Tendencias21

Descubren que los movimientos de las bolsas siguen leyes naturales

Un estudio interdisciplinar realizado durante cuatro años sobre los mercados bursátiles del mundo descubrió que los comportamientos de los agentes y los valores siguen la dinámica de las así llamadas leyes potenciales, utilizadas para medir entre otras cosas la intensidad de los terremotos o el tamaño de los meteoritos. Aunque es preciso ahondar aún más en el descubrimiento, la investigación puede aportar rigor a las inversiones bursátiles, disminuir los riesgos de los depósitos y engrasar el sistema financiero de las empresas. Por Eduardo Martínez.

Descubren que los movimientos de las bolsas siguen leyes naturales

La bolsa se comporta como lo hace la naturaleza y sus reacciones responden a un modelo matemático similar al que se utiliza para estimar la intensidad de un terremoto o el tamaño de un meteorito, según los resultados de un estudio realizado durante cuatro años sobre los mercados bursátiles del mundo por economistas del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) y físicos de la Universidad de Boston.

El estudio analizó casi 100 millones de transacciones de los mercados bursátiles y aplicó para la investigación la distribución estadística de Pareto o ley potencial, que mide las relaciones matemáticas que existen entre los acontecimientos.

Las leyes potenciales son ampliamente utilizadas para medir fenómenos tan dispares como la distribución del número de veces que aparecen distintas palabras en un libro, la intensidad de los terremotos, el tamaño de los meteoritos, la intensidad barométrica en la atmósfera, la dimensión de las ciudades o el caudal de los ríos, fenómenos todos ellos que en teoría siguen leyes potenciales.

El estudio, realizado por el econimista del MIT Javier Gabaix y los físicos Eugene Stanley, Parameswaran Gopikrishnan y Vasiliki Plerou y publicado en Nature, descubrió que el mundo artificial de los mercados financieros sigue un modelo similar al mundo natural de los terremotos o el lenguaje.

Leyes sólidas

Para los autores, aunque habrá que profundizar más todavía en este descubrimiento, el comportamiento bursátil sigue determinadas leyes que son sólidas y pueden permitir a los analistas predecir una crisis de los mercados, aunque no necesariamente prevenirla.

Lo que realmente han descubierto es que los mecanismos que regulan la actividad de las bolsas, como reservar acciones, el volumen diario de valores negociados y el precio de las acciones, siguen la dinámica de las mismas leyes potenciales que encontramos y hemos constatado en los fenómenos naturales.

Ello permite establecer patrones de comportamiento que ayudan a conocer mejor el funcionamiento de los mercados y a evaluar los riesgos y oportunidad de las inversiones, lo que resulta una garantía adicional para el capital depositado en el mercado de valores.

Rigor bursátil

Uno de los factores que desempeña un papel capital en el comportamiento de la bolsa es la presión del tiempo, ya que influye considerablemente en la evolución de los precios de las acciones y en el volumen de las transacciones.

La gran importancia de este trabajo radica, por un lado, en la profundización que realiza en el conocimiento de los comportamientos humanos, y de otro lado, en el esfuerzo interdisciplinar que representa.

Ha sido la combinación de los conocimientos físicos con la lógica económica la que en este caso ha alumbrado un resultado prometedor para introducir rigor en las inversiones bursátiles, disminuir los riesgos de los depósitos y engrasar el sistema financiero de las empresas que generan riqueza.

Tema relacionado:

Los extremismos sociales pueden anticiparse gracias a la sociofísica

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe es el Editor de Tendencias21.

Hacer un comentario