Tendencias21
Descubren una estrella de neutrones que se comporta según modelos teóricos

Descubren una estrella de neutrones que se comporta según modelos teóricos

Una investigación liderada por el español Manu Linares, del MIT, ha descubierto la primera estrella de neutrones que explosiona conforme al modelo teórico previsto en la década de los 70. El hallazgo revela detalles inéditos sobre la importancia de la rotación en las explosiones estelares. Por Pere Estupinyà/SINC.

Descubren una estrella de neutrones que se comporta según modelos teóricos

Los físicos recelan de los detalles que no terminan de encajar. No pueden ignorarlos por pequeños que sean. Les hacen temer la existencia de algún error fundamental en sus modelos y teorías. Por eso tras más de tres decenios de incertidumbre, los expertos en estrellas de neutrones respiran un poco más tranquilos gracias al estudio publicado en The Astrophysical Journal por el español Manu Linares desde el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Terzan 5 es la primera estrella de neutrones que se comporta tal y como la teoría predice: a mayor ritmo de acreción, explosiones más frecuentes. El misterio que entramaban las estrellas de neutrones era el siguiente: desde los años 70 los astrofísicos las han estado estudiando a partir de las explosiones que se producen en sus capas externas. Pero las estrellas de neutrones no explotaban como ellos pensaban que debían hacerlo. Hasta que por fin Terzan 5, la que ha estudiado Linares, les ha dado una alegría.

Bombas de energía

Las estrellas de neutrones son el objeto observable más denso que existe en el universo. Son masas parecidas a nuestro Sol pero comprimidas en un radio de 8 a 15 kilómetros. En su interior la fuerza de la gravedad es billones de veces mayor a la terrestre. La descomunal presión compacta los átomos hasta que protones y electrones se funden formando neutrones. La temperatura y densidad son tan extremas que estos neutrones podrían llegar a romperse y dejar libres sus quarks.

A los astrofísicos les interesan sobremanera porque sus condiciones no existen en ningún otro lugar del universo observable. “Es como un laboratorio natural que nos permite investigar las leyes de la física en un rango de energías, densidades y campos magnéticos inalcanzables en la Tierra“, explica Manu Linares a SINC.

Círculo vicioso hasta la explosión

Cuando una estrella de neutrones se encuentra cerca de otra estrella convencional, va absorbiendo plasma de sus capas exteriores que se irá compactando en la superficie de la estrella de neutrones a razón de hasta 100 kilogramos de materia por segundo y centímetro cuadrado. A medida que esta materia se va acumulando, la densidad se hace más intensa, la temperatura crece, y se empiezan a producir violentas reacciones termonucleares.

Los átomos de hidrógeno se fusionan en helio, y los de helio llegan a fusionarse en átomos más pesados. Son condiciones extremas, pero durante un tiempo el proceso es estable: la energía se va disipando de la estrella al mismo ritmo que se genera.

“Todas las estrellas de neutrones investigadas hasta la fecha giraban con una frecuencia de entre 200 y 600 rotaciones por segundo. En cambio Terzan 5 lo hace solo a 11 rotaciones por segundo”

Sin embargo, cuando se alcanza una masa crítica en la superficie de la estrella de neutrones, estas reacciones pasan a ser inestables: se produce energía más rápido de lo que puede escapar.

Entonces el proceso se acelera de manera dramática y se entra en un círculo vicioso: más reacciones de fusión, mayor densidad, más temperatura; más reacciones de fusión, mayor densidad, más temperatura; hasta que en cuestión de segundos se produce una brutal explosión que, entre otras cosas, genera los rayos X que los astrofísicos utilizan para investigar las estrellas de neutrones.

Ahora bien, es de suponer que cuanto más rápido se acumule materia en la superficie de la estrella, antes se alcanzará la masa crítica y más frecuentes serán las explosiones. Sin embargo, en 100 estrellas de neutrones investigadas desde los años 70 hasta la fecha, esto nunca se había cumplido hasta el trabajo de Manu Linares.

“Lo que observábamos era que cuando la acreción de material era lenta, sí se producían las explosiones tal y como el modelo predecía. Pero cuando se acumulaba de manera rápida, las explosiones eran menos frecuentes o incluso inexistentes. Y no entendíamos por qué”, explica Linares.

La rotación es la clave

En el estudio publicado el 20 de marzo de 2012 en The Astrophysical Journal, los investigadores del MIT, de la Universidad McGill, la de Minnesota y la de Amsterdam proponen una explicación al misterio de la falta de explosiones.

“La clave está en la rotación”, explica Linares. “Todas las estrellas de neutrones investigadas hasta la fecha giraban con una frecuencia de entre 200 y 600 rotaciones por segundo. En cambio Terzan 5 lo hace solo a 11 rotaciones por segundo”.

Terzan 5 es la primera estrella de neutrones que se comporta tal y como la teoría predice: a mayor ritmo de acreción, explosiones más frecuentes. Y la principal diferencia con las observadas hasta el momento es su relativamente lenta velocidad de rotación.

«Esto nos fuerza a pensar que en nuestros modelos para describir estrellas de neutrones hemos infravalorado la rotación”, matiza Linares. Esto forzará una revisión de los modelos actuales.

Los detalles importan

Hay varias hipótesis para explicar por qué altas velocidades de rotación impiden las explosiones en estrellas de neutrones. Podría ser que a mayor rotación la fricción entre capas generara un aumento localizado de temperatura que afectara a las reacciones termonucleares. Otra opción es la aparición de turbulencias que mezclen el contenido de capas superiores e interiores.

Manu insiste en que “entender el origen de las explosiones termonucleares es fundamental porque es justo lo que utilizamos para investigar el interior de las estrellas de neutrones”.

No entendemos bien cómo se comporta la materia a energías tan elevadas como las del interior de una estrella de neutrones. Un detalle como conocer su tamaño exacto nos puede dar indicios del grado de compactación de las partículas y servir para ver si nuestras leyes físicas se cumplen en esas condiciones.

“La naturaleza nos brinda un laboratorio único, pero para poder sacar conclusiones debemos comprender bien cómo funciona el experimento”, concluye Linares.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente