Tendencias21

La luz azul aumenta la actividad cerebral hasta 40 minutos después de aplicarse

Un estudio realizado en EE.UU. ha descubierto que la exposición a luz azul aumenta la actividad cerebral en dos regiones, hasta 40 minutos después de que se acabe la misma. Según las investigadoras, podría utilizarse luz blanca enriquecida con luz azul en lugares en los que se deben tomar decisiones de forma rápida, como una sala de operaciones.

La luz azul aumenta la actividad cerebral hasta 40 minutos después de aplicarse

Un estudio ha descubierto que la exposición a la longitud de onda de la luz azul da lugar a aumentos en la actividad cerebral de la corteza prefrontal dorsolateral y de la corteza prefrontal ventrolateral cuando los participantes participan en una tarea cognitiva posterior al cese de la exposición a la luz.

Los resultados también muestran que una breve exposición puntual a luz azul durante media hora es suficiente para producir cambios mensurables en los tiempos de reacción y respuestas más eficientes (contestar correctamente más preguntas por segundo) en situaciones de gran carga cognitiva posteriores a la exposición a la luz. Por otra parte, estas mejoras se asociaron directamente con cambios medibles en la activación de la corteza prefrontal.

«Los estudios anteriores sólo se centraban en los efectos de la luz durante el período de exposición. Nuestro estudio se suma a estas investigaciones, mostrando que estos efectos beneficiosos de la longitud de onda de luz azul pueden durar hasta 40 minutos después del período de exposición», dice la autora principal Anna Alkozei, becaria postdoctoral en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Arizona (EE.UU.).

Posibles aplicaciones

«Podría utilizarse luz blanca enriquecida con luz azul en una variedad de lugares de trabajo, en los que el estado de alerta y la rápida toma de decisiones son importantes, como las cabinas de piloto, salas de operaciones, o en temas militares. También podría usarse en entornos donde no existe la luz solar natural, tales como la Estación Espacial Internacional», añade Alkozei en una nota de prensa de la Asociación Americana de Medicina del Sueño (AASM).

«Es importante destacar que nuestros resultados sugieren que el uso de la luz azul antes de tener que llevar a cabo procesos cognitivos importantes puede afectar al funcionamiento cognitivo, hasta más de media hora después de que termine el período de exposición. Esto puede ser útil en una amplia gama de situaciones en las que la exposición aguda a la luz azul no es una opción viable».

El resumen de esta investigación ha sido publicado recientemente en un suplemento de la revista Sleep y será presentado el domingo, 12 de junio y miércoles, 15 de junio, en Denver en SLEEP 2016, la reunión del 30 Aniversario del profesional asociado de las sociedades del sueño LLC (APSS).

«Estos hallazgos son importantes, pues enlazan los efectos conductuales agudos que provoca la luz azul con una mayor activación de los sistemas corticales clave, implicados en la cognición y el control mental», señala por su parte William D. S. Killgore, autor e investigador principal del proyecto.

El estudio fue realizado con 35 adultos sanos de edades comprendidas entre los 18 y 32 años. Los participantes fueron asignados al azar para recibir una exposición de 30 minutos a cualquiera de estas luces: azul (activo) o ámbar (placebo); y acto seguido se les encomendó una tarea de memoria de trabajo al tiempo que eran sometidos a una resonancia magnética funcional (fMRI) que determinó la actividad de sus cerebros.

Referencia bibliográfica:

Anna Alkozei et al.: Exposure to Blue Wavelength Light is Associated with Increased Dorsolateral Prefrontal Cortex Responses, and Increases in Response times During a Working Memory Task. Sleep (2016).

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente