Tendencias21

Los niños saben lo que se debe decir aunque no controlen el idioma

La conciencia pragmática es la capacidad para saber qué formas del lenguaje son apropiadas al contexto, es decir, si las palabras deben o no decirse en un momento determinado por convenciones sociales, y si tienen una mínima coherencia lógica. Un estudio de la Universidad Jaume I de Castellón ha comprobado que esta conciencia es independiente del nivel de manejo de la lengua, al analizar las capacidades de niños trilingües.

Los niños saben lo que se debe decir aunque no controlen el idioma

La conciencia pragmática es la conciencia sobre qué formas del lenguaje son apropiadas al contexto de comunicación; es decir, la habilidad para darse cuenta de que uno como hablante u otras personas hacen un uso apropiado o no del lenguaje. Una expresión usada en el contexto familiar puede no ser apropiada para el lenguaje escrito.

La conciencia del uso apropiado del lenguaje implica también darse cuenta de que el discurso de otra persona no es coherente, porque afirma algo que después se contradice de manera obvia: “a mí me gusta ir al teatro. Por eso nunca voy al teatro”.

Según se desprende de la una investigación realizada por Laura Portolés Falomir, profesora ayudante de la Universitat Jaume I de Castellón, los niños y niñas son capaces de reconocer las peticiones pragmáticamente apropiadas en tres lenguas, independientemente de sus conocimientos de esas lenguas. El estudio ha sido desarrollado en su tesis doctoral.

La muestra para el estudio, explica la nota de prensa de la UJI, estuvo formada por 402 alumnos, con el inglés como tercera lengua en un sistema de educación bilingüe de castellano y valenciano, de 10 escuelas diferentes de la provincia de Castellón. El análisis ha considerado dos variables: el factor de edad, con grupos de alumnado de 4-5 y 8-9 años, y el modelo lingüístico, con estudiantado del programa en línea valenciana y estudiantado en línea castellana.

Conclusiones

Las conclusiones han mostrado el alto grado de conciencia pragmática del alumnado en todas las lenguas y especialmente en el caso del inglés en los niños de 4 y 5 años.

El análisis ha servido para refutar algunas de las investigaciones previas en este tema que consideraban que el grado de pragmática estaba determinado por el nivel de competencia lingüística en una lengua y que la conciencia pragmática no se adquiría hasta los 7 años, y ha servido para demostrar que el bagaje multilingüe de los participantes y su experiencia como aprendices de valenciano y castellano les da una serie de ventajas a la hora de adquirir una tercera lengua.

La tesis realizada por Laura Portolés y dirigida por la profesora Pilar Safont abre nuevas perspectivas de estudio del multilingüismo precoz, al examinar la interacción de varios factores –como por ejemplo las habilidades pragmáticas y los factores afectivos– en el desarrollo multilingüe en edades tempranas, tal como proponían Herdina y Jessner (2002) en su modelo dinámico del multilingüismo (DMM) a principios de esta década.

Referencia bibliográfica:

Laura Portolés Falomir. Multilingüisme precoç: anàlisi de la consciència pragmàtica i actituds lingüístiques en infants consecutius multilingües.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario