Tendencias21
El faro de la constelación de Orión se está apagando

El faro de la constelación de Orión se está apagando

Betelgeuse, la supergigante roja más cercana a la Tierra, pierde luz y masa. Puede enfrentarse a su propia extinción o vivir una profunda transformación. En cualquier caso chocará con la densa nube de polvo estelar que la rodea, dentro de 12.500 años.

Betelgeuse es la estrella supergigante roja más cercana a la Tierra. Está situada en la constelación de Orión (El Cazador), a 700 años luz de nosotros. Tiene casi 1.000 veces el diámetro de nuestro Sol y un brillo 100.000 veces superior.

Con un exótico nombre de origen árabe, Betelgeuse puede verse fácilmente a simple vista en el cielo nocturno invernal del hemisferio norte, como una estrella rojiza por encima y a la izquierda del conocido cinturón de Orión, formado por tres estrellas.

Los astrónomos han descubierto ahora que el enorme brillo de esta gigante estelar está disminuyendo y no saben por qué. Tampoco saben por qué está cambiando su aspecto. Nunca habían apreciado nada parecido en Betelgeuse.

El brillo de este faro del cielo nocturno empezó a decaer a finales del año pasado y ha perdido hasta el momento el 64 por ciento de su intensidad.

Los astrónomos lo han descubierto al comparar su situación actual con la que tenía antes de que su luz empezara a debilitarse.

Gracias al Very Large Telescope (VLT) de ESO, los astrónomos han obtenido las imágenes más recientes de esta estrella y las han comparado con las que habían obtenido en enero del año pasado.

Tomadas con luz visible, las imágenes ponen de manifiesto los cambios que se producen en la estrella, tanto en brillo como en forma aparente.

¿A punto de explotar?

Los astrónomos se han preguntado si estos cambios indican que la estrella está a punto de explotar, algo que inevitablemente le ocurre a todas las supergigantes rojas. Pero piensan que todavía no le ha llegado su hora.

Explican que los cambios pueden deberse al enfriamiento de su superficie como consecuencia de dos posibles fenómenos: o bien está desarrollando una actividad estelar excepcional, o bien está eyectando polvo hacia el espacio.

No descartan sin embargo que esta hipótesis no sea en realidad lo que está ocurriendo: una sorpresa no se descarta.

Van a profundizar en el fenómeno para desentrañar el misterio. Quieren reunir pistas para determinar por qué estamos perdiendo este faro del hemisferio norte.

Disponen de un observatorio que es capaz de tomar imágenes de la superficie de Betelgeuse. También van a usar el VLT para realizar observaciones desde el rango visible hasta el infrarrojo medio, lo que significa que podrán ver tanto la superficie de Betelgeuse como el material que hay a su alrededor.

Más información

Entre la documentación disponible para estas pesquisas, los astrónomos cuentan con la imagen de Betelgeuse obtenida en diciembre de 2019 con el instrumento VISIR, instalado en el VLT.

Esa imagen ya arroja una posible pista: muestra la luz infrarroja que emite el polvo que rodea a Betelgeuse. Según los astrónomos, la longitud de onda de esa luz infrarroja es similar a la detectada por las cámaras de calor.

Las nubes de polvo, que en la imagen de VISIR parecen llamas, se forman cuando la estrella arroja su material hacia al espacio.

Los astrónomos explican que esas nubes de polvo ocurren con frecuencia a lo largo de la vida de las supergigantes rojas, incluso antes de explotar como supernovas.

Y confían en que las tecnologías actuales, que proporcionan detalles astronómicos sin precedentes, les ayuden a desentrañar el misterio de qué es lo que desencadena la pérdida de masa de Betelgeuse.

Choque inevitable

Una imagen obtenida en 2013 sobre Betelgeuse ya indicaba una turbulenta historia de pérdida de masa.

La imagen muestra cómo los vientos de la estrella chocan con el medio interestelar circundante, creando una onda de choque  a medida que la estrella se mueve por el espacio a una velocidad de unos 30 km/s.

Ya desde entonces se estimó que la serie de arcos rotos y polvorientos en la dirección de movimiento de la estrella podrían explicar la pérdida de masa que hoy se sigue apreciando.

También se pensó entonces que Betelgeuse se enfrenta a otra posible amenaza: colisionar con una densa nube interestelar de polvo cercana a la estrella, dentro de 12.500 años.

Por una u otra razón, está claro que Betelgeuse está cambiando.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los neandertales se extinguieron por hacer el amor, y no la guerra 4 noviembre, 2022
    Una nueva investigación sugiere que tener sexo con el Homo sapiens habría terminado con los neandertales, y no grandes guerras o enfrentamientos con animales feroces. Al parecer, el mestizaje con nuestros ancestros podría haber dado como resultado que muy pocos neandertales se cruzaran entre sí, lo que llevó a la extinción.
    Pablo Javier Piacente
  • Un nuevo estudio cuestiona la hipótesis del Big Bang 4 noviembre, 2022
    Un nuevo estudio plantea que la inflación cósmica, un punto en la infancia del Universo cuando el espacio-tiempo se expandió exponencialmente y que es crucial en la teoría del Big Bang, podría descartarse rápidamente como posibilidad a partir de nuevos descubrimientos. Estos hallazgos serían posibles en las próximas décadas, de la mano de un gran […]
    Pablo Javier Piacente
  • Marte tuvo un océano en su hemisferio norte 4 noviembre, 2022
    Los científicos descubrieron en Marte más de 6.500 kilómetros de crestas fluviales, que son probablemente deltas de ríos erosionados o cinturones de canales submarinos: los restos de una antigua costa marciana, en torno a un océano o un gran mar que habría existido en el planeta rojo hace aproximadamente 3.500 millones de años, y que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros en estado cuántico rompen los límites de lo extraño 4 noviembre, 2022
    El Universo nos está revelando que siempre es más extraño, misterioso y fascinante de lo que la mayoría de nosotros podríamos haber imaginado: un nuevo estudio ha descubierto que los agujeros negros, afectados por el fenómeno de superposición cuántica, pueden tener masas muy diferentes al mismo tiempo: extrapolando esta idea a una persona, significaría que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Científicos y teólogos alemanes se suman a la rebelión científica por la inacción climática 4 noviembre, 2022
    “Salvemos la creación” de la catástrofe climática es el grito de relevantes figuras de la iglesia católica alemana que se han unido a la rebelión científica en Múnich pidiendo una nueva alianza entre la ciencia y la fe.
    Alberto Coronel/Agnès Delage
  • Se avecinan tiempos muy excitantes para la astronomía 4 noviembre, 2022
    El detector IceCube, situado bajo la capa de hielo antártico, ha identificado una galaxia que está a 47 millones de años luz como origen de los neutrinos de alta energía, sugiriendo así que los núcleos activos de galaxias no solo emiten rayos cósmicos, sino también estos mensajeros cósmicos que contienen los secretos del universo.
    SMC/T21
  • Sigue la búsqueda del cerebro de Albert Einstein 3 noviembre, 2022
    Partes del cerebro de Einstein, dividido luego de su fallecimiento en 1955, siguen desaparecidas: su hallazgo sería crucial para determinar finalmente si el cerebro del genial físico era diferente al del resto de los mortales y por qué.
    Pablo Javier Piacente
  • Un nuevo cohete chino fuera de control amenaza a la Tierra 3 noviembre, 2022
    China permitirá una vez más que un cohete fuera de control caiga del cielo, concretamente este 4 de noviembre: no es la primera vez que una etapa del cohete Long March 5B puede caer sobre un área poblada. La estructura, de 21 toneladas métricas, ha comenzado un reingreso descontrolado y potencialmente peligroso a la atmósfera […]
    Pablo Javier Piacente
  • La reproducción en ratones responde a criterios de calidad neuronal y la agresión a la cantidad 3 noviembre, 2022
    El cerebro del ratón dispone de una puerta que regula la activación de neuronas según se precise aparearse con una hembra o atacar a otro macho: en el primer caso opta por la calidad, en el segundo por la cantidad de neuronas implicadas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Explican científicamente por qué los gatos tienen siete vidas 3 noviembre, 2022
    Una combinación de la reducción de la velocidad de aterrizaje debido a la aerodinámica, de las propiedades de resorte de sus patas y de la relación entre la masa corporal y el diámetro de sus huesos, le dan al gato las siete vidas que se le atribuyen.
    N+1/T21