Tendencias21

Cualquiera puede ser una neurona dentro de un cerebro virtual

¿Le gustaría ayudar a los científicos a comprender las dinámicas del Sol o a descubrir de qué manera pueden colaborar grandes grupos de personas? Ahora puede, gracias al proyecto europeo SOCIENTIZE, que ofrece a cualquiera la posibilidad de ayudar, aportando sus conocimientos y su tiempo, a hacer realidad investigaciones apasionantes. El proyecto se enmarca en el concepto de «ciencia ciudadana», posible gracias a herramientas de código abierto.

Cualquiera puede ser una neurona dentro de un cerebro virtual

¿Le gustaría ayudar a los científicos a comprender las dinámicas del Sol o a descubrir de qué manera pueden colaborar grandes grupos de personas?

Quizás crea que tales avances científicos están restringidos a grandes especialistas dotados de equipos caros, pero el proyecto financiado con fondos europeos SOCIENTIZE ofrece a cualquiera la posibilidad de ayudar, aportando sus conocimientos y su tiempo, a hacer realidad investigaciones apasionantes.

SOCIENTIZE se sustenta en el concepto de la "ciencia ciudadana" (citizen science) , que consiste en que miles de voluntarios, como docentes, investigadores y programadores, aporten sus cualificaciones, su tiempo y sus recursos para llevar adelante investigaciones científicas.

Gracias a herramientas de código abierto creadas por el propio equipo del proyecto, los participantes pueden ayudar a los científicos a recabar datos (que serán analizados posteriormente por investigadores profesionales) o incluso realizar tareas que precisan de la inteligencia o la cognición humana como pueden ser el análisis o la clasificación de imágenes.

Cualquiera puede ser una ‘neurona’

Este proyecto ayuda a lograr avances nuevos en cualquier campo, desde la astronomía hasta las ciencias sociales.

"Un gran adelanto consiste en nuestra mayor capacidad para reproducir, analizar y comprender cuestiones complejas gracias a la implicación de grupos numerosos de voluntarios", asegura Fermín Serrano Sanz , investigador de la Universidad de Zaragoza y coordinador del proyecto SOCIENTIZE, en un comunicado emitido por Cordis. "Cualquiera puede ser una neurona dentro del cerebro virtual habilitado por medios digitales".

¿Y cómo pueden los ciudadanos de a pie contribuir a llevar a cabo una labor científica tan extraordinaria? La clave, según Serrano, pasa por aprovechar los esfuerzos de miles de voluntarios para recabar y clasificar datos. "Ya estamos recabando enormes cantidadesde datos generados por usuarios, que los participantes conocen de su entorno o han captado y remitido con sus teléfonos móviles".

Por ejemplo, en el experimento SavingEnergy@Home se pide a los usuarios que remitan datos sobre las temperaturas en su hogar y vecindario para conformar una imagen más nítida de las temperaturas en las ciudades de toda la UE, mientras que en España, a través de GripeNet.es, se les solicita que informen si enferman de gripe para así poder vigilar brotes y prever posibles epidemias.

El trabajo compartido es menos trabajo

Pero los ciudadanos también pueden ayudar a analizar datos. Ni siquiera los ordenadores más avanzados reconocen a la perfección manchas solares o células, mientras que las personas son capaces de distinguir entre células vivas y muertas con gran facilidad; basta con una formación muy breve.

Sun4All y Cell Spotting solicitan a voluntarios que etiqueten imágenes de actividad solar y de células cancerosas a través de una aplicación instalada en su teléfono u ordenador. Por ejemplo, en Cell Spotting, los participantes pueden observar cultivos celulares estudiados al microscopio para determinar su estado y la efectividad de medicamentos.

El análisis de estos datos llevaría años y costaría cientos de miles de euros si dependiera de un equipo reducido de científicos; pero si ayudan miles de voluntarios, los investigadores pueden lograr adelantos importantes con gran rapidez y con menos costes que nunca.

Pero además de acercar a los ciudadanos hacia la ciencia, SOCIENTIZE acerca la ciencia a los ciudadanos. Del 12 al 14 de junio, representantes del proyecto asistieron al festival SONAR para presentar A Collective Music Experiment (CME). "Más de doscientas personas cooperaron con DJs profesionales y crearon bases musicales empleando una herramienta web. Los participantes compartieron sus creaciones y reutilizaron otras piezas en tiempo real. El festival incluyó un espectáculo en vivo de RdeRumba y Mercadal en el que reprodujeron ritmos de los aficionados", informó Serrano.

Para comprender otros procesos de transformación

El experimento, que quedará recogido en un minidocumental cuyo propósito es promover la ciencia ciudadana, debería facilitar la comprensión de otros procesos de innovación observados en procesos emergentes de transformación social, tecnológica, económica y política. "Esta clase de acontecimiento reúne a un grupo de participantes realmente variopinto. Esta diversidad no sólo es enriquecedora para los datos recabados, sino que también favorece la comunicación entre profesionales y voluntarios. De todo ello surgen planteamientos nuevos e innovadores de la investigación".

Este proyecto de 0,7 millones de euros corre a cargo de seis socios de cuatro países: España (Universidad de Zaragoza y TECNARA), Portugal (Museu da Ciência-Coimbra, MUSC; Universidade de Coimbra), Austria (Zentrum für Soziale Innovation) y Brasil (Universidade Federal de Campina Grande, UFCG).

SOCIENTIZE concluirá en octubre de 2014. Para entonces habrá involucrado a doce mil ciudadanos en distintas etapas de sus actividades de investigación, en el transcurso de veinticuatro meses.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Crean cucarachas cibernéticas que pueden buscar supervivientes en edificios derrumbados 29 marzo, 2022
    Cucarachas cyborg podrían convertirse en una herramienta invaluable en misiones de rescate: aprovechando el sentido de orientación natural de los insectos y enriqueciéndolo con una pequeña “mochila” tecnológica dotada de sensores y una cámara, logran superar las limitaciones de los robots y llegan casi a un 90% de eficacia en la identificación de seres humanos.
    Pablo Javier Piacente
  • El núcleo de la Tierra tiene un escape de un isótopo estelar 29 marzo, 2022
    Los científicos han descubierto que el núcleo terrestre está perdiendo un isótopo que se originó en nebulosa solar y que se cree llegó a nuestro planeta cuando un cuerpo similar a Marte colisionó contra la Tierra hace 4.533 millones de años.
    Pablo Javier Piacente
  • Nuevo mensaje para posibles civilizaciones en la Vía Láctea 29 marzo, 2022
    Científicos de la NASA han elaborado un mensaje que podría enviarse a un cúmulo estelar de la Vía Láctea que está a 6.000 años luz de la Tierra y que se considera puede acoger a vida inteligente. Propone un encuentro que podría durar siglos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubiertos en Serbia fósiles de antiguos neandertales 29 marzo, 2022
    Los paleoantropólogos han comprobado que los primeros neandertales vivieron en Serbia hace 300.000 años, representando la evidencia más antigua de su presencia en los Balcanes.
    N+1/T21
  • El lugar más frío del Universo está a 5.000 años luz de la Tierra, en la propia Vía Láctea 28 marzo, 2022
    La Nebulosa Boomerang, ubicada a solo 5.000 años luz de distancia de nosotros y en nuestra propia galaxia, es el lugar más frio del Universo, con algunas de sus porciones llegando a medio grado Celsius por encima del cero absoluto. En comparación, el espacio intergaláctico vacío alcanza una temperatura de poco menos de tres grados […]
    Pablo Javier Piacente
  • Revelan cómo el Universo se iluminó por primera vez 28 marzo, 2022
    Un equipo de investigadores ha producido la vista más detallada hasta el momento de la reionización cósmica, en el mayor volumen de espacio en comparación con otras simulaciones. Podemos observar de esta forma cómo se concretó el “amanecer cósmico” y llegó la luz al Universo.
    Pablo Javier Piacente
  • Pulpos, calamares y cangrejos pueden sentir lo que les hacemos 28 marzo, 2022
    Los científicos insisten: hay suficientes indicios de que invertebrados marinos, como los pulpos, calamares, camarones y cangrejos de río, pueden sentir emociones, al igual que los peces y otros vertebrados, lo que plantea un debate moral en la sociedad humana.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El CERN rompe con su equivalente ruso en investigación nuclear 28 marzo, 2022
    El CERN ha roto relaciones con el Instituto Conjunto de Investigación Nuclear de Moscú, creado poco después del de Ginebra con la participación de 18 países, entre ellos China, Ucrania y otras naciones europeas amenazadas hoy por Rusia, para el desarrollo pacífico de la energía nuclear.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Una tecnología convertirá los desechos de los astronautas en combustible para cohetes 27 marzo, 2022
    Una nueva tecnología aprovechará el aire, las aguas residuales de los astronautas y la energía solar para convertir el CO2 de Marte en combustible para los cohetes. También ayudará a descarbonizar la atmósfera terrestre.
    Redacción T21
  • Solar Orbiter alcanza el punto más cercano al Sol 26 marzo, 2022
    La sonda europea Solar Orbiter se acerca hoy al Sol a menos de un tercio de la distancia que lo separa de la Tierra: obtendrá imágenes insólitas de la corona y ayudará a entender mejor las fogatas de radiación que brotan de la superficie solar visible.
    Redacción T21