Tendencias21

Los psicópatas violentos no entienden el castigo, revela un estudio neurológico

Según los expertos, uno de cada cinco delincuentes violentos es psicópata. Científicos de la Universidad de Montreal han analizado los cerebros de estas personas, para intentar comprender cómo funcionan. Han descubierto anomalías en regiones cerebrales relacionadas con el aprendizaje por castigo. Por Yaiza Martínez.

Los psicópatas violentos no entienden el castigo, revela un estudio neurológico

Un psicópata es una persona incapaz de empatizar con otros o de sentir remordimientos. Estos individuos suelen interactuar, además, con el resto de las personas como si éstas fuesen objetos a los que utilizar, para conseguir sus propios fines.

Aunque no todos los psicópatas son violentos, algunos sí lo son. Según investigadores de la Universidad de Montreal y del Instituto Universitario de Salud Mental de Montreal (Canadá), se calcula que uno de cada cinco delincuentes violentos padece una psicopatía.

Para tratar de comprender mejor el comportamiento de estas personas, los científicos canadienses han hecho un estudio sobre sus cerebros. Han llegado a la conclusión de que los delincuentes violentos y psicópatas tienen anomalías en las partes del cerebro relacionadas con el aprendizaje por castigo.

Análisis de 32 delincuentes

En un comunicado de la Universidad de Montreal difundido por AlphaGalileo, se explica que la investigación consistió en realizar escáneres de resonancia magnética a los cerebros de un grupo de personas, mientras estas completaban una tarea de combinación de imágenes.

Con esta tarea se evaluó su capacidad para ajustar su comportamiento a las consecuencias –positivas o negativas- que dicho comportamiento podía tener (con cada selección de combinación de imágenes se podía ganar o perder puntos).

Entre los participantes había 12 delincuentes violentos con trastorno antisocial de la personalidad y psicopatía, 20 delincuentes violentos con trastorno de personalidad antisocial, pero no con psicopatía; y 18 individuos no delincuentes sanos, de un grupo de control.

Los delincuentes habían sido condenados por asesinato, violación, intento de homicidio y lesiones graves. Todos ellos fueron reclutados en el Servicio de Libertad Condicional de Gran Bretaña.

Menos sustancia gris

Los científicos encontraron, en primer lugar, que los delincuentes violentos y psicópatas fallaron más en la tarea neuropsicológica encomendada, a la hora de aprender de las claves de «castigo» que se les imponían por no acertar con la combinación de imágenes (no eran capaces de adaptar su comportamiento a dichas claves, y seguían tomando malas decisiones a pesar de que se alargaron los periodos de decisión). 

En los cerebros de estos mismos individuos (en comparación con los de los otros delincuentes y participantes) se detectó una reducción del volumen de la sustancia gris bilateral en la corteza prefrontal anterior y en unas zonas de los lóbulos temporales.

Estas regiones del cerebro están relacionadas con la empatía, el procesamiento de las emociones prosociales -como la culpa y la vergüenza- y el razonamiento moral.

También se detectaron anomalías en las fibras nerviosas de la sustancia blanca presente en el cíngulo posterior, que une la corteza cingulada posterior con la corteza prefrontal medial. Esta área, además de asociarse con la falta de empatía como las anteriores, está vinculada al aprendizaje a partir de recompensas y castigos.

La importancia de la intervención temprana

Los autores del estudio, Sheilagh Hodgins y Nigel Blackwood, explican que los delincuentes psicópatas violentos tienen mayores tasas de reincidencia que otros delincuentes, y no se benefician de los programas de rehabilitación.

“Nuestra investigación revela por qué es, y esperamos pueda mejorar las intervenciones preventivas de la violencia y las terapias precoces para la modificación de comportamientos violentos”. Los problemas de conducta y los antecedentes de la psicopatía surgen temprano en la vida, cuando las intervenciones basadas en el aprendizaje aún tienen el potencial de alterar la estructura del cerebro y su funcionamiento.

En general, añaden los investigadores, los «delincuentes psicopáticos son diferentes de los delincuentes corrientes. Mientras que estos últimos son hipersensibles a las amenazas, irascibles y agresivos, los psicópatas responden poco a las amenazas, son fríos; y despliegan una agresividad premeditada».

Los psicópatas ante el dolor ajeno

Hace unos años, neurocientíficos de la Universidad de Chicago (EEUU) y de la Universidad de Nuevo México llevaron a cabo un estudio con 80 presos con diversos grados de psicopatía: alto, medio y bajo.

A todos ellos se les mostraron dos series de imágenes de vídeo sobre situaciones violentas o  expresiones faciales de dolor. Al mismo tiempo, y también usando la  resonancia magnética funcional, los investigadores observaron el cerebro de los participantes.

Como en el estudio de la Universidad de Montreal, se constató que, en aquellos con mayor grado de psicopatía, determinadas zonas cerebrales vinculadas a la empatía mostraban menor actividad que en el resto de los participantes. Estas áreas fueron la corteza prefrontal ventromedial, la corteza, orbitofrontal, la amígdala y la sustancia gris periacueductal. Pero también se reveló un aumento  en la actividad de la corteza insular, vinculada con la valoración de las consecuencias, un resultado que no se esperaba.

Los psicópatas no violentos pueden pasar inadvertidos

Por otra parte, en el año 2010 se realizó en Estados Unidos otra investigación sobre el cerebro de los psicópatas, en este caso, no violentos, que reveló que estos también presentan anomalías cerebrales.

Las tienen en el sistema de recompensa del cerebro, y hacen que estos individuos den importancia por encima de todo a la satisfacción de sus propios intereses o necesidades, sin importarles los efectos de sus actos sobre otras personas o los peligros que puedan conllevar dichos actos. Eso no evita que este tipo de psicópatas tengan nociones sobre la mayoría de los usos sociales, por lo que su comportamiento es adaptativo, y pasa inadvertido para la mayoría de la gente.

Referencias bibliográficas:

Jean Decety, Laurie R. Skelly, Kent A. Kiehl. Brain Response to Empathy-Eliciting Scenarios Involving Pain in Incarcerated Individuals With Psychopathy. JAMA Psychiatry (2013). DOI: 10.1001/jamapsychiatry.2013.27.

Sarah Gregory, R James Blair, Dominic ffytche, Andrew Simmons, Veena Kumari, Sheilagh Hodgins Nigel Blackwood. Punishment and the psychopath: an fMRI investigation of reinforcement learning in violent antisocial personality disordered men. Lancet Psychiatry (2015). DOI: 10.1016/S2215-0366(14)00071-6.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La comunicación humana comenzó mediante gestos y no con gruñidos 16 marzo, 2022
    La simpleza y efectividad de los gestos como estrategia de comunicación formaría parte de nuestra herencia genética y social más profunda: los primeros seres humanos los eligieron para comunicarse, antes de disponer del habla y el lenguaje. De esta forma, queda atrás la idea de que nuestros ancestros se comunicaban en principio con gruñidos.
    Pablo Javier Piacente
  • Los colores de los microbios ayudarán a descubrir vida en exoplanetas 16 marzo, 2022
    Los microbios que viven en zonas subárticas han permitido a los científicos crear el primer catálogo de colores de firmas biológicas, que podrá aplicarse en la superficie de planetas helados y sus lunas para descubrir la existencia de vida más allá del Sistema Solar.
    Pablo Javier Piacente
  • Reptile Database elimina toda referencia a artículos de científicos rusos 16 marzo, 2022
    Más de 1.000 artículos de herpetólogos rusos y soviéticos han sido eliminados de la base de datos Reptile Database, como consecuencia de la invasión de Ucrania. La base opera desde la República Checa, que en 1968 sufrió la invasión del Pacto de Varsovia, similar a la que padece hoy Ucrania.
    Redacción T21
  • Todos los organismos vivos producen metano 16 marzo, 2022
    Una nueva investigación ha descubierto que todos los organismos liberan metano. La formación de este potente gas de efecto invernadero se desencadena por especies reactivas de oxígeno y se potencia mediante el estrés oxidativo adicional.
    MPG/T21
  • Revelan cómo las tierras secas se convirtieron en oasis hace más de 3 millones de años 15 marzo, 2022
    Durante el Plioceno, cuando la Tierra experimentó condiciones similares a las actuales de concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera, el retroceso de la capa de hielo y la expansión de los bosques convirtieron las antiguas tierras secas subtropicales en oasis. Es la explicación más convincente hasta el momento sobre el proceso iniciado hace […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una pequeña estrella crea un monumental rayo de materia y antimateria 15 marzo, 2022
    Un gigantesco haz de materia y antimateria emana de una estrella colapsada de solo 16 kilómetros de ancho: el fenómeno podría ayudar a comprender la influencia en nuestra galaxia de los positrones, el equivalente a los electrones en la antimateria. 
    Pablo Javier Piacente
  • Crean una lancha eléctrica que viaja sobre el mar 15 marzo, 2022
    Una empresa sueca ha lanzado una lancha que se impulsa con uno de los primeros modelos de motor para barcos totalmente eléctrico. Viaja sobre el agua y puede recorrer 92 kilómetros a 44 kilómetros por hora con una sola carga de batería.
    InsideScience/T21
  • La sombra de un invierno nuclear planea de nuevo 15 marzo, 2022
    La escalada potencial de la guerra de Ucrania a un conflicto nuclear mundial evoca la histórica advertencia de Carl Sagan en 1983: el uso de armas atómicas provocará inevitablemente un invierno nuclear que, además de acabar con la vida en la Tierra, impactará también al universo.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La simetría es el lenguaje de la evolución 14 marzo, 2022
    Un nuevo estudio sugiere que las formas simétricas que se aprecian en todo tipo de organismos vivos y hasta en la organización molecular nacen a partir de una especie de “lenguaje” predominante en la evolución. Este lenguaje se construye por economía de recursos: las formas simétricas insumen un menor esfuerzo de codificación de información que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren dos monstruosos agujeros negros supermasivos próximos a colisionar 14 marzo, 2022
    Un par de gigantescos agujeros negros supermasivos que componen un sistema binario, cada uno con 100 millones de masas solares, se están acercando para fusionarse y al hacerlo protagonizarán una colosal explosión de energía. Los astrónomos los descubrieron al observar la luz que emitieron hace 8.800 millones de años.
    Pablo Javier Piacente