Tendencias21
Miden las galaxias con una precisión sin precedentes, usando una “regla estándar”

Miden las galaxias con una precisión sin precedentes, usando una “regla estándar”

Investigadores del Baryon Oscillation Spectroscopic Survey’ (BOSS) han realizado una medida del universo con una precisión de un 1%, la mayor alcanzada hasta ahora, y a una distancia de 6.000 millones de años luz. Lo han hecho aprovechando las llamadas oscilaciones acústicas de bariones (BAO), que son ondulaciones periódicas en la distribución de las galaxias cuya escala constituye una auténtica “regla estándar” para la medición de la evolución de la estructura del universo. Los resultados obtenidos ayudarán a determinar la naturaleza de la energía oscura.

Miden las galaxias con una precisión sin precedentes, usando una “regla estándar”

Investigadores del Baryon Oscillation Spectroscopic Survey’ (BOSS)‎ han realizado una medida del universo con una precisión de un 1%, la mayor alcanzada hasta ahora, y a una distancia de 6.000 millones de años luz.

Ésta y otras mediciones futuras con semejante precisión resultarán claves para determinar la naturaleza de la llamada energía oscura, una forma de materia o energía que estaría presente en todo el espacio, produciendo una presión que tiende a acelerar la expansión del Universo. En el modelo estándar de la cosmología, la energía oscura aporta casi tres cuartas partes de la masa-energía total del Universo.

Según declaraciones del investigador principal del BOSS, David Schlegel‎, que también es físico del Lawrence Berkeley National Laboratory (de California, EEUU), «hace 20 años, los astrónomos discutían sobre estimaciones divergentes hasta en un 50%. Hace cinco años, nosotros llevamos esa incertidumbre hasta el 5% y, hace un año, hasta el 2%; la precisión del 1% será el estándar durante mucho tiempo».

BOSS es el programa más ambicioso de Sloan Digital Sky Survey (Exploración Digital del Espacio Sloan), un proyecto de inspección del espacio mediante imágenes en el espectro visible y de corrimiento al rojo, que se desarrolla desde 2000 en el observatorio Apache Point de Nuevo México.

Desde 2009, BOSS ha registrado con alta precisión más de un millón de galaxias, lo que ha supuesto poder retroceder en la historia del cosmos más de seis mil millones años. El programa continuará recogiendo datos hasta junio de este año. La presente medición ha podido realizarse gracias a que ya se cuenta con un 90% de los datos finales: los registros de 1.277.503 galaxias.

Cuando se haya completado el programa, éste habrá registrado los espectros de 1,3 millones de galaxias, 160.000 cuásares y otros miles de objetos astronómicos.

La huella visible del inicio del cosmos

Para poder hacer estos registros galácticos, BOSS aprovecha las llamadas oscilaciones acústicas de bariones (BAO)‎, que son ondulaciones periódicas en la distribución de las galaxias cuya escala constituye una auténtica “regla estándar” para la medición de la evolución de la estructura del universo. Las BAO son la huella que queda en la materia visible de las condiciones iniciales del cosmos.

Combinando esta medida con otras medidas recientes –como la de la radiación cósmica de fondo de microondas – se han alcanzado resultados que señalan que la energía oscura es una constante cosmológica cuya fuerza no varía en el espacio o en el tiempo.

Este dato es importante pues «la comprensión de la causa física de la expansión acelerada (del universo) sigue siendo uno de los problemas más interesantes de la física moderna”, explican los autores del avance en un comunicado del Berkeley Lab.

Ahora, serán necesarios complejos algoritmos informáticos para la conciliación de las incertidumbres inherentes a las mediciones realizadas. En este sentido, el Energy Research Scientific Computing Center Nacional (NERSC)‎, con sede en el Berkeley Lab, resultará fundamental porque proporciona un lugar de encuentro virtual en el que miembros participantes en el programa de todo el mundo pueden compartir datos y recursos.

Los resultados obtenidos han sentado las bases para el proyecto internacional DESI, en el que participarán 50 instituciones y se cartografiarán más de 20 millones de galaxias y más de tres millones de cuásares. Con DESI podrían aumentarse los conocimientos de la expansión del universo, desde la primera aparición de la radiación cósmica de fondo de microondas hasta hoy.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Las temperaturas de Neptuno están fuera de control 12 abril, 2022
    El hemisferio sur de Neptuno se encuentra en medio de un verano épico de cuatro décadas, pero por razones que los científicos no pueden explicar las temperaturas no se han incrementado, como indicaría la lógica: por el contrario, se ha registrado una misteriosa caída promedio global de aproximadamente 8 °C entre 2003 y 2018. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • La física cuántica es más espeluznante de lo que decía Einstein 12 abril, 2022
    Una nueva investigación ha creado un "universo de juguete" que cambia las reglas de la mecánica cuántica y derrumba algunos de los pilares que sustentan la física de partículas. Consigue que nos veamos en el espejo no como un reflejo, sino como realmente somos. Y tiene aplicaciones tecnológicas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La ciencia también se va a la guerra 12 abril, 2022
    Europa, Estados Unidos y Australia se han lanzado a una carrera por nuevos desarrollos militares en tecnologías cuánticas, biotecnología, hipersónica y los sistemas relacionados con el espacio, después de la invasión rusa de Ucrania. España aporta un laboratorio en esta estrategia.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La ola más alta jamás registrada golpeó Alaska en 1958: tenía 524 metros 11 abril, 2022
    Una colosal ola, registrada en el marco del denominado tsunami de Bahía Lituya, un desastre natural ocurrido el 9 de julio de 1958 al noreste del golfo de Alaska, alcanzó una altura máxima de 524 metros y es hasta el momento la ola más alta identificada oficialmente, según distintos estudios científicos.
    Pablo Javier Piacente
  • Júpiter y Ganímedes se comunican mediante campos magnéticos 11 abril, 2022
    Júpiter y Ganímedes mantienen entre sí potentes interacciones magnéticas que crean intensas auroras, cuya complejidad ha podido ser analizada más a fondo gracias a la misión Juno de la NASA. Las auroras y sus “huellas” podrían estar indicando la presencia de un océano subterráneo salino en Ganímedes.
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan un impresionante destello cósmico que ocurrió hace 5.000 millones de años 11 abril, 2022
    Los astrónomos han descubierto un destello cósmico que se originó hace 5.000 millones de años. Se trata del megamáser más remoto jamás observado y revela que una colisión de galaxias se produjo cuando el universo tenía un tercio de su edad actual.
    SARAO/T21
  • Conmoción en la Física por el descubrimiento de la masa real del bosón W 11 abril, 2022
    El descubrimiento de que el bosón W tiene una masa mucho mayor de la predicha por el Modelo Estándar sugiere que en la naturaleza hay un principio fundamental todavía desconocido que cambiaría nuestro conocimiento sobre el universo, aunque habrá que esperar un tiempo para confirmarlo.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Penetramos en la materia oscura del cerebro 10 abril, 2022
    El cerebro tiene una especie de materia oscura formada por las sinapsis eléctricas, que conectan a las neuronas directamente y de las que apenas se conoce nada. Ahora sabemos que son esenciales para ciertas funciones cerebrales.
    MPG/T21
  • ¿Quién decide realmente, nosotros o nuestro cerebro? 9 abril, 2022
    Una nueva investigación arroja luz sobre si realmente disponemos de libre albedrío, dado que se ha comprobado que el cerebro actúa antes de que pensemos hacer algo. Ahora sabemos que solo lo hace después de que hayamos tomado una decisión.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Resuelto el misterio de la alineación de las pirámides de Egipto 8 abril, 2022
    La perfecta alineación de las pirámides de Egipto no se habría conseguido con ayuda extraterrestre ni con tecnologías ocultas, sino gracias al movimiento del Sol sobre la superficie terrestre y la sombra que deja a su paso durante el equinoccio de otoño.
    Pablo Javier Piacente