales biométricas capaces de medir la salud humana

Ingenieros norteamericanos han creado unas lentillas digitales con indicadores biométricos que son capaces de medir distintos parámetros de la salud, como la concentración de colesterol o glucosa en sangre, a partir de la información biológica presente en los ojos. Estas lentes de contacto servirán también para el contacto directo con los profesionales médicos para el seguimiento del estado de salud de la persona que usa estas lentillas. De momento sólo se han experimentado en conejos con resultados alentadores, pero si se superan las correspondientes pruebas, en un futuro podrán aplicarse también a seres humanos. Por Pablo Javier Piacente.

Crean unas lentillas digitales biométricas capaces de medir la salud humana

Un desarrollo de ingenieros y científicos de la Universidad de Washington conocido el año pasado, que permitió la creación de lentes de contacto electrónicas, ha avanzado recientemente hacia aplicaciones impensadas en un primer momento. Se trata de la posibilidad de lograr un monitoreo permanente de distintas características de la salud humana mediante herramientas biométricas colocadas en los mismos lentes de contacto.

De esta forma, se podrían controlar en todo momento los signos vitales, la temperatura corporal o el nivel de glucosa en la sangre, entre otros parámetros de gran importancia para la salud humana. Según el especialista Babak Parviz, director del proyecto y profesor de bionanotecnología de la Universidad de Washington, la potencialidad de estos lentes en el terreno de la salud es realmente inimaginable.

Es que la superficie del ojo contiene datos suficientes sobre el cuerpo humano como para realizar una vigilancia permanente de la salud personal, de acuerdo a Parviz. Estos adelantos en la tecnología de lentes de contacto digitales fueron recogidos en los portales especializados Wired y Spectrum, mientras que la noticia inicial sobre su descubrimiento pertenece a un comunicado de prensa de la Universidad de Washington.

En la actualidad, el avance en la industria tecnológica y en las aplicaciones digitales es una vertiente cada vez más utilizada para el desarrollo de dispositivos dedicados a la salud. Esto incluye el uso de un microscopio móvil para diagnosticar la malaria, el perfeccionamiento de las habilidades de los cirujanos mediante el Wiimote de Nintendo o una aplicación para el iPhone que permite efectuar un seguimiento en los niveles de glucosa de los pacientes tratados por diabetes.

Crean unas lentillas digitales biométricas capaces de medir la salud humana

Gran potencialidad en el campo médico

Por consiguiente, una lente de contacto que en principio fue pensada para fenómenos de realidad virtual y que ni siquiera incluía entre sus objetivos la corrección de deficiencias visuales (aunque puede emplearse también con ese fin) puede adquirir un inusitado papel en el mundo de la salud, al permitir el análisis permanente de diferentes parámetros de la actividad del cuerpo humano.

Con el desarrollo de los dispositivos biométricos adecuados, desde la superficie del ojo se podrían medir a través de estas lentes de contacto cuestiones como el nivel de colesterol, sodio, potasio o glucosa, hasta realizar completos análisis de sangre sin que esto insuma ningún esfuerzo por parte de la persona.

Para Parviz, la importancia de este tipo de monitoreo en tiempo real de la salud no puede entenderse porque ha sido imposible en el pasado, pero el ojo humano contaría con grandes potencialidades en este campo, muchas aún por descubrir. Por lo pronto, puede igualmente advertirse la utilidad que tendrían este tipo de indicadores biométricos para el seguimiento de diferentes patologías.

Quizás el reto más importante a superar por esta nueva tecnología para su aplicación en el ámbito de la salud es la temática de la seguridad, ya que el dispositivo entraría en contacto con el ojo. Aunque se han desarrollado pruebas con prototipos en conejos, que han logrado llevar las lentes entre veinte minutos y una hora sin registrar efectos adversos, aún deben superarse otras pruebas de calidad, como por ejemplo la aprobación de la Food and Drug Administration.

La salud a través de los ojos

Además de la mejora visual que podría obtenerse al aplicar diferentes tecnologías digitales en las lentes de contacto, el seguimiento no invasivo de los biomarcadores del usuario y de los indicadores de salud podría significar una verdadera revolución desde distintos puntos de vista.

Es que incorporando diferentes sensores simples sería posible detectar la concentración de una molécula, como por ejemplo la glucosa, en el organismo humano. Al mismo tiempo, los detectores de glucosa que actualmente se están evaluando son solamente una versión primaria de lo que podría obtenerse en los próximos 5 a 10 años, de acuerdo a la rapidez de los avances en bionanotecnología.

La realidad marca que las lentes de contacto son un elemento empleado diariamente por más de cien millones de personas en todo el mundo, constituyendo uno de los únicos productos de consumo masivo en el área de la salud que se mantienen en contacto con el interior del cuerpo humano, a través de fluidos, durante un período prolongado de tiempo.

Para aclarar un poco más la importancia que podría tener este desarrollo, cuando se realiza una prueba de sangre los médicos miden muchos de los marcadores biológicos que se encuentran en las células vivas de la superficie del ojo, y que por lo tanto estarían al alcance de estas lentes de contacto digitales con dispositivos biométricos.

Además de controlar la concentración de colesterol, sodio o potasio en sangre, entre otras aplicaciones, la introducción de un transmisor inalámbrico de datos en las lentes podría permitir la comunicación instantánea con médicos o enfermeras para intercambiar información de importancia, sin muestras o laboratorios de por medio, algo que disminuiría notablemente además la incidencia de errores en los estudios.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El ordenador se podrá controlar a través de las ondas cerebrales 5 julio, 2022
    Gracias a la Inteligencia Artificial (IA), los ordenadores podrán «sentir» que los usuarios tienen un problema y atender alguna necesidad puntual, simplemente detectando los pensamientos. Solo utilizarán las ondas cerebrales detectadas, sin necesitar datos ingresados previamente.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren la galaxia giratoria más lejana jamás observada 5 julio, 2022
    Los astrónomos han descubierto la galaxia giratoria más distante jamás observada: atravesó más de 13.260 millones de años luz antes de llegar hasta nosotros. Proporciona pistas sobre la formación de galaxias primordiales.
    Pablo Javier Piacente
  • Comienza una nueva época en la exploración del universo 5 julio, 2022
    Hoy, 5 de julio, comienza una nueva temporada de la física más avanzada con el relanzamiento del Gran Colisionador de Hadrones del CERN, que alcanzará una energía récord: podrá llegar al fondo del bosón de Higgs y desvelar otros misterios del universo.
    CERN/T21
  • Activismo desesperado de los científicos para evitar la extinción de la humanidad 5 julio, 2022
    La comunidad científica ha pasado de elaborar sesudos informes y de pronunciar serias advertencias sobre la crisis planetaria, a un activismo desesperado para evitar el punto de no retorno de la extinción humana. Ahora solo nos queda tiempo para adaptarnos a la catástrofe.
    Eduardo Costas, catedrático de Genética, UCM
  • Descubren microbios nunca vistos enterrados en glaciares tibetanos 4 julio, 2022
    Los científicos han descubierto más de 900 especies nunca antes vistas de microbios que viven dentro de los glaciares en la meseta tibetana, una región de gran altitud en Asia encajada entre la cordillera del Himalaya y el desierto de Taklamakan. El análisis de los genomas de los microbios reveló que algunos tienen el potencial […]
    Pablo Javier Piacente
  • El bosón de Higgs abre la puerta a mundos desconocidos 4 julio, 2022
    El bosón de Higgs se ha convertido en un poderoso medio para buscar nuevos fenómenos desconocidos, han constado los científicos después de 10 años de estudios transcurridos desde su descubrimiento. Ofrece novedosas pistas sobre las partículas invisibles que podrían formar parte de la materia oscura.
    CERN/T21
  • La Tierra no será arrojada al espacio profundo en los próximos 100.000 años 4 julio, 2022
    No es probable que la Tierra sea arrojada al espacio profundo por el comportamiento potencialmente caótico del Sistema Solar durante al menos 100.000 años. De hecho, todos los planetas del Sistema Solar son seguros durante ese período de tiempo, según un nuevo estudio. 
    Pablo Javier Piacente
  • Frenesí en la ciencia por el décimo aniversario del bosón de Higgs 4 julio, 2022
    El mundo celebra este lunes el décimo aniversario del descubrimiento del bosón de Higgs, que cambió la historia de la Física. El acontecimiento provocó primero entusiasmo y después resaca científica, porque no se ha podido avanzar mucho más en los misterios del universo. Pero todo puede cambiar a partir del 5 de julio: el LHC […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los minerales desvelan la historia oculta de la Tierra 4 julio, 2022
    Por primera vez, los científicos han catalogado todas las formas diferentes en que se puede formar cada mineral conocido y han puesto toda esa información en un solo lugar. Esta colección de historias sobre el origen de los minerales insinúa que la Tierra podría haber albergado vida antes de lo que se pensaba, cuantifica la importancia […]
    Redacción T21
  • Denuncia científica: la verdad sobre la crisis del planeta ha sido silenciada 4 julio, 2022
    La ciencia alerta desde 1827 de los mecanismos naturales que propician el calentamiento del planeta y a lo largo del siglo XX ha establecido una relación inequívoca entre la quema de combustibles fósiles y las concentraciones de CO2 en la atmósfera. Pero una poderosa maquinaria ha silenciado y negado la evidencia científica. Su objetivo: engañar […]
    Eduardo Costas, catedrático de Genética, UCM