Tendencias21
Las supertierras  podrían parecerse a nuestro planeta mucho más de lo que se pensaba

Las supertierras podrían parecerse a nuestro planeta mucho más de lo que se pensaba

Las supertierras, esos planetas masivos exteriores al sistema solar que con gran interés analizan los astrónomos, podrían parecerse a la Tierra mucho más de lo que se pensaba hasta ahora. Según un modelo teórico, tendrían un ciclo del agua profunda, y océanos y continentes expuestos. Condiciones que harían posible que su clima fuera similar al del planeta azul. Por Yaiza Martínez.

Las supertierras podrían parecerse a nuestro planeta mucho más de lo que se pensaba

En astronomía, se denomina supertierras a los planetas rocosos extrasolares que poseen entre una y diez veces la masa de la Tierra y que se encuentran muy cerca de la estrella a la que orbitan. Se sabe que las supertierras son muy comunes en nuestra galaxia, la Vía Láctea.

En los últimos tiempos, estos exoplanetas (o planetas situados fuera del sistema solar) masivos han captado la atención de los especialistas porque algunos parecen candidatos a mundos habitables.

Por ejemplo, en 2012, científicos de la Universidad de Hertfordshire (Inglaterra) y de la Universidad de Göttingen (Alemania) encontraron una supertierra en la zona de habitabilidad‎ de la estrella HD 40307, una enana naranja que está a 42 años luz de nuestro planeta.

Pero hay algunas pegas. Por ejemplo, en 2012, astrónomos del Instituto de Investigación Espacial (IWF) de la Academia de Ciencias de Austria determinaron, en un estudio publicado por la Royal Astronomical Society, que las supertierras se parecerían más al desértico Neptuno que a la Tierra llena de vida que conocemos.

Otra pega importante es la cuestión del agua, pues se cree que las supertierras podrían tener océanos tan profundos y abundantes como para desbordar todas las cuencas e inundarlas completamente, convirtiéndolas en auténticos “mundos de agua”.

De la Tierra a las supertierras

Un equipo de astrofísicos de la Universidad de Northwestern y de la Universidad de Chicago (ambas en EEUU) parecen haber encontrado una solución teórica a este último problema.

A raíz de sus resultados, afirman que la probabilidad de que las supertierras sean habitables son incluso mucho mayores de lo que se pensaba.

En un comunicado de la Universidad Northwestern se explica que los científicos Nicolas B. Cowan y Abbot Dorian desarrollaron un nuevo modelo que indica que la mayoría de las supertierras tectónicamente activas almacenarían gran parte de su agua en el manto y podrían tener tanto océanos como continentes expuestos.

Esta combinación favorecería la estabilización climática de los exoplanetas, del mismo modo que sucede en la Tierra.

¿Cómo se creó el modelo? Según explica Cowan, aplicando la geofísica (ciencia que se encarga del estudio de la Tierra desde el punto de vista de la física) a la astronomía. En otras palabras, analizando algunos exoplanetas con uno de los sistemas que se usan para estudiar la Tierra.

Resultados obtenidos

Gracias al modelo, a pesar de la creencia de que las supertierras tienen océanos profundos que desbordan las cuencas inundándolo todo “hemos demostrado que en realidad podrían tener océanos poco profundos, en concordancia con sus cuencas oceánicas poco profundas”, añade Cowan.

Además, el modelo señala que la presión del lecho marino y la fuerza de la gravedad de las supertierras originarían un ciclo del agua profunda: impulsarían por una parte el agua de las profundidades hacia el manto y, por otra parte, evitarían que el agua sobrepasase la superficie rocosa, independientemente de la cantidad de agua presente en el planeta.

Este ciclo del agua que muestra el modelo sugiere que las supertierras serían 80 veces más propensas a tener continentes expuestos, lo que a su vez incrementa exponencialmente sus probabilidades de tener un clima similar al terrestre, concluye Abbot.

Referencia bibliográfica:

Nicolas B. Cowan and Dorian Abbot. Water Cycling Between Ocean and Mantle: Super-Earths Need Not Be Waterworlds. Astrophysical Journal (2014) (en prensa).

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Las temperaturas de Neptuno están fuera de control 12 abril, 2022
    El hemisferio sur de Neptuno se encuentra en medio de un verano épico de cuatro décadas, pero por razones que los científicos no pueden explicar las temperaturas no se han incrementado, como indicaría la lógica: por el contrario, se ha registrado una misteriosa caída promedio global de aproximadamente 8 °C entre 2003 y 2018. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • La física cuántica es más espeluznante de lo que decía Einstein 12 abril, 2022
    Una nueva investigación ha creado un "universo de juguete" que cambia las reglas de la mecánica cuántica y derrumba algunos de los pilares que sustentan la física de partículas. Consigue que nos veamos en el espejo no como un reflejo, sino como realmente somos. Y tiene aplicaciones tecnológicas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La ciencia también se va a la guerra 12 abril, 2022
    Europa, Estados Unidos y Australia se han lanzado a una carrera por nuevos desarrollos militares en tecnologías cuánticas, biotecnología, hipersónica y los sistemas relacionados con el espacio, después de la invasión rusa de Ucrania. España aporta un laboratorio en esta estrategia.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La ola más alta jamás registrada golpeó Alaska en 1958: tenía 524 metros 11 abril, 2022
    Una colosal ola, registrada en el marco del denominado tsunami de Bahía Lituya, un desastre natural ocurrido el 9 de julio de 1958 al noreste del golfo de Alaska, alcanzó una altura máxima de 524 metros y es hasta el momento la ola más alta identificada oficialmente, según distintos estudios científicos.
    Pablo Javier Piacente
  • Júpiter y Ganímedes se comunican mediante campos magnéticos 11 abril, 2022
    Júpiter y Ganímedes mantienen entre sí potentes interacciones magnéticas que crean intensas auroras, cuya complejidad ha podido ser analizada más a fondo gracias a la misión Juno de la NASA. Las auroras y sus “huellas” podrían estar indicando la presencia de un océano subterráneo salino en Ganímedes.
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan un impresionante destello cósmico que ocurrió hace 5.000 millones de años 11 abril, 2022
    Los astrónomos han descubierto un destello cósmico que se originó hace 5.000 millones de años. Se trata del megamáser más remoto jamás observado y revela que una colisión de galaxias se produjo cuando el universo tenía un tercio de su edad actual.
    SARAO/T21
  • Conmoción en la Física por el descubrimiento de la masa real del bosón W 11 abril, 2022
    El descubrimiento de que el bosón W tiene una masa mucho mayor de la predicha por el Modelo Estándar sugiere que en la naturaleza hay un principio fundamental todavía desconocido que cambiaría nuestro conocimiento sobre el universo, aunque habrá que esperar un tiempo para confirmarlo.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Penetramos en la materia oscura del cerebro 10 abril, 2022
    El cerebro tiene una especie de materia oscura formada por las sinapsis eléctricas, que conectan a las neuronas directamente y de las que apenas se conoce nada. Ahora sabemos que son esenciales para ciertas funciones cerebrales.
    MPG/T21
  • ¿Quién decide realmente, nosotros o nuestro cerebro? 9 abril, 2022
    Una nueva investigación arroja luz sobre si realmente disponemos de libre albedrío, dado que se ha comprobado que el cerebro actúa antes de que pensemos hacer algo. Ahora sabemos que solo lo hace después de que hayamos tomado una decisión.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Resuelto el misterio de la alineación de las pirámides de Egipto 8 abril, 2022
    La perfecta alineación de las pirámides de Egipto no se habría conseguido con ayuda extraterrestre ni con tecnologías ocultas, sino gracias al movimiento del Sol sobre la superficie terrestre y la sombra que deja a su paso durante el equinoccio de otoño.
    Pablo Javier Piacente