Tendencias21

Extrafinos paneles de aislamiento térmico ahorrarán energía a los hogares

Ingenieros e investigadores de la organización alemana Fraunhofer-Gesellschaft han avanzado en una nueva tecnología que permitirá el desarrollo de paneles de aislamiento térmico al vacío. Entre las principales ventajas de éstos dispositivos están que son más delgados, eficientes y baratos que los paneles actuales. Estas características podrían facilitar su aplicación en múltiples campos, incluso en la construcción de viviendas particulares, donde hasta el momento sólo se empleaban los paneles de aislamiento térmico en casos muy concretos. Con ellos, podría lograrse un importante ahorro energético porque este sistema permite reducir los costes de la calefacción y del aire acondicionado. Por Pablo Javier Piacente.

Extrafinos paneles de aislamiento térmico ahorrarán energía a los hogares

Nuevos paneles de aislamiento térmico al vacío, desarrollados por especialistas de la organización alemana Fraunhofer-Gesellschaft, podrían ampliar el espectro de uso de estas soluciones al ser una tecnología más económica y eficiente, conformada por estructuras más delgadas que las que se habían utilizado hasta ahora. Todos estos beneficios multiplicarían su empleo en casas particulares, permitiendo un trascendente ahorro energético al disminuir los costes de calefacción y de ventilación.

En la actualidad, los paneles de aislamiento delgados y eficientes que se ofrecen en el mercado son caros, siendo productos de alta gama que solamente se incorporan en dispositivos muy específicos. Sin embargo, innovadores componentes y nuevas técnicas de producción podrían permitir el surgimiento de una generación de paneles más económicos, delgados y con mayores niveles de eficiencia.

El desarrollo fue realizado por un grupo de ingenieros e investigadores de Fraunhofer-Gesellschaft, como consecuencia de un problema advertido en Alemania. En este país, con el propósito de obtener un mayor ahorro energético, muchos propietarios de viviendas particulares se interesaron últimamente por la colocación de paneles de aislamiento.

Sin embargo, las alternativas que se ofrecen tienen varios inconvenientes. Por un lado, resultan onerosas y, por otro, los paneles no son lo suficientemente delgados como para evitar un impacto estético en las fachadas. Se trata de paneles con alrededor de 20 centímetros de espesor, que añaden volumen, y que generan cambios en la apariencia visual de las construcciones y edificios.

Nuevo proceso de producción

Junto a las variantes estéticas, los paneles de aislamiento convencionales producen gastos extra para los propietarios, por la necesidad de adaptarse a nuevos y más profundos marcos de ventanas o cambios en las buhardillas, entre otros detalles. Los paneles de aislamiento al vacío desarrollados en Fraunhofer-Gesellschaft eliminan todos estos inconvenientes.

Esto se debe a que poseen solamente dos centímetros de espesor, y sin embargo funcionan tan bien como una capa de aislamiento térmico clásico de 15 centímetros de espesor.

Mientras los modelos tradicionales emplean mayormente espuma de poliuretano, los nuevos paneles están confeccionados principalmente con sílice pirogénica.

Según el Dr. Klaus Noller, del Fraunhofer Institute for Process Engineering and Packaging IVV in Freising, y el Prof. Gerhard Sextl, del Fraunhofer Institute for Silicate Research ISC in Würzburg, es posible que próximamente estos paneles estén listos para una producción masiva rentable. La innovación ha sido difundida a través de una nota de prensa de la Fraunhofer-Gesellschaft, y también en un artículo publicado de Science Daily.

Según los expertos, las películas empleadas en los paneles son las que determinan la calidad, la duración y el precio de estas soluciones. Los especialistas explicaron que el método de producción actual es lento y caro, ya que tres de las cinco capas de plástico utilizadas en la mayoría de los modelos tienen que ser recubiertas con aluminio y adheridas. Esto requiere siete pasos de producción, lo que eleva el valor del producto final.

Aplicación industrial

El elevado precio de estos paneles los confina, por tanto, a un empleo muy específico en determinadas situaciones, en las que los costes pueden pasar a un segundo plano. Por el contrario, los nuevos paneles incluyen un sistema de películas mucho más fácil de producir, ya que se compone únicamente de dos láminas de plástico y tres capas de recubrimiento.

Además de aluminio y plástico, en esta nueva tecnología se emplea un material denominado Ormocer, desarrollado en el Fraunhofer Institute for Silicate Research ISC in Würzburg. Ormocer es un híbrido orgánico-inorgánico excepcionalmente firme y estable, siendo una solución perfecta para los paneles de aislamiento.

Por ejemplo, los gases y los líquidos no pueden penetrar fácilmente en las capas de Ormocer, garantizando un aislamiento más eficiente. Las películas que conforman los nuevos paneles pueden integrarse en sólo cinco etapas, abaratando el proceso de producción. De esta manera, el producto final es de mayor calidad y más barato que los paneles de aislamiento existentes en el mercado.

Cabe destacar que las películas y el proceso de producción de los paneles ya han sido patentados. Tan pronto como esta nueva solución se esté produciendo en grandes cantidades, el precio descenderá aún más. Noller y Sextl están convencidos de que estos paneles delgados serán de gran interés para la industria de la construcción. Por otro lado, los investigadores continúan trabajando para simplificar aún más el proceso de producción y para incrementar la vida útil de los paneles.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario