Tendencias21

Encienden el “interruptor” cerebral de la creatividad con leves corrientes eléctricas

La creatividad puede impulsarse simplemente aplicando leves corrientes eléctricas a una zona específica del cerebro: la corteza frontopolar, vinculada a procesos cognitivos complejos. Esto es lo que acaba de descubrir un estudio, que está en la misma línea de investigaciones previas sobre el incremento artificial de la inteligencia humana. El hallazgo podría ayudar a personas con problemas en el habla, aseguran sus autores. Por Yaiza Martínez.

Encienden el “interruptor” cerebral de la creatividad con leves corrientes eléctricas

El año pasado, un equipo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte (UNC Health Care),  en EEUU, consiguió aumentar en un 7,4% la creatividad de adultos sanos con una leve corriente eléctrica (de 10 herzios) aplicada a sus cerebros.

La corriente se hizo incidir en el cerebro a través de electrodos pegados al cráneo. Así lograron aumentarse las ondas alpha cerebrales, que son oscilaciones  electromagnéticas de actividad neuronal situadas en un rango de frecuencias de entre 8 y 13 herzios y, con ello, aumentó también la creatividad de los sujetos.

Según los autores del estudio, este logro constituyó la primera evidencia de que potenciar de manera específica las ondas alpha cerebrales impulsa la creatividad.

Electricidad y palabras

Ahora, científicos del Georgetown University Medical Center (GUMC), de la Universidad Georgetown, y de la Red Nacional de Rehabilitación MedStar de Estados Unidos también han conseguido aumentar el pensamiento creativo aplicando estimulación eléctrica al cerebro humano.

En este caso el equipo utilizó estimulación transcraneal con corriente directa (TDCS, por sus siglas en inglés) para estimular un área del cerebro que se sabe está relacionada con la creatividad; al tiempo que se iba dando a los participantes en la investigación ciertas claves verbales para que pensaran de manera más creativa.

Se descubrió así que aquellos individuos en los que la TDCS activaba con mayor facilidad la actividad neuronal de dicha zona eran capaces de alcanzar mayores niveles de creatividad en el ejercicio verbal: formaban conexiones analógicas más creativas entre conjuntos de palabras (la creatividad analógica permite conectar cualidades semejantes de seres, objetos o imágenes diferentes); y generaban asociaciones más creativas entre las palabras.

La región cerebral estimulada en este trabajo fue la corteza frontopolar, que es una parte de la corteza prefrontal del cerebro vinculada con procesos cognitivos muy complejos, como la planificación o la introspección.

La creatividad no es un rasgo estático

Según Adam Green, uno de los autores del estudio, estos resultados han sido posibles porque la creatividad no es “un rasgo estático” sino dinámico, que puede modificarse.

Esto ya se había detectado en investigaciones anteriores, y sin necesidad de estimulación eléctrica. Por ejemplo, se había constatado que realizar las tareas más cotidianas en un orden distinto al seguido normalmente puede impulsar nuestra creatividad; y que, en niños, la creatividad puede impulsarse fomentando el pensamiento mágico.

La diferencia entre estos métodos y la TDCS quizá radique en que, con esta última, los resultados se alcanzan más rápidamente.  

Sin embargo, advierten los investigadores, “es importante tener cuidado con las aplicaciones de esta tecnología», pues aún queda mucho por conocer sobre la manera exacta en que la TDCS afecta a la función cerebral. 

Implicaciones provechosas

A pesar de estos riesgos, en un futuro, la TDCS podría resultar muy útil para individuos con ciertos trastornos cerebrales. «Las personas con dificultades en el habla y el lenguaje a menudo no pueden encontrar o producir las palabras que necesitan», explican los científicos.  En este sentido, la TDCS podría ayudarles a “mejorar el razonamiento analógico creativo para encontrar formas alternativas de expresar las ideas con otras palabras, gestos, u otros enfoques».

En el pasado la estimulación craneana se ha utilizado para mejorar la comprensión de arduas teorías científicas o la capacidad de resolución de difíciles problemas matemáticos. Hace dos años, además, se constató que con ella se puede mejorar la memoria e incluso fomentar la capacidad de aprender a partir de los propios errores.

Concentrarnos para ser creativos

En general, la creatividad es la capacidad de producir nuevas ideas o conceptos, o nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, lo que habitualmente produce soluciones originales. A nivel neurofisiológico, se ha establecido que se da gracias a una reducción de la capacidad para filtrar estímulos sensoriales irrelevantes, es decir, para aislarse del mundo y concentrarse.

Referencia bibliográfica:
 
Adam E. Green, Katherine A. Spiegel, Evan J. Giangrande, Adam B. Weinberger, Natalie M. Gallagher, Peter E. Turkeltaub. Thinking Cap Plus Thinking Zap: tDCS of Frontopolar Cortex Improves Creative Analogical Reasoning and Facilitates Conscious Augmentation of State Creativity in Verb Generation. Cerebral Cortex. (2016). DOI: 10.1093/cercor/bhw080.
 
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente