Tendencias21
La soledad altera la red social de nuestro cerebro

La soledad altera la red social de nuestro cerebro

El cerebro construye una red social con las personas de nuestro entorno, representando intensamente aquellas con las que nos sentimos más unidos. Pero cuando estamos aislados se diluye la representación neuronal de los demás y de nosotros mismos.

Un estudio desarrollado en el Laboratorio de Neurociencia Social de la Universidad de Dartmouth (USA) revela que cuanto más cerca nos sentimos emocionalmente de las personas, mejor están representadas en nuestro cerebro.

Los datos también apuntan a que las personas que se sienten desconectadas socialmente, o que tienen pocos amigos y vida social, registran una auto-representación neuronal más solitaria. Los hallazgos han sido publicados en el Journal of Neuroscience.

En concreto, dicen los autores del estudio, si tuviéramos un sello de la actividad neuronal que reflejara nuestra autorrepresentación en el cerebro, y otro que reflejara la de las otras personas con las que nos relacionamos, para la mayoría de los humanos los sellos de actividad neuronal resultarían casi similares.

Sin embargo, la actividad neuronal de las personas solitarias sería diferente. Meghan L. Meyer, autora principal de este estudio, destaca al respecto que la actividad neuronal de las personas más solitarias, realmente se diferencia del resto más sociables.

Metodología

Los participantes del estudio, 50 voluntarios que tenían entre 18 y 47 años, acordaron someterse a un examen por fMRI (imagen de resonancia magnética funcional). Previamente, se les pidió que designaran a cinco personas de su entorno y luego que eligieran a otras cinco personas famosas con las que no tenían una relación social directa.

Durante el examen fMRI, los voluntarios tuvieron que hacer un juicio de valor sobre sus familiares y las personas famosas, en particular evaluando su simpatía, en base a una escala del 1 al 4. Los participantes también aplicaron este sistema de evaluación a su propia personalidad.

Resultados

Este análisis desveló que el cerebro agrupa las representaciones mentales de las personas en tres grupos o clasificaciones diferentes; 1) uno mismo, 2) la propia red social privada de conocidos y 3) personas conocidas por todos como las celebridades.

También que cuanto más cerca se sentían los participantes de una persona, sus cerebros lograban analizar a este individuo de una manera similar a la utilizada cuando representan su propia personalidad.

Los resultados demostraron también que, cuanto más empatizaban los voluntarios con las personas propuestas, más se parecían sus funciones cerebrales entre sí, especialmente el cerebro social, la corteza prefrontal medial y la región asociada con el concepto de sí mismo.

Hay que recordar que la corteza prefrontal medial participa directamente en el control de la alerta, que suele verse afectada en personas que presentan alteraciones conductuales, como los pacientes con estrés postraumático.

Cerebro solitario, diferente

En contraste, las personas que informaron sentirse solas tenían menos similitudes neuronales con los demás voluntarios en la corteza prefrontal medial, un área del cerebro asociada con el concepto de sí mismo.

Igualmente, las personas solitarias presentaron menos similitudes neuronales entre ellos e incluso, las demarcaciones entre los tres grupos de clasificación resultaron más borrosas e imprecisas en su actividad neuronal.

Es decir, cuanto más solitarias son las personas, menos parecido se aprecia en su cerebro cuando piensan en ellos mismos y también en los demás.

Los sujetos solitarios activaban áreas muy distintas cuando tenían que pensar en ellos mismos que cuando lo debían hacer en otras personas, como si la representación de sí mismos en su cerebro estuviera más desconectada en relación a esos otros sujetos.

Patrón neuronal social

Cuando las personas mantienen relaciones cercanas con terceros, el patrón neuronal parece coincidir con el registrado cuando se les hacía pensar en ellos mismos.

En conclusión, podemos afirmar, siguiendo este estudio, que la actividad cerebral relacionada con pensar en uno mismo es muy diferente de la actividad cerebral relacionada con pensar en otras personas, mientras que la actividad cerebral de pensar en otros es muy similar en todas las categorías sociales, menos en el caso de las personas aisladas.

Meghan L. Meyer,  concluye en un comunicado: «Si tuviéramos un sello de actividad neuronal que reflejara tu autorrepresentación y uno que reflejara el de las personas con las que estás cerca, para la mayoría de nosotros, nuestros sellos de actividad neuronal se verían bastante similares. Sin embargo, para las personas más solitarias, la actividad neuronal realmente se diferenciará de la de otras personas”.

 

Referencia

Self-other representation in the social brain reflects social connection. Andrea L. Courtney and Meghan L. Meyer. Journal of Neuroscience 15 June 2020,  JN-RM-2826-9. DOI:https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.2826-19.2020

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Imprimen en 3D el primer tejido cerebral humano funcional 6 febrero, 2024
    Científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison han impreso en 3D tejido cerebral que crece y funciona como el tejido cerebral humano. Las neuronas impresas se comunican entre ellas como si estuvieran en un tejido biológico. Este desarrollo perfecciona la técnica de los organoides cerebrales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La brecha ecológica de género lastra la solución de la crisis planetaria 6 febrero, 2024
    Las mujeres son las más afectadas por el cambio climático y las que más tienen que aportar a la solución de la crisis planetaria. Aunque siguen excluidas mayoritariamente de los ámbitos de decisión medioambientales y de la ciencia del clima, no callan y actúan. Esta es su historia.
    Alicia Domínguez y Eduardo Costas.
  • Crean una máquina del tiempo evolutiva con los genomas de 51 especies de vertebrados 5 febrero, 2024
    Los investigadores acaban de mapear los genomas de 51 especies animales, incluyendo gatos, delfines, canguros, pingüinos, tiburones y tortugas: el descubrimiento tendría enormes implicaciones para comprender la salud y la evolución humanas, además de crear una "máquina del tiempo evolutiva".
    Pablo Javier Piacente
  • Nanopartículas en rocas antiguas esconden los secretos de la vida 5 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto que nanopartículas presentes en algunas de las rocas más antiguas del mundo ocultan pistas sobre los orígenes de la vida: los hallazgos podrían explicar por qué el fósforo se convirtió en un componente importante de la vida y cómo las moléculas se unieron por primera vez para formar ARN primitivo, en […]
    Pablo Javier Piacente