Tendencias21
Hormigas robóticas podrían construir las primeras edificaciones en Marte

Hormigas robóticas podrían construir las primeras edificaciones en Marte

Un proyecto europeo ha dado los primeros pasos para crear enjambres de diminutos robots autónomos preparados para comunicarse entre sí y trabajara en equipo. En el proyecto I-SWARM colaboran ingenieros y científicos de varias empresas e instituciones europeas. Según sus creadores, una de las finalidades de estos robots, del tamaño de una hormiga, sería levantar las primeras construcciones en Marte ante una hipotética colonización del Planeta Rojo. Otros usos serían para reparar maquinaria, eliminar polución o administrar medicamentos en nuestro cuerpo. Por Raúl Morales.

Hormigas robóticas podrían construir las primeras edificaciones en Marte

Los recientes descubrimientos de agua o de una composición del suelo marciano parecido al de la Tierra han estimulado las imágenes de seres humanos colonizando un día el Planeta Rojo. Sin embargo, los ingenieros y científicos de diferentes disciplinas de un proyecto europeo están ideando pequeñas hormigas robóticas para, precisamente, habitar la superficie marciana. Se trata de una avanzadilla que podría encargarse de construir allí las primeras edificaciones para el ser humano.

“Estos pequeños robots trabajarían juntos y explorarían el planeta. Sabemos que hay agua y polvo; lo suficiente para empezar a construir estructuras, como casas para científicos”, comenta Marc Szymanski, de la Universidad de Karlsruhe, en Alemania, en declaraciones a ICT.

Szymanski forma parte del equipo europeo de investigadores que está desarrollando pequeños robots autónomos que pueden cooperar para realizar diferentes tareas, como hacen las termitas, las hormigas o las abejas para conseguir comida o construir sus nidos.

Bajo el paraguas del proyecto I-SWARM, el equipo ha creado 100 robots a escala de un centímetro y ha hecho importantes avances para construir enjambres de robots del tamaño de una hormiga. Parte de las investigaciones se han dirigido también a crear grupos de estos diminutos robots capaces de reconfigurarse solos y ensamblarse autónomamente formando un robot más grande. Los frutos de estos trabajos tendrán su continuidad en los proyectos Symbrion y Replicator, que forman parte del Séptimo Programa Marco de la UE.

Varias aplicaciones

La exploración de otros planetas es sólo una de las muchas aplicaciones que estos dispositivos pueden llegar tener, ya que pueden ajustar sus cometidos en función, por ejemplo, de los obstáculos que vayan encontrando en su camino.

“Los enjambres de robots son especialmente útiles en situaciones en las que se necesita una continuidad. Así, si un robot deja de funcionar, la misión no se pararía porque otro robot tomaría su sitio inmediatamente”, comenta Szymanski.

Según sus creadores, esto no es útil sólo en el espacio o en aguas oceánicas profundas. También puede aplicarse para reparar maquinaria, limpiar polución o llevar a cabo tratamientos dentro de nuestro cuerpo. Eso sí, todavía tiene que pasar tiempo para que veamos a estos robots trabajando en condiciones reales, como la hipotética colonización de Marte.

Como hacen las hormigas, que observan lo que hacen sus compañeras, siguen a una de ellas o dejan un rastro químico para transmitir cierta información a la colonia, estos robots serían capaces de comunicarse unos con otros y el resultado sería algo parecido a una percepción colectiva.

Los robots usan infrarrojos para comunicarse. Así, cuando uno se encuentra un obstáculo, por ejemplo, indica a los demás que lo rodeen para poder seguir su camino.

Movimiento por vibración

Un grupo de robots que el equipo llamó Jasmine, con un tamaño un poco mayor que una moneda de dos euros, usa ruedas para moverse. Los robots más pequeños, que miden solo 3 milímetros, se mueven mediante una vibración. Éstos últimos se mueven gracias a unos diminutos paneles solares. Jasmine, por su parte, incorpora una batería

“El asunto es la energía. Cuanto más complejo es lo que tienen que hacer, más energía necesitan. Un robot que necesita levantar algo usa motores que requieren mucha energía”, anota Szymanski, destacando que esta es una de las principales dificultades con las que se han encontrado.

En este sentido, el proyecto ha tenido que desarrollar un algoritmo especial para controlar unos robots de este tamaño, teniendo en cuenta las limitaciones que el procesador que incorporan tiene: sólo 8 kilobytes de memoria y dos kilobytes de memoria RAM, un millón de veces menos que un PC convencional.

Las pruebas hechas hasta el momento han demostrado que los robots son capaces de interactuar, aunque por el momento los socios del proyecto no han conseguido producirlos en masa.

En cualquier caso, Szymanski confía conseguir este objetivo pronto, ya que construir robots tan pequeños es casi como fabricar chips de ordenador. Su producción en masa aseguraría que su fabricación es relativamente barata y, entonces, se podrían empezar a preocupar por mandarlos a Marte.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Embriones de estrellas de mar se agrupan en un "cristal viviente" en forma de panal de abejas 14 julio, 2022
    Los científicos han observado que cuando múltiples embriones de estrellas de mar giran hacia la superficie del agua, gravitan entre sí y se ensamblan espontáneamente en una estructura cristalina sorprendentemente organizada. La formación creada recuerda a la estructura de los panales de abejas.
    Pablo Javier Piacente
  • Una extraña señal de radio proveniente del espacio profundo late como un corazón 14 julio, 2022
    Una nueva señal de radio que llega desde el espacio profundo vuelve a desafiar nuestra comprensión sobre estos misteriosos fenómenos: las nuevas ráfagas de radio rápidas (FRB) identificadas son reiteradas, más largas de lo habitual y, por primera vez, muestran picos periódicos que fueron notablemente precisos, emitiendo cada fracción de segundo con el ritmo de […]
    Pablo Javier Piacente
  • La basura en el espacio ya es un peligro real para las personas 14 julio, 2022
    El aumento de misiones espaciales y de la población humana ha convertido la basura que generan los cohetes en una amenaza real para las personas: objetos del tamaño de una lavadora no solo pueden alcanzar a personas en tierra, sino que también pueden impactar a un avión de pasajeros en pleno vuelo.
    Redacción T21
  • Descubierto en el desierto egipcio un tesoro científico sin precedentes 14 julio, 2022
    Una roca descubierta en 1996 podría ser el pedazo de una estrella que cayó en el Gran Mar de Arena en Egipto hace 28 millones de años. Denominada Hipatia, sería el primer rastro en la superficie terrestre de una explosión estelar insólita en la Vía Láctea.
    Redacción T21
  • Revelado el misterio del "Señor del Universo" de la antigua Palmira 13 julio, 2022
    Una misteriosa deidad de la antigua Palmira finalmente ha sido identificada: conocido como el "Señor del Universo", el nombre del Dios nunca se escribió directamente en los registros de la vieja ciudad, que floreció hace unos 2.000 años como un centro de comercio que conectaba el Imperio Romano con las rutas comerciales de Asia. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren sistemas estelares que replican el universo de “La guerra de las galaxias” 13 julio, 2022
    Un equipo internacional de astrónomos ha identificado el segundo y el tercer ejemplo conocidos hasta la fecha de un misterioso tipo de sistema estelar que comprende dos estrellas centrales que se orbitan entre sí, rodeadas por un enorme disco de gas y polvo. Si estas estrellas tuvieran planetas en su sistema y nos colocaríamos en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los halcones nos enseñan a construir aviones que no necesitarán pista de aterrizaje 13 julio, 2022
    Los científicos han replicado informáticamente las maniobras de aterrizaje de los halcones y aprendido cómo desarrollar aviones pequeños capaces de posarse como los pájaros, sin necesidad de una pista de aeropuerto.
    Redacción T21
  • Japón se propone construir en 2050 una mini Tierra en la Luna 13 julio, 2022
    Japón se ha lanzado al diseño de una mini Tierra en la Luna que replica en su interior la gravedad y las condiciones climáticas que existen en la Tierra. Con gravedad artificial, la colonia humana podrá reproducirse y vivir los mismos años que en nuestro planeta. Estará operativa en 2050.
    Redacción T21
  • Las primeras imágenes del telescopio James Webb cambian nuestra visión del universo 12 julio, 2022
    La NASA ha mostrado al mundo las primeras imágenes captadas por el Telescopio Espacial James Webb: junto a la imagen infrarroja más profunda del Universo hasta la fecha, reveló la atmósfera de un exoplaneta al detalle, el final de una estrella agonizante, los increíbles paisajes de un “vivero estelar” y fusiones e interacciones galácticas. Es […]
    Pablo Javier Piacente
  • La Tierra se habría formado a través de "semillas" de otros planetas 12 julio, 2022
    Un nuevo estudio sostiene que la Tierra no se formó mediante la acumulación de asteroides, como indican las teorías más aceptadas actualmente, sino mediante el agregado de planetesimales, que son las "semillas" de nuevos planetas que han crecido a un tamaño lo suficientemente grande como para tener un núcleo diferenciado. Esta visión permitiría explicar mejor […]
    Pablo Javier Piacente