Tendencias21

Los adictos a los videojuegos tienen un cerebro distinto

Investigadores de Corea del Sur y EE.UU. han comprobado que el cerebro de los jugadores compulsivos de videojuegos está organizado de forma distinta que el de las personas sanas. En algunos casos eso es positivo, porque les hace estar más preparados para sucesos inesperados, pero también significa que tienen un control peor de los impulsos. Los investigadores no saben si son los videojuegos los que cambian el cerebro, o si son los que tienen el cerebro así los que se enganchan a ellos.

Los adictos a los videojuegos tienen un cerebro distinto

Los escáneres cerebrales de cerca de 200 muchachos adolescentes demuestran que el cerebro de los jugadores compulsivos de videojuegos está conectado de forma diferente.

La adicción a los videojuegos se asocia con hiperconectividad entre varios pares de redes cerebrales. Algunos de los cambios, se prevé, ayudan a los jugadores a responden a la nueva información. Otros cambios están asociados con la distracción y el pobre control de impulsos. La investigación, una colaboración entre la Universidad de Utah (EE.UU.) y la Universidad Chung-Ang (Corea del Sur), se ha publicado en línea en Addiction Biology.

«La mayoría de las diferencias que vemos podrían considerarse beneficiosas. Sin embargo, los cambios buenos podrían ser inseparable de los problemas que vienen con ellos», dice el autor principal Jeffrey Anderson, profesor asociado de neurorradiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah, en la nota de prensa de ésta.

Las personas con trastorno por juegos de Internet están obsesionadas con los videojuegos, a menudo hasta el punto de que dejan de comer y de dormir para jugar. Este estudio informa que en los varones adolescentes con el trastorno, ciertas redes cerebrales que procesan la visión o la audición son más propensas a tener una mayor coordinación de la llamada red de prominencia. El trabajo de la red de prominencia es centrar la atención en los acontecimientos importantes, impulsando a la persona a la acción.

En un videojuego, la mejora de la coordinación podría ayudar a un jugador a reaccionar más rápidamente contra un luchador que se aproxima. Y en la vida, a una pelota lanzada delante de un coche, o una voz desconocida en una habitación llena de gente.

«La hiperconectividad entre estas redes cerebrales podría conducir a una capacidad más sólida para dirigir la atención hacia los objetivos, y para reconocer información nueva en el entorno», dice Anderson. «Los cambios podrían básicamente ayudar a alguien a pensar de manera más eficiente.» Uno de los próximos pasos será determinar directamente si los chicos con estas diferencias cerebrales hacen mejor las pruebas de rendimiento.

Los adictos a los videojuegos tienen un cerebro distinto

Problema

Más problemática es la mayor coordinación entre dos regiones del cerebro, la corteza prefrontal dorsolateral y la unión temporoparietal, un cambio que también se observa en los pacientes con enfermedades neuropsiquiátricas, como la esquizofrenia, el síndrome de Down y autismo, y en personas con pobre control de impulsos.

«Tener estas redes demasiado conectadas puede aumentar la distracción», dice Anderson. En este momento no se sabe si la adicción a los videojuegos provoca el cableado del cerebro, o si las personas que están conectadas de manera diferente se sienten atraídas por los videojuegos.

Según Doug Hyun Han, de la Facultad de Medicina de la Universidad Chung-Ang y de la Universidad de Utah, esta investigación es la mayor y más completa realizada hasta la fecha sobre las diferencias cerebrales de los jugadores compulsivos de videojuegos.

Los participantes del estudio eran de Corea del Sur, donde los videojuegos son una actividad social popular, mucho más que en los Estados Unidos. El gobierno de Corea apoya que se investiguen con el objetivo de encontrar formas de identificar y tratar a los adictos.

Resonancia

Los investigadores realizaron una resonancia magnética a 106 niños de entre 10 y 19 años que estaban en tratamiento para el trastorno por juegos de Internet, una enfermedad psicológica que, según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), necesita una mayor investigación. Los escáneres cerebrales se compararon con los de 80 niños sin el trastorno, y se buscaron las regiones que se activaban simultáneamente cuando los participantes estaban en reposo, una medida de la conectividad funcional.

El equipo analizó la actividad de 25 pares de regiones cerebrales, 300 combinaciones en total. En concreto, los niños con trastorno por juegos de Internet tenían conexiones estadísticamente significativas y funcionales entre los siguientes pares de regiones del cerebro:

-Córtex auditivo (audición) – corteza motora (movimiento)
-Córtex auditivo (audición) – cortezas motoras suplementarias (movimiento)
-Córtex auditivo (audición) – cingulada anterior (red de prominencia)
-Campo frontal del ojo (la visión) – cingulada anterior (red de prominencia)
-Campo frontal del ojo (la visión) – ínsula anterior (red de prominencia)
-Dorsolateral de la corteza prefrontal – unión temporoparietal.

Referencia bibliográfica:

Doug Hyun Han, Sun Mi Kim, Sujin Bae, Perry F. Renshaw, Jeffrey S. Anderson: Brain connectivity and psychiatric comorbidity in adolescents with Internet gaming disorder. Addiction Biology (2015). DOI: 10.1111/adb.12347.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una misteriosa estructura de 4.000 años de antigüedad hallada en Grecia desconcierta a los arqueólogos 18 junio, 2024
    Una enigmática estructura minoica, desenterrada en la cima de una colina en Creta, es uno de los 35 hallazgos arqueológicos recientemente anunciados en la zona, dentro de un área destinada a un nuevo aeropuerto. Los huesos de animales encontrados en el lugar sugieren que podría haber sido utilizado para ceremonias rituales, pero aún no existe […]
    Pablo Javier Piacente
  • Sorprenden a una de las estrellas más antiguas de la Vía Láctea surcando la galaxia a 600 kilómetros por segundo 18 junio, 2024
    Las estrellas que pueden alcanzar condiciones de hipervelocidad son extraordinariamente raras, pero un nuevo estudio ha logrado identificar una de ellas y, además, ha determinado que se trata de una estrella lejana y antigua, una de las primeras que se habría encendido en la Vía Láctea. Podría provenir del espacio intergaláctico o haber sido expulsada […]
    Pablo Javier Piacente
  • Gran parte del pollo que consumimos en Europa contiene patógenos resistentes a los antibióticos 18 junio, 2024
    La mitad del pollo que consumimos en Europa a través de la cadena Lidl contiene patógenos resistentes a los antibióticos debido a las malas condiciones de las granjas avícolas industriales, que propician el florecimiento de patógenos, y a que los controles sanitarios no están siendo suficientes. En España, el 71% de las muestras de pollo […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Algunas plantas podrían considerarse inteligentes 17 junio, 2024
    De acuerdo a una nueva investigación, algunas plantas podrían ser consideradas inteligentes, porque poseen la capacidad de resolver problemas basándose en la información que obtienen del entorno, con miras a un objetivo particular. Por ejemplo, algunas especies pueden percibir otras plantas cercanas sin siquiera tocarlas, detectando las proporciones de la luz reflejada en las hojas, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El cerebro es una máquina perfecta que depende de un delicado equilibrio 17 junio, 2024
    Las características estructurales del cerebro se encuentran en las proximidades de un "punto crítico" o de alta complejidad: mantiene una organización perfecta para sus necesidades pero que, al mismo tiempo, se encuentra próxima al caos. Según un nuevo estudio, esto puede apreciarse en cerebros de humanos, ratones y moscas de la fruta, lo que sugiere […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los grupos de presión y la ideología desdibujan la sanidad pública 17 junio, 2024
    La campaña de los grupos de presión de Estados Unidos consiguió que el 20 por ciento de la población abandonara la sanidad pública para pasarse a la privada: alteró la narrativa sobre el seguro médico y tumbó la idea de Truman, que concebía la salud como un derecho humano.
    EDUARDO COSTAS (científico) y EDUARDO MARTÍNEZ (periodista científico)
  • Los animales viven vidas más sanas cuando se reconocen sus emociones 16 junio, 2024
    Los équidos de carga, incluidos burros, caballos y mulas, están más sanos si sus dueños les reconocen capacidad emocional y no se limitan a considerarlos como rentables y útiles para sus tareas, ha determinado un estudio desarrollado en comunidades de seis países, entre ellos España.
    Redacción T21
  • La evolución animal podría haber comenzado con un estilo de vida depredador 15 junio, 2024
    Los sorprendentes hallazgos de un grupo de investigadores sobre el desarrollo de las anémonas de mar sugieren que un estilo de vida depredador moldeó su evolución, y tuvo un impacto significativo en el origen de su sistema nervioso. Esto indicaría que los primeros animales marinos fueron depredadores y no filtradores, como las esponjas que viven […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las mujeres viven más gracias a sus óvulos 14 junio, 2024
    Bloquear la producción de células germinales, que se transforman en óvulos o espermatozoides, parece cerrar la brecha en la esperanza de vida entre machos y hembras de una especie de pez: en un nuevo estudio, los científicos comprobaron que los óvulos podrían ser los responsables de una mayor esperanza de vida entre las hembras, una […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un análisis de ADN antiguo revela secretos del sacrificio de niños mayas 14 junio, 2024
    Los genomas mayas antiguos muestran la práctica del sacrificio de gemelos masculinos y el legado genético perdurable de las epidemias de la era colonial, según un nuevo estudio. Los hallazgos son claves para profundizar en la compleja trama política y la vida ritual de Chichén Itzá, una de las ciudades más grandes e influyentes de […]
    Pablo Javier Piacente