Tendencias21

La nave de exploración científica Maven entra con éxito en la órbita de Marte

La nave de la NASA Maven se insertó anoche con éxito en la órbita de Marte, después de completar 10 meses de viaje interplanetario. Durante un año terrestre tomará mediciones de la atmósfera superior del planeta, para intentar entender cómo ha evolucionado el clima con el tiempo, y cómo ha afectado a la superficie de Marte y a su posible habitabilidad.

La nave de exploración científica Maven entra con éxito en la órbita de Marte

La nave de la NASA Atmósfera y Evolución Volátil de Marte (Maven) entró con éxito anoche en la órbita de Marte, donde ahora se preparará para estudiar la atmósfera superior del planeta rojo como nunca antes se ha hecho. Maven es la primera nave espacial dedicada a la exploración de la tenue atmósfera superior de Marte.

"Al ser el primer orbitador dedicado a estudiar la atmósfera superior de Marte, Maven mejorará enormemente nuestra comprensión de la historia de la atmósfera marciana, de cómo ha cambiado el clima con el tiempo, y cómo ha influido eso en la evolución de la superficie y en la posible habitabilidad del planeta", señala el administrador de la NASA Charles Bolden, en la nota de prensa oficial. "Asimismo, ayudará a conformar una futura misión con seres humanos al planeta rojo en la década de 2030."

Después de un viaje de 10 meses, anoche se recibió la confirmación de que Maven se había insertado en la órbita con éxito, a partir de datos observados en el centro de operaciones de la empresa Lockheed Martin en Littleton (Colorado, EE.UU.), así como del seguimiento de los datos monitorizados desde las instalaciones de navegación del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL) en Pasadena (California). Los datos de telemetría y seguimiento fueron recibidos en la estación Deep Space Network de la NASA en Canberra (Australia).

"La NASA tiene una larga historia de descubrimientos científicos en Marte y la llegada sin problemas de Maven abre un nuevo capítulo", apunta John Grunsfeld, astronauta y administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en la sede de la agencia en Washington. "Maven completará el trabajo de otros exploradores robóticos marcianos de la NASA -y los de nuestros socios de todo el mundo- para responder a algunas preguntas fundamentales sobre Marte y la vida más allá de la Tierra."

Puesta en marcha

Tras la inserción en órbita, Maven comenzará una fase de puesta en marcha de seis semanas que incluirá maniobras hacia su órbita científica final y la prueba de los instrumentos y los comandos científicos.

Maven comenzará entonces su misión principal, que durará un año terrestre, tomando medidas de la composición, la estructura y el escape de los gases de la atmósfera superior de Marte y de su interacción con el Sol y el viento solar.

"Han tenido que pasar 11 años desde que se ideó Maven para tener la nave en órbita de Marte", recuerda Bruce Jakosky, investigador principal de Maven, del Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de la Universidad de Colorado en Boulder.

La misión principal incluye cinco campañas de "inmersión profunda", en la que la periapsis de Maven, u órbita de más baja altura, se reducirá de 150 kilómetros (93 millas) a cerca de 125 (77). Estas medidas proporcionarán información de dónde se juntan las atmósferas superior e inferior, dando a los científicos un perfil completo del nivel superior.

"Ha sido un gran día para Maven", dijo David Mitchell, director del proyecto, desde el Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA, en Maryland. "Felicitaciones al equipo por un trabajo bien hecho hoy".

Maven fue lanzada el 18 de noviembre de 2013, desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida, llevando tres paquetes de instrumentos: El Paquete de Partículas y Campos, elaborado por la Universidad de California en Berkeley con el apoyo de la Universidad de Colorado y el Centro Goddard, contiene seis instrumentos que caracterizarán el viento solar y la ionosfera del planeta; el Paquete de Teledetección, elaborado en la Universidad de Colorado, identificará las características presentes en la atmósfera superior y la ionosfera; por último, el Espectrómetro de Masas de Iones y de Gas Neutral, proporcionado por Goddard, medirá la composición y los isótopos de las partículas atómicas.

El Centro Goddard de la NASA en Greenbelt (Maryland) dirige el proyecto, mientras que la empresa Lockheed Martin construyó la nave espacial y es responsable de operaciones.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren un fármaco de animación suspendida que imita la hibernación 14 febrero, 2024
    Descubren un fármaco de "animación suspendida" que imita la hibernación y podría mejorar el trasplante de órganos, asegurar la supervivencia ante lesiones traumáticas y facilitar los viajes espaciales de larga duración.
    Redacción T21
  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente