Tendencias21

Los abejorros aprenden a tirar de una cuerda para comer, y enseñan a otros su habilidad

Los abejorros (Bombus terrestris) pueden aprender a tirar de cuerdas para alimentarse y transmitir esta capacidad adquirida a sus iguales en la colonia, ha revelado un estudio de la Universidad Queen Mary de Londres (QMUL). El hallazgo vuelve a poner en cuestión la idea de que la transmisión cultural es exclusiva de nuestra especie.

Los abejorros aprenden a tirar de una cuerda para comer, y enseñan a otros su habilidad

Los abejorros (Bombus terrestris) pueden aprender a tirar de cuerdas para alimentarse y, no solo eso, también transmitir  esa capacidad adquirida a sus iguales en la colonia, ha revelado un estudio de la Universidad Queen Mary de Londres (QMUL). 

El tener que tirar de cuerdas para obtener alimentos es un experimento que se utiliza a menudo para poner a prueba la inteligencia de monos y pájaros, pero esta es la primera vez que se prueba con insectos.

Por otra parte, también es la primera vez que se describe en un animal invertebrado la transmisión cultural de una técnica de este tipo, a partir de un solo individuo informado.

Habilidad que se transmite

Los resultados obtenidos en el estudio,  y publicados en  la prestigiosa revista PLoS Biology, muestran que  algunos de estos insectos son capaces de resolver por sí solos el problema de tener que tirar de una cuerda para llegar a una recompensa de agua con azúcar.

Como contraste, otros abejorros sometidos a la prueba y menos innovadores tuvieron que ser entrenados para aprender a tirar de la cuerda. También hubo abejorros no entrenados previamente que fueron capaces de aprender la tarea mediante la observación de un individuo de demostración ya entrenado.

Por último, el estudio ha revelado que esta habilidad transmitida, se mantuvo a través de varias generaciones, lo que aseguró su perdurabilidad en la población.

Características del estudio

Para poner a prueba la capacidad de los abejorros para el aprendizaje, los investigadores les presentaron tres flores artificiales de color azul, con una cuerda atada a cada flor, y las colocaron bajo una pequeña mesa de plexiglás transparente.

Inicialmente, 23 abejorros de un grupo de 40 fueron capaces de ser formados de manera escalonada, mediante la colocación debajo de la mesa de las flores y las cuerdas, en posiciones cada vez más distantes.

A otro grupo de insectos se les dio la oportunidad de resolver la tarea de forma espontánea, sin ningún entrenamiento. Dado que solo dos de 110 tuvieron éxito en la tarea sugiere que el fenómeno es una rareza, aunque se puede dar.

A otros abejorros no entrenados previamente se les hizo observar a los entrenados mientras estos tiraban de la cuerda para acercar la flor. El 60% de los observadores aprendieron con éxito la habilidad.

Finalmente, los abejorros entrenados fueron colocados en colonias,, y los investigadores observaron que la técnica se extendió con éxito entre la mayoría de las abejas obreras de esta.

Implicaciones culturales

La doctora  de la QMUL, Sylvain Alem, autora principal del estudio, explica que: «Hemos descubierto que cuando se dan las condiciones sociales y ambientales adecuadas, la cultura puede ser mediada por el uso de una combinación de formas simples de aprendizaje. Por lo tanto, la transmisión cultural no requiere la alta sofisticación cognitiva específica de los seres humanos ni tampoco es una característica distintiva de nuestra especie».

Clint Perry, otro de los autores del estudio, señala por su parte: «A pesar de las diferencias obvias entre los seres humanos y otros animales, el aprendizaje social y la cultura en los animales alberga claves para la comprensión de las raíces evolutivas de las peculiaridades del aprendizaje social y la cultura en nuestra especie».

Estudios previos, por ejemplo, con monos vervet y ballenas jorobadas también apuntaban en esta dirección, pues han demostrado que estos monos se adaptan rápidamente a las costumbres de grupos nuevos, aunque sean distintas a sus costumbres originales, y que dichas ballenas se transmiten nuevas técnicas de caza. 

¿Qué pasa a nivel neuronal?

El profesor Lars Chittka, supervisor del proyecto, afirma: «Estamos en última instancia interesados en saber cuáles podrían ser las posibles soluciones neurales que subyacen a estas habilidades refinadas en las abejas ¿Cómo se dan dichas habilidades en este tipo de pequeños cerebros, y cómo pueden esos sistemas nerviosos en miniatura gestionar la información? ¿Existe una diversidad de comportamientos y tareas cognitivas?

Los científicos exploran ahoar este punto, a través del modelado del procesamiento de información en partes del cerebro del insecto. Según Chittka, «nos encontramos con frecuencia que tareas muy difíciles, como el reconocimiento de patrones visuales o el aprendizaje de un aroma floral, se pueden resolver gracias a circuitos neuronales extremadamente simples». Sin embargo, el científico reconoce que «estamos todavía  muy lejos de comprender los circuitos neuronales necesarios para aprender a tirar de la cuerda».
 

Referencia bibliográfica:

Sylvain Alem, Clint J. Perry, Xingfu Zhu, Olli J. Loukola, Thomas Ingraham, Eirik Søvik, Lars Chittka. Associative Mechanisms Allow for Social Learning and Cultural Transmission of String Pulling in an Insect. PLOS Biology  (2016). DOI: 10.1371/journal.pbio.100256i4.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21