Tendencias21
Identificadas las causas genéticas de la falta de sueño

Identificadas las causas genéticas de la falta de sueño

Un equipo internacional de investigadores ha identificado 47 rasgos de nuestro código genético vinculados con la calidad, la cantidad y los patrones del sueño. Un mal descanso puede relacionarse con la obesidad o con trastornos psiquiátricos.

Identificadas las causas genéticas de la falta de sueño

Un estudio internacional, dirigido por científicos de la Universidad de Exeter (Reino Unido), ha descubierto 47 rasgos de nuestro código genético relacionados con la calidad, la cantidad y los patrones del sueño. Algunos de ellos podrían ser los responsables de un mal descanso.
 

Este ha sido el estudio genético más amplio realizado hasta la fecha que ha empleado datos de acelerómetros para investigar el sueño. Estos dispositivos, similares los que se usan como relojes de pulsera para medir el rendimiento del ejercicio físico, registran los niveles de actividad de los pacientes durante toda la noche.
 

Los resultados de la investigación, en la que también han participado centros especializados de Estados Unidos Países Bajos, Francia y Suiza,  han revelado diez nuevos genes relacionados con la duración del sueño y 26 con la calidad del mismo.
 

«Sabemos que dormir lo suficiente mejora nuestra salud y bienestar, pero aún sabemos relativamente poco sobre los mecanismos que influyen en cómo dormimos”, señala en un comunicado el doctor Andrew Wood, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter. “Los cambios en la calidad del sueño, la cantidad y el tiempo están fuertemente asociados con varias enfermedades como la diabetes y la obesidad y los trastornos psiquiátricos”.

El gen PDE11A y el diámetro de la cintura
 

Los investigadores analizaron los datos que registraron los acelerómetros de más de 90.000 participantes, quienes emplearon el dispositivo durante una semana. Este tipo de medición es más detallado que el empleado en otras investigaciones anteriores, basadas en las descripciones de los propios participantes sobre sus hábitos de sueño.
 

Entre las regiones genómicas descubiertas (entendidas como zonas del ADN cromosómico que contienen varios genes) se encuentra un gen llamado PDE11A. El equipo de investigación descubrió que una variante poco común de este gen afecta tanto a la duración del sueño como a su calidad.
 

El gen ha sido identificado previamente como un posible objetivo farmacológico para el tratamiento de personas con trastornos neuropsiquiátricos asociados con la estabilidad del estado de ánimo y los comportamientos sociales.
 

El estudio también reveló que, entre las personas con la misma circunferencia de cadera, una circunferencia de cintura mayor se traduce en menos tiempo de sueño. En concreto, por cada centímetro más en la medida del abdomen, se restan cuatro segundos de la media de descanso.
 

El sueño y la felicidad
 

Las regiones genéticas relacionadas con la calidad del sueño también están relacionadas con la producción de serotonina, un neurotransmisor asociado con la felicidad y el bienestar. Se sabe que la serotonina desempeña un papel clave en los ciclos de sueño y, está comprobado que ayuda a favorecer un sueño más profundo y reparador.
 

“Este estudio brindará nuevas perspectivas sobre el papel molecular del sueño en los seres humanos”, explica el doctor Samuel Jones, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter. “Es parte de un equipo de trabajo emergente que podría desarrollar nuevos tratamientos para el sueño y la salud en general».
 

Referencia

Genetic studies of accelerometer-based sleep measures yield new insights into human sleep behaviour. S. E. Jones et al. Nature Communications, 5 April 2019. DOI: https://doi.org/10.1038/s41467-019-09576-1.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente