Tendencias21
La memoria espacial se altera en entornos irregulares

La memoria espacial se altera en entornos irregulares

Nuestra memoria espacial se altera cuando recorremos entornos irregulares: desconfiguran los mapas mentales y dificultan nuestra orientación. Y puede que también nuestros pensamientos.

La memoria espacial se altera en entornos irregulares

Investigadores del Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales Humanas, así como del University College London y del Instituto de Neurociencias Kavli de Trondheim (Noruega), han comprobado que la memoria espacial se distorsiona cuando navegamos por entornos geométricamente irregulares. Los resultados se publican en la revista Nature Human Behavior.

En 2014,  Edvard Moser fue  galardonado con el Nobel de Medicina por su descubrimiento del GPS del cerebro: comprobó,  junto a su entonces esposa, May Britt, y al neurocientífico  John O’Keefe, que unas neuronas específicas se activan cuando las ratas recorren un entorno y constituyen un sistema de coordenadas que les permite la navegación espacial.

Tal como informamos en otro artículo, investigaciones posteriores confirmaron no sólo que ese GPS cerebral existe también en los seres humanos, sino que se activa asimismo cuando aprendemos nuevos conceptos y símbolos.

Eso significa, según los autores de esa investigación, que nuestro cerebro organiza los pensamientos de la misma forma que los objetos situados en un entorno: forma espacios cognitivos llenos de mapas que nos sirven de orientación, tanto para navegar por el mundo de los objetos como por el de las ideas.

La cuestión que no resuelve la nueva investigación es si la organización de pensamientos se ve alterada también en entornos geométricamente irregulares, tal como sucede con la memoria espacial.

Buscando patrones

La nueva investigación se ha adentrado en la arquitectura de los mapas mentales para comprender mejor las transformaciones que sufren en entornos irregulares.

Los mapas mentales que forma el cerebro para recordar dónde ocurrieron nuestras experiencias importantes, están formados por las así llamadas celdas de cuadrícula, que se activan cuando pasamos por un sitio para marcar en la memoria su ubicación y recordarla más adelante si hiciera falta.

El cerebro forma así un patrón de actividad neuronal que se activa según nuestros desplazamientos para que sepamos dónde hemos dejado aparcado el coche o dónde está la parada de autobús.

Ese patrón de actividad neuronal consiste en hexágonos que forman una estructura de red simétrica que pretende replicar el entorno en el que desenvolvemos nuestra experiencia.

Antecedentes

En un experimento anterior, realizado por neurocientíficos ingleses, se observó que, en determinadas circunstancias, las celdas de cuadrícula de los cerebros de las ratas pierden su simetría hexagonal y se reorganizan de manera más irregular, perjudicando así su memoria espacial.

Si, por ejemplo, una rata navega a través de una caja cuadrada, su cerebro forma un patrón de cuadrícula perfecto y su memoria espacial es correcta.

Pero si se mueve a través de un recinto trapezoidal (un cuadrilátero que tiene dos lados paralelos y otros dos que no lo son), el patrón de cuadrícula se desconfigura y ocasiona desperfectos en la memoria espacial: el roedor tiene dificultades para recordar por dónde ha pasado.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, los autores de la nueva investigación quisieron saber si, en el caso de los humanos, nuestros mapas mentales también se desconfiguran cuando el espacio donde desenvolvemos nuestra experiencia es irregular, y ocasionan distorsiones en la memoria espacial.

Experimento virtual

Para averiguarlo, desarrollaron un experimento con realidad virtual, en el que un grupo de voluntarios tenían que desenvolverse en distintos espacios virtuales y aprender a posicionarse en cada uno de ellos, según se explica en un comunicado.

En una primera fase, todos los desplazamientos se desarrollaron en un entorno cuadrado, pero en una segunda fase, los voluntarios se desenvolvieron en un entorno trapezoidal.

Todos los participantes llevaban gafas de realidad virtual y navegaban por los entornos virtuales utilizando una plataforma de movimiento de 360​​°.

Cada entorno contenía seis objetos y los voluntarios tuvieron que aprender qué objeto pertenecía a qué posición en el entorno de cada experiencia.

Replicando el cerebro de roedores

Tal como se esperaba, al comparar los resultados de ambas experiencias, los investigadores comprobaron que los mapas mentales del cerebro humano también se distorsionan en un espacio irregular, como el de un trapecio geométrico.

Los científicos querían saber también si esta alteración de la memoria espacial afectaba a los recuerdos incluso después de haber salido del entorno geométricamente irregular.

Para ello, pidieron a los participantes que estimaran la distancia entre diferentes pares de objetos.  Esos objetos conservaban entre sí la misma distancia que tenían durante las experiencias de navegación por entornos regulares e irregulares.

Y comprobaron que los voluntarios recordaban que las distancias entre pares de objetos eran mayores que las reales, porque su memoria espacial se había visto afectada por la distorsión geométrica irregular del entorno virtual.

Eso significa, según los investigadores, que los recuerdos aprendidos dentro de un sistema de coordenadas distorsionado también se distorsionan cuando se evocan más tarde.

Mapas mentales y distorsiones

En resumen, podemos decir que el cerebro crea mapas mentales para orientar nuestra navegación y que esos mapas mentales se forman mediante figuras geométricas regulares que reflejan el entorno en el que vivimos una experiencia.

También podemos decir que esos mapas mentales se forman no sólo para navegar por espacios físicos, sino también por el mundo de las ideas, y que se distorsionan cuando recorremos entornos geométricamente irregulares.

Cuando eso ocurre, nuestra memoria espacial se altera y pierde capacidad, pero todavía no sabemos si cuando recorremos espacios irregulares se altera también nuestra cognición y caemos en esos momentos en los que divagamos con pensamientos y opiniones desorganizadas.

Referencia

Deforming the metric of cognitive maps distorts memory. Jacob L. S. Bellmund et al. Nature Human Behaviour (2019). DOI:https://doi.org/10.1038/s41562-019-0767-3

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente