Tendencias21

Fósiles con forma de ocho pertenecen a nuestros primos lejanos

Más de 100 años después del descubrimiento de los fósiles más extraños del mundo, estos han sido por fin identificados… como parientes lejanos de los seres humanos. Todo gracias a la labor de los investigadores de la [Universidad de Adelaida. Con 500 millones de años de antigüedad, y se corresponden con unas criaturas acuáticas ciegas conocidos por los científicos como vetulicolios.

Fósiles con forma de ocho pertenecen a nuestros primos lejanos

Más de 100 años después del descubrimiento de los fósiles más extraños del mundo, estos han sido por fin identificados… como parientes lejanos de los seres humanos. Todo gracias a la labor de los investigadores de la Universidad de Adelaida.

Los fósiles tienen 500 millones de años de antigüedad y se corresponden con unas criaturas acuáticas ciegas conocidos por los científicos como vetulicolios, informa dicha Universidad en un comunicado.

Con auténtica apariencia de "alienígenas", estas criaturas marinas eran "filtradores", y tenían forma de número ocho. Su extraña anatomía ha hecho que nadie haya sido capaz de ubicarlas con precisión en el árbol de la vida, hasta el momento.

Ahora, en un artículo publicado por BMC Evolutionary Biology, los investigadores abogan por un cambio en la forma en que se han visto a estos raros seres, a los que sitúan en el mismo grupo que incluye a todos los vertebrados, entre los que se encuentra nuestra especie.

Biodiversidad en el Cámbrico

"Aunque no están directamente relacionados con el ser humano en la línea evolutiva, podemos confirmar que estas antiguas criaturas del agua son algunos de nuestros primos lejanos", afirma el autor principal del artículo, el Dr. Diego García-Bellido.

"Ellos son parientes cercanos de los vertebrados (aimales con columna vertebral, como nosotros mismos). Los vetulicolios tienen una larga cola sustentada por una vara rígida que se asemeja a una notocorda, que es el precursor de la columna vertebral y es exclusiva de los vertebrados y de sus familiares", añade el investigador.

Aunque los primeros ejemplares de vetulicola se analizaron en 1911, hubo que esperar hasta 1997 para que estos fósiles fueran descritos como un grupo aparte. Fósiles de este tipo han sido descubiertos en países de todo el mundo, como Canadá, Groenlandia, China y Australia.

Los últimos conocimientos sobre los vetulicolios se han derivado de nuevos fósiles descubiertos en la Isla Canguro de la costa de Australia del Sur, a la que los investigadores han bautizado como Nesonektris (en griego, "Isla del nadador").

"Los vetulicolios son una prueba más de que la vida tuvo una diversidad muy rica durante el período Cámbrico, en algunos aspectos más aún que hoy, con muchas ramas adicionales en el árbol evolutivo", señala García-Bellido. "Eran criaturas simples pero exitosas, extensas en número y en distribución por todo el mundo. Además, fueron uno de los primeros representantes de nuestros primos, entre los que se incluyen las ascidias y los sálpidos ".

Referencia bibliográfica:

Diego C García-Bellido, Michael S Y Lee, Gregory D Edgecombe, James B Jago, James G Gehling, John R Paterson. A new vetulicolian from Australia and its bearing on the chordate affinities of an enigmatic Cambrian group. BMC Evolutionary Biology (2014). DOI: 10.1186/s12862-014-0214-z.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario