Tendencias21

El decrecimiento busca redefinirse

Un nuevo libro replantea el decrecimiento como alternativa a los defectos del desarrollo sostenible, recorriendo su historia y comparando definiciones. Cualquiera que haya asistido a la Cuarta Conferencia Internacional sobre Decrecimiento en la ciudad alemana de Leipzig, notó rápidamente que nadie estaba haciendo una oda al desarrollo sostenible. No obstante, el desarrollo por sí mismo […]

Detalle de la portada de “Degrowth: A Vocabulary for a New Era”

Detalle de la portada de “Degrowth: A Vocabulary for a New Era”

Por Justin Hyatt
BUDAPEST/BARCELONA, Nov 24 2014 (IPS)

Un nuevo libro replantea el decrecimiento como alternativa a los defectos del desarrollo sostenible, recorriendo su historia y comparando definiciones.

Cualquiera que haya asistido a la Cuarta Conferencia Internacional sobre Decrecimiento en la ciudad alemana de Leipzig, notó rápidamente que nadie estaba haciendo una oda al desarrollo sostenible.

No obstante, el desarrollo por sí mismo y todo lo que conlleva sí ocupó el centro de la escena, mientras unos 3.000 participantes y oradores debatían sobre las tendencias actuales en las áreas de ambiente, política, economía y justicia social.

Los promotores del decrecimiento creen firmemente que el crecimiento económico no cumple lo que promete: un mayor bienestar humano
Como puede no quedar claro de inmediato por qué una multitud que promueve los principios ecológicos reclamaría el fin del desarrollo sostenible durante la conferencia realizada en septiembre en Leipzig, se hace necesario hacer un par de aclaraciones.

Los movimientos sociales evolucionan y atraviesan períodos de transformación. Cuando el término “desarrollo sostenible” se empezó a usar en los años 70 y 80, apoyó la presunción de que los principios ambientales generales y los límites ecológicos mínimos deberían respetarse a la hora de abordar el desarrollo.

El concepto de “desarrollo sostenible” rápidamente ganó aceptación a gran escala. La Comisión de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible es apenas una de las muchas agencias (inter)gubernamentales o verticalistas que se crearon en las últimas tres décadas para incluir objetivos ambientales en sus planes y políticas.

Sin embargo, según Federico Demaria, miembro de la organización Research & Degrowth en Barcelona, la idea del desarrollo sostenible se basa en un falso consenso. Al deconstruirla, se descubre que sigue tratándose del desarrollo, “y es allí donde radica el problema”, dijo Demaria a IPS.

“Desarrollo” es una mala palabra en los círculos favorables al decrecimiento. Desde la posición estratégica del realismo económico, el desarrollo está inextricablemente conectado al crecimiento económico.

Sin embargo, los promotores del decrecimiento creen firmemente que el crecimiento económico no cumple lo que promete: un mayor bienestar humano.

“De ahí que nos encontremos a nosotros mismos en un lugar en el que necesitamos reabordar los defectos del desarrollo sostenible desde una nueva perspectiva”, dijo Demaria.

Fue con la esperanza de hacer precisamente eso que Demaria, Giorgos Kallis y Giacomo D’Alisa escribieron el libro “Degrowth: A Vocabulary for a New Era” (Decrecimiento: Vocabulario para una nueva era), que acaba de ser publicado por la editorial Routledge.

Definiciones e historia

Además de aportar varias definiciones, el libro recorre los antecedentes históricos del movimiento por el decrecimiento.

Cuenta que en los años 70, cuando se publicaron libros como “The Limits to Growth” (Los límites al crecimiento), de Dennis y Donella Meadows, no se hablaba de otra cosa que los límites de los recursos. Ahora, en lo que puede considerarse una segunda etapa, saltan al primer plano las críticas a la idea hegemónica del desarrollo sostenible.

Fue Serge Latouche, un antropólogo económico, quien definió al desarrollo sostenible como un oxímoron. Lo hizo en “A bas le développement durable! Vive la décroissance conviviale!” (“¡Abajo el desarrollo sostenible perdurable! ¡Larga vida al decrecimiento amigable!”), en una conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) realizada en 2002 en París.

Latouche y otros empezaron a dar forma al movimiento francés, que se autodenominó “décroissance” y luego se expandió a otros países, llamándose “decrescita” en Italia y “decrecimiento” en España. Aproximadamente en 2010 se acuñó el término en inglés, “degrowth”.

Aunque en Leipzig se cuestionó el nombre del movimiento, Latouche y Demaria sostienen que la palabra “decrecimiento” es la que mejor define el objetivo clave: la abolición del crecimiento económico como objetivo social.

Tal vez sea François Schneider, otro de los pioneros de este postulado, el que haya aportado la definición más exacta del decrecimiento, señalándolo como “la reducción equitativa de la producción y el consumo que reducirá el procesamiento de energía y materias primas de las sociedades”.

Según los autores del nuevo libro, el objetivo de todo esto no es simplemente tener una sociedad que pueda arreglárselas con menos, sino reorganizarse de manera diferente y con una calidad distinta.

Aunque nadie puede predecir cuándo y cómo tendrá lugar la transición hacia el decrecimiento, Demaria enfatizó que ya hay ejemplos en marcha, como el Movimiento Social Buen Vivir en América del Sur.

Él y otros esperan que, tras la conferencia de Leipzig, se repolitice el ambientalismo.

“Una vez que decidamos que no tenemos miedo de hablar sobre las plenas implicaciones del desarrollo, sean económicas, sociales o políticas, empezaremos a ver que es en realidad utópico pensar que nuestras sociedades pueden basarse en el crecimiento económico para siempre”, dijo Demaria.

“El decrecimiento, por contraste, realmente ofrece el sentido más común de todos”, añadió.

 

Editado por Phil Harris

Artículos relacionados

Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/11/el-decrecimient…

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente