Tendencias21
Las redes sociales desvelan cómo se organiza el genoma

Las redes sociales desvelan cómo se organiza el genoma

El algoritmo que usa Facebook para relacionar a los miembros de esta red social ha sido adaptado para identificar cómo el ADN y las proteínas están interconectados en comunidades dentro del núcleo celular.

Biólogos computacionales de la Universidad Carnegie Mellon han tomado un algoritmo utilizado para estudiar las redes sociales, como las comunidades de Facebook, y lo han adaptado para comprender la organización y funcionamiento de los genes.

Han desarrollado un algoritmo similar al que utiliza Facebook para conectar a sus usuarios en un radio determinado, para identificar cómo el ADN, las proteínas y otros componentes del núcleo forman complejas comunidades interconectadas entre sí.  

“El comportamiento de comunidades como Facebook puede resultar clave para entender los procesos celulares básicos y los mecanismos de las enfermedades, como el envejecimiento y el desarrollo del cáncer”, explica Jian Ma, profesor asociado del Departamento de Biología Computacional de la CMU.

Sin embargo, analizar la complejidad del ADN requiere de técnicas informáticas específicas, propia de la ciencia de datos, que solo pueden ser recabadas mediante herramientas algorítmicas funcionales.

Gemelo de Facebook

El algoritmo que tomaron los expertos como modelo fue el de la red social de Mark Zuckerberg, puesto que su funcionalidad se acerca exactamente al entendimiento que querían alcanzar.

El algoritmo utiliza la información de los perfiles de los usuarios y los relaciona entre sí para elaborar un patrón de seguimiento y construir comunidades con miembros situados cerca de un mismo radio, categorías o intereses compartidos.  

Justamente, los biólogos requerían de una técnica similar que pudiera visibilizar no solo la proximidad de varios elementos, sino también valores complejos como proteínas reguladoras, factores de transcripción y disposición espacial.

Así surgió el algoritmo, al que llamaron MOCHI, con el objetivo de  subdividir los componentes nucleares entrelazados en comunidades, según informan en un comunicado.

El algoritmo MOCHI examina la disposición espacial de todos los genes y los factores de transcripción del núcleo celular, basado en interacciones cromosómicas de todo el genoma y redes reguladoras genéticas globales.

Luego que esta información es visualizada por medio de un gráfico 3D, el algoritmo busca ciertos subgráficos o “motivos”, dentro de él.

Un motivo podría ser, por ejemplo, una forma triangular (como es habitual en el análisis de redes sociales) o un subgráfico de cuatro nodos, que el algoritmo utiliza para analizar redes complejas en el núcleo celular.

Por último, el algoritmo agrupa o subdivide el gráfico de forma tal que minimiza la interrupción de estos motivos.

Al igual los marineros trabajan juntos con cuerdas para realizar tareas a bordo del barco, las proteínas trabajan con los cromosomas como una comunidad en el núcleo de una célula para llevar a cabo funciones celulares. Un algoritmo que imita al de Facebook ha identificado estas comunidades. Crédito: Ella Marushchenko.

Resultados alentadores

Así como el algoritmo original demostró ser hábil para identificar comunidades dentro de una gran masa de datos de redes sociales, MOCHI identificó lo que parecen ser cientos de comunidades dentro de los núcleos de estos tipos celulares.

Hasta el momento, los investigadores no saben lo que cada comunidad podría hacer, pero dicen que tienen razones para creer que las subdivisiones hechas por MOCHI son válidas.

“Hay una razón por la que estas comunidades se forman en el núcleo”, aseguró Ma.

Y añadió: “Todavía no conocemos los mecanismos de formación de estas comunidades, pero comprenderlos podría ayudar a delinear los procesos celulares fundamentales y sugerir posibles maneras de entender mejor el desarrollo de una enfermedad”.

Referencia

MOCHI permite la detección de módulos interactome heterogéneos en nucleome 3D. Dechao Tiam, et al. Advance January 6, 2020, doi: 10.1101/gr.250316.119



RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El envejecimiento también es cosa del azar 15 mayo, 2024
    ¿Cómo funciona el envejecimiento? Los científicos del Grupo de Excelencia para la Investigación del Envejecimiento CECAD han descubierto que el azar es más importante en el proceso de envejecimiento de lo que se pensaba anteriormente.
    Redacción T21
  • Revelan el misterio de las "manchas gigantes" en el Océano Pacífico 14 mayo, 2024
    Un grupo de manchas de agua extremadamente cálidas en el Océano Pacífico han tenido un efecto desastroso en los ecosistemas marinos desde 2010. Ahora, una nueva investigación sugiere que, paradójicamente, una de las causas de su formación habría sido la reducción en las emisiones de aerosoles en China, junto al calentamiento global.
    Pablo Javier Piacente
  • El Universo podría ser como un enorme dónut 14 mayo, 2024
    Un nuevo estudio explora posibles formas inusuales que podrían caracterizar al Universo: una alternativa es que presente una geometría compleja e irregular similar a un dónut o rosquilla. En ese escenario cósmico, sería posible observar dos características al mismo tiempo en distintos lugares, como un mágico "juego de espejos".
    Pablo Javier Piacente
  • Los fantasmas digitales son una potencial amenaza para sus familiares vivos 14 mayo, 2024
    Investigadores de la Universidad de Cambridge advierten que la emergente "industria digital del más allá" puede causar daños sociales y psicológicos: los familiares podrían convertirse en objetivos involuntarios de angustia emocional por parte de “robots muertos” de IA que se asemejan a sus seres queridos fallecidos.
    Redacción T21
  • Enormes estructuras cósmicas podrían ser signos de civilizaciones extraterrestres avanzadas 13 mayo, 2024
    Las hipotéticas esferas de Dyson son gigantescas estructuras cósmicas capaces de envolver a una estrella y todo su sistema, aprovechando de esta forma al máximo la energía que produce. Únicamente civilizaciones alienígenas muy avanzadas podrían diseñar este tipo de estructuras: una nueva investigación sugiere que ya podríamos haber detectado alguno de estos objetos, pero que […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA ya es una maestra de la mentira y el engaño 13 mayo, 2024
    Un nuevo estudio científico advierte que los sistemas de Inteligencia Artificial (IA) han desarrollado la capacidad de presentar deliberadamente información falsa a los usuarios humanos. Por el momento, no se trata de un plan maléfico para dominar el mundo: los investigadores creen que la IA se ha convertido en una artista del engaño porque ha […]
    Pablo Javier Piacente
  • Avance histórico en la computación cuántica 13 mayo, 2024
    Los físicos han creado el silicio más puro del mundo, que permitirá crear computadoras cuánticas funcionales con una capacidad de hasta un millón de cúbits estables. Un desarrollo comparable a la aparición de la física nuclear hace un siglo, según sus creadores.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un asteroide que abarca la mitad de un campo de fútbol podría impactar contra la Tierra en 2046 12 mayo, 2024
    Una roca espacial de aproximadamente 50 metros de diámetro, descubierta en febrero de este año, tiene una probabilidad de 1 en 600 de impactar contra la Tierra sobre el 14 de febrero de 2046, aunque las estimaciones cambian continuamente en función de nuevos datos. De concretarse la colisión, sería comparable al evento de 1908 de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un estudio revolucionario revela el sorprendente sistema de reciclaje del cerebro 11 mayo, 2024
    Un equipo de investigadores de la Universidad de Auburn (Alabama) ha descubierto cómo las células del cerebro reciclan las proteínas viejas para mantener su funcionamiento óptimo. El hallazgo podría tener implicaciones para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.
    Redacción T21
  • La discriminación puede acelerar el envejecimiento 10 mayo, 2024
    Un grupo de investigadores concluye que la discriminación interpersonal por diferentes motivos podría producir cambios a nivel molecular, revelando una posible causa fundamental de las disparidades en las enfermedades y muertes relacionadas con el envejecimiento. En otras palabras, las secuelas psicológicas y biológicas que deja la discriminación podrían acelerar el envejecimiento humano.
    Pablo Javier Piacente