Tendencias21

Encuentran oro en hojas de eucalipto

Científicos australianos han descubierto que los eucaliptos obtienen partículas de oro de la tierra y las depositan en sus hojas y ramas. El hallazgo podría proporcionar una fórmula interesante de exploración mineral, una manera de saber, a través de las hojas, los depósitos de oro que puede haber enterrados, incluso a decenas de metros bajo tierra y bajo sedimentos de hasta 60 millones de años de antigüedad. Además, sería un método rentable y ecológico.

Encuentran oro en hojas de eucalipto

Científicos de la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation (CSIRO) de Australia, han descubierto que eucaliptos de la región Kalgoorlie, situada en el estado de Australia Occidental, obtienen partículas de oro de la tierra, a través de su sistema radicular (conjunto de raíces), y las depositan en sus hojas y ramas.

Según explica Mel Lintern, geoquímico autor del estudio, en un comunicado de CSIRO estos eucaliptos actuarían “como bombas hidráulicas”: se extienden hasta una profundidad de decenas de metros bajo el suelo y de él extraen agua que contiene oro. Como es probable que este metal sea tóxico para los árboles, éstos “trasladan a las hojas y las ramas para liberarlo o que acabe cayendo al suelo”.

Es poco probable que este hallazgo, detallado en la revista Nature Communications, provoque una nueva “fiebre del oro” como la de otros tiempos, porque las “pepitas” encontradas en las hojas de los eucaliptos tienen un tamaño aproximado de sólo una quinta parte del diámetro de un cabello humano.

Exploración mineral ecológica

Sin embargo, sí podría proporcionar una fórmula interesante de exploración mineral, una manera de saber, a través de las hojas, los depósitos de oro que puede haber enterrados, incluso a decenas de metros bajo tierra y bajo sedimentos de hasta 60 millones de años de antigüedad.

«Las hojas pueden usarse en combinación con otras herramientas como una técnica de exploración más rentable y ecológica», explica Lintern. «Mediante el muestreo y el análisis de la vegetación en busca de rastros de minerales, podemos hacernos una idea de lo que está sucediendo bajo la superficie, sin necesidad de perforar. Es una forma más específica de búsqueda de minerales que reduciría los costes y el impacto sobre el medio ambiente”.

Además, los «los eucaliptos son unos árboles tan comunes que esta técnica podría ser ampliamente aplicada por todo Australia. Y también se podría utilizar para encontrar otros metales, como el zinc y el cobre”, sigue diciendo el investigador.

Los investigadores hallaron el oro en las hojas de eucalipto gracias al detector Maia de rayos X para análisis elemental de CSIRO, ubicado en el Sincrotrón Australiano (un sincrotrón es un tipo de acelerador de partículas de circuito cerrado). El Sincrotrón produjo las imágenes que mostraron el oro, que de otro modo no se habría podido rastrear.

«Nuestro avanzado sistema de imágenes de rayos X permitió a los investigadores examinar las hojas y producir imágenes claras de los rastros de oro y otros metales, ubicados dentro de la estructura», añade otro de los autores del estudio, el científico del Sincrotrón Australiano, David Paterson.

Referencia bibliográfica:

Melvyn Lintern, Ravi Anand, Chris Ryan, David Paterson. Natural gold particles in Eucalyptus leaves and their relevance to exploration for buried gold deposits. Nature Communications (2013). DOI: 10.1038/ncomms3614.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario