Tendencias21
La física intuitiva deja su huella en nuestras fantasías

La física intuitiva deja su huella en nuestras fantasías

Nuestras fantasías se rigen por la física intuitiva, nuestro sentido innato de cómo funciona el mundo: hasta en Harry Potter hay gravedad porque nuestra imaginación está limitada por la percepción.

La física intuitiva deja su huella en nuestras fantasías

Las personas recurrimos frecuentemente a la imaginación para suponer cómo serían las cosas en otros mundos de fantasía: pensamos que las personas pueden volar, que es posible hacer levitar a una rana o convertirla en piedra.

Son episodios muy corrientes en los mundos fantásticos que gustan tanto a niños como a mayores y que no sólo sirven de entretenimiento: también desvelan secretos de cómo nuestro cerebro organiza la elaboración de esos escenarios.

Este proceder ha sido analizado en diferentes estudios realizados en el pasado. Por ejemplo, tal como explicamos en otro artículo, se sabe que la actividad cerebral fluye en sentido contrario cuando imaginamos algo.

En ese momento, se produce un aumento del flujo de información desde el lóbulo parietal del cerebro hacia el lóbulo occipital, justo al contrario de lo que ocurre cuando recreamos mentalmente imágenes reales.

Imaginarios, pero menos

Una investigación desarrollada ahora en la Universidad de Harvard, y publicada en PLOS ONE, ha descubierto que esos mundos imaginarios son en gran parte reflejo del mundo que percibimos y no tan alejados de las leyes que rigen la física ordinaria.

Lo ha descubierto porque ha constatado que, cuando imaginamos, recurrimos a lo que se llama física intuitiva, una especie de sentido innato que nos permite saber espontáneamente  cómo funciona el mundo físico.

Gracias a esta física intuitiva, hasta un niño pequeño entiende que hay ciertas reglas en el mundo: por ejemplo, si suelta un juguete, inexorablemente se cae al suelo. Un coche grande pesa más que uno pequeño, y no es posible atravesar ni siquiera a los superhéroes que tiene en sus manos.

Esta física intuitiva la ejercemos incluso cuando soñamos mundos imaginarios: Superman, por ejemplo, a pesar de sus poderes, no puede llegar de un salto a Krypton (su planeta de origen). Al igual que los humanos, debe recorrer un trecho si quiere visitarlo. Hasta en Harry Potter la gravedad existe.

Los investigadores de Harvard sugieren que, si bien investigaciones anteriores han demostrado que las personas confían en su conocimiento del mundo real para construir mundos imaginarios, una forma importante de hacerlo es recurriendo a la innata física intuitiva.

Esfuerzo diferente

Señalan en su artículo que “cuando las personas juzgan la plausibilidad de una violación física particular en un mundo mágico, pueden considerar la cantidad de fuerza o esfuerzo que su teoría intuitiva de la física sugiere que sería necesario para lograr ese cambio en el mundo real”.

Por ejemplo, aun cuando estamos en el mundo imaginario, pensamos que se requiere menos esfuerzo para hacer levitar a una rana que para convertirla en piedra. Por eso en muchos cuentos, los aprendices de brujos o magos empiezan a practicar con la levitación.

Es una suposición implícita en el relato mágico que tiene su base en la física intuitiva que nos acompaña desde los primeros años de nuestra vida, según ha establecido esta investigación.

Por este motivo, los autores consideran que el sentido intuitivo no solo respalda nuestra comprensión del mundo «real», sino que también conforma la ficción que creamos con nuestra imaginación.

Tomer Ullman, autor principal de esta investigación, lo explica así en un comunicado : “Básicamente, cuando construimos el lienzo de un mundo imaginario, importamos algunas cosas de nuestro mundo, por lo que si bien hay algunas cosas que han cambiado, como el hecho de que las personas puedan realizar magia, hay otras cosas que asumimos».

Tres estudios

Esta constatación se obtuvo mediante un experimento poco ortodoxo desarrollado con una serie de voluntarios, a los que se pidió que clasificaran diferentes hechizos, como hacer levitar a una rana o convertirla en un ratón, según su dificultad.

Los resultados de este experimento mostraron que todos los participantes coincidían en que cuesta más trabajo conseguir algunos efectos mágicos que otros: es más sencillo cambiar el color de una rana que convertirla en un conejo.

La investigación tuvo en cuenta también la posibilidad de que esa valoración estuviera condicionada por relatos de mundos ficticios conocidos por la literatura o el cine y descubrió que la influencia de esta cultura fue mínima en el resultado.

En un segundo experimento, se preguntó a los voluntarios sobre los mismos hechizos, pero con vacas en vez de ranas. Y la valoración del esfuerzo necesario para conseguir el efecto mágico era el mismo que con el de las ranas: es más sencillo hacer levitar a una vaca que convertirla en un elefante.

En un tercer experimento, los investigadores replicaron con muchos más voluntarios el primer ejercicio (con ranas) y los resultados fueron idénticos que los obtenidos con menos voluntarios.

Conocimientos innatos

Estos resultados coinciden con los obtenidos tras décadas de investigación, según los cuales los niños pequeños, incluso de solo 4 meses de edad, ya poseen cierta jerarquía cuando se trata de emplear la física intuitiva.

Comprender cómo funcionan esos sentidos intuitivos y de dónde provienen podrá ayudar a arrojar nueva luz sobre cómo funciona el cerebro, señalan los investigadores.

Una vez establecido que sin física intuitiva no hay mundos imaginarios, los investigadores plantean que cuando fantaseamos usamos por un lado conocimientos innatos y por otro lado conocimientos adquiridos a lo largo de la vida, aunque sea muy corta.

Tal vez por este motivo, el cerebro despliegue un esfuerzo diferente cuando imaginamos: según otra investigación publicada en PNAS en 2013, en ese momento, una red neuronal se activa por todo el cerebro y manipula conscientemente las imágenes de nuestra fantasía.

Referencia

Judgments of effort for magical violations of intuitive physics. John McCoy, Tomer Ullman. PLOS ONE 14(5): e0217513. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0217513

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente