Tendencias21

Las súper llamaradas estelares regulan la vida en el universo

Las súper llamaradas estelares, que son ráfagas de energía de 10 a 1.000 veces más potentes que las llamaradas más grandes del Sol, pueden determinar que un planeta sea inhabitable, transformándolo en un mundo hostil y radiactivo.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill explora las consecuencias de la luz ultravioleta emitida por las llamaradas estelares gigantes. De acuerdo a una nota de prensa, los especialistas concluyeron que los planetas que son alcanzados por estas monstruosas emisiones de energía pueden volverse inmediatamente inhabitables. Solamente algunos microorganismos podrían sobrevivir a estas condiciones tan adversas para la vida.

Uno de los grandes escollos que deben superar los planetas por fuera del Sistema Solar para poder albergar alguna forma de vida son las súper llamaradas estelares, increíbles ráfagas energéticas lanzadas por una o varias estrellas similares al Sol, pero con una potencia que supera ampliamente a las emitidas por nuestro astro rey. Los astrónomos creen que sabiendo más sobre estas llamaradas gigantes será más sencillo determinar zonas del universo en las cuales existan más posibilidad de encontrar vida.

Es que los planetas alcanzados por estas emisiones pierden rápidamente cualquier posibilidad de albergar vida. La luz ultravioleta que reciben es tan intensa que se convierten en áreas muertas, en donde imperan las temperaturas extremas y la radiactividad. En consecuencia, si se pueden determinar las áreas de influencia de estas súper llamaradas estelares, las próximas misiones de búsqueda de planetas podrán concentrar su tarea en regiones más amigables para la vida.

En la imagen, el conjunto de telescopios UNC-Chapel Hill Evryscope utilizado en la investigación. Foto: UNC-Chapel Hill.

Llamaradas gigantes de estrellas jóvenes

Según Ward S. Howard, autor principal del estudio, “hemos descubierto que los planetas que orbitan alrededor de estrellas jóvenes pueden experimentar niveles de radiación ultravioleta que impiden la vida». Howard y su equipo utilizaron el conjunto de telescopios Evryscope de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y el satélite de reconocimiento de exoplanetas en tránsito (TESS) de la NASA, concretando la observación simultánea de súper llamaradas estelares más grande hasta la fecha.

Los científicos hallaron en sus observaciones una relación estadística entre el tamaño de una súper llamarada estelar y su temperatura. Concluyeron que conociendo la temperatura de la emisión energética es posible predecir la cantidad de radiación que potencialmente puede barrer con cualquier expectativa de vida en un planeta cercano.

Datos útiles para el futuro

Vale resaltar que las observaciones simultáneas de Evryscope y TESS se obtuvieron a intervalos de dos minutos, con el propósito de tomar varias mediciones en el pico de cada ráfaga. Las súper llamaradas estelares tienen su pico de emisión de radiación ultravioleta en un súbito plazo temporal, que oscila entre los cinco y los quince minutos de duración.

Los datos obtenidos en esta investigación permiten por primera vez a los científicos poder calcular el tiempo en el que una súper llamarada estelar arrasa con cualquier atisbo de vida sobre un planeta. Los especialistas destacaron que estos resultados, al ampliarse y enriquecerse con observaciones más frecuentes, pueden ser útiles para seleccionar los sistemas planetarios a analizar con mayor detalle en el futuro.

Referencia

EvryFlare III: Temperature Evolution and Habitability Impacts of Dozens of Superflares Observed Simultaneously by Evryscope and TESS. Ward S. Howard et al. arXiv (2020). Aceptado para su publicación en Astrophysical Journal.

Foto de portada: WikiImages. Pixabay.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario