Tendencias21

Las tareas difíciles no hacen que nos distraigamos más

El nivel de dificultad de una tarea no aumenta la capacidad de distracción de la persona que la realiza, a diferencia de lo que se creía hasta ahora, según un estudio de la Universidad de Illinois (EE.UU.). De hecho, a veces una tarea que exige mayor concentración hace que la persona se aísle más del exterior, si su nivel de compromiso es adecuado.

Las tareas difíciles no hacen que nos distraigamos más

El golfista profesional estadounidense Tom Kite ha dicho dos cosas acerca de las distracciones, que resumen los resultados de un nuevo estudio sobre el tema: En primer lugar, «siempre se puede encontrar una distracción si se busca». Y, en segundo lugar, «la disciplina y la concentración son una cuestión de estar interesado».

La nueva investigación, de la Universidad de Illinois (EE.UU.), ofrece evidencia de que la motivación personal es tan importante para la atención sostenida en una tarea como la facilidad con la que se realiza la tarea. También desafía la hipótesis, propuesta por algunos neurocientíficos cognitivos, de que las personas se vuelven más distraíbles a medida que abordan tareas cada vez más difíciles.

Un informe sobre el nuevo estudio aparece en la revista Journal of Experimental Psychology: General, informa la universidad en su web.

«La gente tiene que equilibrar de manera casi continua su necesidad de enfoque interno (reflexión, esfuerzo mental) con su necesidad de atender al mundo», escriben los autores del estudio, los profesores de psicología Simona Buetti y Alejandro Lleras. «Sin embargo, cuando la necesidad de enfoque interno es alta, podemos tener la impresión de que momentáneamente nos desvinculamos del mundo en su totalidad con el fin de alcanzar un grado elevado de concentración mental.»

Experimentos

Buetti y Lleras diseñaron varios experimentos para probar si la gente se distrae más fácilmente cuando el esfuerzo mental necesario para completar una tarea sube, como se asume normalmente en su campo.

Los investigadores pidieron primero a los participantes que resolvieran problemas de matemáticas de diferente dificultad, mientras se mostraban fotografías de escenas neutrales -por ejemplo, vacas en un prado, un retrato de un hombre, una taza sobre una mesa- en una pantalla de ordenador durante tres segundos, atrayendo a los sujetos para que las miraran.

Un dispositivo de seguimiento ocular medía la frecuencia, la velocidad y el enfoque de los ojos de los participantes mientras completaban los problemas de matemáticas.

Los resultados mostraron que los participantes que se dedicaban en los ejercicios más fáciles eran más propensos a mirar a las imágenes distractoras que los que trabajaban en problemas más complicados. Estos resultados van en contra de las teorías actuales, dicen los investigadores.

«Esto sugiere que centrarse en tareas mentales complejas reduce la sensibilidad de una persona a los acontecimientos del mundo que no están relacionados con dichas tareas», dice Buetti. Este resultado corrobora la investigación sobre un fenómeno llamado «ceguera por falta de atención», en el que las personas involucradas en una tarea muy interesante a menudo no se dan de cuenta acontecimientos extraños e inesperados.

«Entre el mundo interior de resolver un problema y el mundo exterior -lo que está sucediendo a nuestro alrededor- parece que hay una necesidad de desconectar de uno cuando se requiere una mayor atención en lo otro», dice Lleras.

«Curiosamente, cuando los participantes completaron una mezcla de tareas fáciles y difíciles, la dificultad de la tarea no parecía afectar a su distracción», añade Buetti.

Este hallazgo llevó a los investigadores a la hipótesis de que la capacidad de evitar la distracción no está impulsada principalmente por la dificultad de la tarea, sino que probablemente es el resultado del nivel de compromiso del individuo con el objetivo. Se llaman a este concepto «teoría del compromiso sobre la distracción.»

Incentivos

El equipo ha hecho más estudios para probar esta idea, manipulando el entusiasmo de los sujetos hacia una tarea con incentivos financieros. Para la sorpresa de los investigadores, esta manipulación tuvo poco efecto sobre la distracción de los participantes. Sin embargo, hubo grandes diferencias entre las personas en cuanto a su distracción.

 «Cuantos más luchaban con una tarea, más evitaban la distracción como un acto reflejo, independientemente del incentivo financiero», dice Buetti. «Por lo tanto, el mensaje final es: las características de la tarea en sí, al igual que su dificultad, no predicen por sí solas el nivel de distracción. Otros factores también juegan un papel, como la facilidad con la que podemos realizar una tarea, así como la decisión interna de cada uno de nosotros: cuánto decidimos involucrarnos en una tarea a nivel cognitivo».

Referencia bibliográfica:

Simona Buetti, Alejandro Lleras: Distractibility is a function of engagement, not task difficulty: Evidence from a new oculomotor capture paradigm. Journal of Experimental Psychology: General (2016). DOI: 10.1037/xge0000213.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Seguramente se producirán más erupciones en lugares como La Palma y Tonga 23 febrero, 2022
    Una investigación europea ha documentado que las diferencias de temperatura en el manto superior de la Tierra permiten anticipar qué volcanes entrarán en erupción, pero no en qué momento. El geofísico Javier Fullea, de la UCM, que participó en esa investigación, anticipa en esta entrevista que seguramente se producirán más erupciones en lugares como La […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un tercer continente euroasiático existió hace 50 millones de años 23 febrero, 2022
    Balkanatolia era un continente que existió hace 50 millones años separado de Europa y Asia. Hace de 34 a 40 millones de años se unió con sus dos vecinos, allanando el camino para el reemplazo de los mamíferos europeos por mamíferos asiáticos.
    Redacción T21
  • El Telescopio Webb podría detectar civilizaciones alienígenas por su nivel de contaminación del aire 22 febrero, 2022
    El nuevo Telescopio Espacial James Webb podría ser capaz de identificar otras civilizaciones con avance tecnológico, a través de la detección de las "huellas" de su contaminación atmosférica, como por ejemplo la presencia de clorofluorocarbonos (CFC). Las tecnofirmas podrían finalmente resolver el misterio: ¿estamos solos en el Universo o existen otros mundos con civilizaciones tecnológicas?
    Pablo Javier Piacente
  • Una enorme llamarada que estalló desde el otro lado del Sol presagia futuras tormentas geomagnéticas 22 febrero, 2022
    Una colosal llamarada solar impactó con fuerza en el espacio hace pocos días: aunque en este caso no alcanzó a la Tierra por registrarse en el otro lado del Sol, podría presagiar futuras tormentas geomagnéticas que impacten en nuestro planeta cuando la región solar activa gire hacia nosotros.
    Pablo Javier Piacente
  • Egipto celebra hoy una alineación solar legendaria 22 febrero, 2022
    Egipto celebra hoy por todo lo alto la alineación solar con el templo de Abu Simbel, que ocurre dos veces al año: ilumina las estatuas de Ramses II, de Ra el dios del Sol, y de Amón rey de los dioses, dejando en la oscuridad a la estatua del dios Ptah por estar asociado a […]
    Redacción T21
  • El tambaleo de Marte, nuevo misterio para la ciencia 22 febrero, 2022
    La oscilación en el eje de rotación de Marte, recientemente detectada, representa un nuevo misterio para la ciencia que dos científicos españoles pueden tal vez aclarar: un nuevo modelo dinámico aplicable a la mecánica celeste encaja con el tambaleo observado en el planeta rojo.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La rapidez mental casi no cambia a lo largo de la vida 21 febrero, 2022
    Nuestra capacidad para resolver problemas rápidamente se mantiene prácticamente inalterable de los 20 a los 60 años de edad, según un nuevo estudio. La rapidez con la cual logramos procesar la información cognitiva inicia su declive sobre edades más avanzadas, permaneciendo estable durante décadas. 
    Pablo Javier Piacente
  • Identifican al primer asteroide con tres lunas 21 febrero, 2022
    Los astrónomos han comprobado que un asteroide descubierto en el siglo XIX en el cinturón de asteroides, y denominado 130 Elektra, tiene la mayor cantidad de satélites de cualquier cuerpo del cinturón principal, y que es el único sistema de asteroides cuádruple conocido en el Sistema Solar. Posee 260 kilómetros de diámetro y cuenta con […]
    Pablo Javier Piacente
  • Músicos y químicos usan el sonido para comprender mejor la ciencia de la vida 21 febrero, 2022
    Los músicos están ayudando a los científicos a analizar datos, comprender mejor el plegamiento de proteínas y hacer nuevos descubrimientos bioquímicos a través del sonido. Es más fácil escuchar sonidos que interpretar datos.
    University of Illinois/T21
  • El espacio provoca cambios profundos en el cerebro de los astronautas 21 febrero, 2022
    El cerebro de los astronautas que están medio año en el espacio reconfigura las conexiones de los centros sensoriomotores para adaptarse a los movimientos en condiciones de ingravidez. La neuroplasticidad funciona también en el espacio.
    N+1/T21