Tendencias21
El cerebro manipula las neuronas para que disfrutemos más

El cerebro manipula las neuronas para que disfrutemos más

El cerebro acelera las neuronas corticales para aumentar e intensificar el sabor del alimento que vamos a comer. La atención y la toma de decisiones seguirían un mecanismo cerebral parecido.

El cerebro manipula las neuronas para que disfrutemos más

Investigadores norteamericanos han conseguido explicar las bases neuronales de la expectativa, una variable de la naturaleza cognitiva que está implicada, entre otros, en la percepción de los estímulos sensoriales.

Cuando vamos a probar un alimento, el cerebro se prepara activando un conjunto de neuronas asociadas al sabor que generan la expectativa.

La expectativa escenifica en nuestra mente lo que vamos a percibir: imaginamos el pastel que está a punto de salir del horno y esa representación mental no sólo aumenta el deseo de probarlo, sino que también intensifica el sabor cuando lo comemos.

Los científicos han descubierto ahora cómo la expectativa desencadena los procesos neuronales de la información sensorial: a través de un modelo teórico, han observado cómo la corteza gustativa primaria, la estructura cerebral responsable de la percepción del gusto, interviene en la expectativa de percibir el sabor y nos hace disfrutar más de ese momento.

Modelo biológico

En un artículo publicado en Nature Neuroscience, los investigadores explican que construyeron un modelo biológicamente plausible de este fenómeno basado en la modulación de la actividad espontánea del cerebro.

«Las neuronas en la corteza (gustativa primaria) parecen estar continuamente activas y erráticas, lo que nos da una sensación desordenada de lo que están haciendo», explica uno de los investigadores, Giancarlo La Camera, en un comunicado.

Y añade: «Nuestro modelo arroja luz  sobre el significado de esa actividad continua y propone un mecanismo a través del cual esas neuronas podrían estar creando las expectativas».

Según este modelo, los estados neuronales asociados a la percepción sensorial se aceleran al primer indicio de algo relacionado: por ejemplo,  cuando una señal anticipatoria indica la próxima entrega de un pastel.

Cuanto más acelerada es la reacción neuronal, más rápidamente nos representa el cerebro las imágenes asociadas al pastel que vamos a probar. Y las imágenes que representan al pastel se forman antes en nuestra mente si esperamos algo (la entrega del pastel), que si no esperamos nada (nos ofrecen inesperadamente un pastel).

Otra contribución importante del modelo de los autores es la explicación de por qué una señal de anticipación genérica puede poner en movimiento una dinámica de secuencia neuronal más rápida.

La explicación es la siguiente: cuando el cerebro quiere generar una expectativa relacionada con la percepción sensorial, acelera la dinámica neuronal reduciendo la intensidad de la actividad a favor de la velocidad.

De esta forma, el movimiento de las neuronas es más rápido y la representación mental del pastel ocurre antes, forzando así la aparición de la expectativa que nos va a permitir disfrutar más del pastel.

El cerebro manipula las neuronas para que disfrutemos más

También otros procesos

Aunque la demostración empírica del principio se realizó en la corteza gustativa del cerebro, el modelo puede ir más allá del procesamiento del gusto, señalan los investigadores.

Eso significa que las expectativas, en general, están producidas por un cambio en la dinámica de los circuitos corticales relacionados con la percepción sensorial.

Según los autores, otros procesos, como la atención y la toma de decisiones, pueden explicarse también mediante el mecanismo cerebral que genera la expectativa del gusto.

Alfredo Fontanini y Giancarlo La Camera, del Departamento de Neurobiología y Comportamiento de la Facultad de Artes y Ciencias y la Escuela de Medicina de la Universidad de Stony Brook, firman esta investigación, junto con Luca Mazzucato, de la Universidad de Oregón, que se publica en la revista Nature Neuroscience.

Referencia

Expectation-induced modulation of metastable activity underlies faster coding of sensory stimuli. L. Mazzucato, G. La Camera, A. Fontanini. Nature Neuroscience, volume 22, pages787–796 (2019). DOI :https://doi.org/10.1038/s41593-019-0364-9

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los europeos contemporáneos son genéticamente esteparios 9 febrero, 2022
    La ascendencia de la estepa en composición genética europea contemporánea ha contribuido a una constitución fuerte, con una estatura alta y una mayor circunferencia de la cadera y la cintura, pero también a un mayor nivel de colesterol en la sangre, según un estudio.
    Pablo Javier Piacente
  • Un cometa del tamaño de un planeta menor se nos acercará en 2031 sin riesgo de colisión 9 febrero, 2022
    Un equipo de investigadores ha confirmado que 2014 UN271, también llamado Bernardinelli-Bernstein, es el cometa más grande jamás observado. Con un diámetro de 137 kilómetros, hará su mayor acercamiento a la Tierra en 2031, sin riesgo de colisión, después de tres millones de años lejos del sistema solar.
    Pablo Javier Piacente
  • Una tormenta de fuego azotó la Tierra hace 13.000 años y luego la congeló 9 febrero, 2022
    Hace 13.000 años, un 10 % de nuestro planeta quedó súbitamente a merced del fuego: el incendio global se habría producido por la caída de un cometa de 100 kilómetros de ancho. Luego que la Tierra ardió, las temperaturas bajaron de nuevo y el planeta pasó por una breve edad de hielo. 
    Pablo Javier Piacente
  • Los mejillones podrían salvar a la humanidad por segunda vez 9 febrero, 2022
    Al igual que ocurrió al principio de los tiempos humanos, los mejillones cultivados en las mismas costas que alimentaron a las primeras migraciones de nuestra especie, pueden salvar a la humanidad de su extinción ante una eventual crisis alimentaria global.
    Redacción T21
  • Campaña para mantener a UK y Suiza en el espacio científico europeo 8 febrero, 2022
    La comunidad científica europea se moviliza para que el Reino Unido y Suiza no se queden fuera del programa estrella de la UE en materia de I+D debido a cuestiones políticas. Reclama un espacio único de investigación para afrontar los desafíos globales.
    Redacción T21
  • El universo no está tan "afinado" para la vida como pensamos, según un estudio 8 febrero, 2022
    El “ajuste fino” sería una ilusión: la vida inteligente no se habría generado en el Universo a partir de una serie de condiciones precisas y exactamente sincronizadas. Por el contrario, probablemente habría evolucionado bajo circunstancias muy diferentes, alejadas de la idea de un ajuste perfecto.
    Pablo Javier Piacente
  • Los chimpancés curan sus heridas con ungüento de mosquitos masticados 8 febrero, 2022
    Los chimpancés aplican mosquitos masticados para tratar heridas abiertas, lo que podría ser evidencia de automedicación en animales. Esos insectos podrían tener propiedades calmantes: se ha demostrado científicamente que algunos tienen incluso efectos antibióticos o antivirales.
    Redacción T21
  • Descubren cómo el cerebro convierte una idea en música 8 febrero, 2022
    Científicos alemanes han descubierto cómo el cerebro convierte una idea musical en el movimiento de los dedos cuando tocamos el piano, así como que, cuando tocamos a dúo, nuestros cerebros comparten una misma longitud de onda.
    MPS/T21
  • Una bacteria se transforma en un largo hilo para infectar células más rápidamente y crecer sin límites 7 febrero, 2022
    Una bacteria puede mutar su forma hasta convertirse en un interminable hilo y multiplicar por 100 veces su tamaño: de esta manera, logra infectar más células en menos tiempo. Es una virulenta variante de infección bacteriana que no se había identificado hasta el momento.
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan el primer agujero negro fuera de control en la Vía Láctea 7 febrero, 2022
    Por primera vez, un equipo internacional de científicos ha logrado detectar un agujero negro errante, solitario e inactivo en nuestra galaxia, a poco menos de 5.200 años luz de distancia de la Tierra. El misterioso objeto se mueve a través de la Vía Láctea a una velocidad de 45 kilómetros por segundo: los astrónomos confirmaron […]
    Pablo Javier Piacente