Tendencias21

Menos límites a la posibilidad de que haya vida en otros planetas

Hallazgos realizados en la Tierra, en los últimos años, de especies que habitan en condiciones extremas sugieren que la posibilidad de que haya vida en otros planetas es mayor de lo que se creía, señala un científico de la NASA. Christopher McKay reclama, por esa razón, que se sea más cuidadoso al excluir, en la búsqueda de vida en otros lugares del cosmos, a algunos mundos. Quizá en ellos haya formas de vida que hasta ahora no habían podido imaginarse. Por Yaiza Martínez.

Menos límites a la posibilidad de que haya vida en otros planetas

"Los requisitos para la vida en la Tierra (…) proporcionan una forma de evaluar la habitabilidad de los exoplanetas". Con esta frase se inicia un artículo publicado por el científico de la NASA, Christopher McKay, en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

En él, el investigador plantea que las condiciones para que se considere posible la vida en otros planetas no deberían ser tan rígidas como hasta ahora han sido.

¿Por qué razón? Según Mackay, porque diversos descubrimientos realizados en nuestro propio planeta, en los últimos años, demuestran que las condiciones para que haya vida no tienen por qué ser tan estrictas como se creía: formas de vida terrestre han aparecido en condiciones ambientales hasta ahora consideradas inhabitables. ¿No podría pasar lo mismo en otros lugares del universo?

Temperatura y agua

McKay explica que no todas las formas de vida necesitan los mismos requisitos para existir: algunas especies pueden sobrevivir e incluso prosperar en condiciones muy extremas.

Por ejemplo, se han encontrado tipos de microorganismos en ambientes constantemente bajo cero o muy por encima del punto de ebullición. Es decir, que no tendría sentido descartar la habitablilidad de un planeta, simplemente porque este sea demasiado frío o demasiado caliente.

Una prueba de esto ha sido el hallazgo realizado recientemente en el lago subglacial más extenso conocido, el lago Vostock. Situado a 3.768 metros de profundidad bajo el hielo, este lago constituye un entorno que combina el frío extremo con el calor extremo, derivado de una posible actividad hidrotérmica. Por estas y otras razones, su habitabilidad se daba por descartada.

Sin embargo, recientemente se han encontrado en el lago Vostock rastros de vida, concretamente, 3.507 secuencias genéticas únicas, el 94% pertenecetientes a bacterias y el 6% a eucariontes y a arqueas, según los análisis realizados por ahora, que no están completos.

En lo que al agua respecta, McKay asegura que no todas las formas de vida requieren tanta agua como se pensaba. Así, se ha descubierto que algunas algas viven dentro de rocas en las que hay muy, muy poca agua disponible. La misma que podría haber atrapada en las rocas de la luna y otros objetos celestes, por ejemplo.

La luz y la radiación

La necesidad de una luz o algún otro tipo de fuente de energía para que se dé la vida también podría haberse exagerado, asegura el científico de la NASA, pues en la Tierra se han encontrado criaturas que habitan el mar, a una profundidad a la que la luz solar apenas puede llegar.

Es el caso del hallazgo realizado en 2013 en uno de los lugares de la Tierra más inaccesibles: el fondo de la Fosa de las Marianas. Esta región del Pacífico occidental es el sitio más profundo de nuestro planeta -se encuentra a más de 11 kilómetros por debajo del nivel del mar-. A pesar de eso, su análisis ha documentado la existencia de una comunidad muy activa de bacterias en el sedimento de la zanja.

Por tanto, señala McKay, que haya planetas injustamente excluidos como posibles acogedores de vida simplemente porque están demasiado lejos de su estrella.

En cuanto al tema del exceso de radiación, se ha dado por hecho que la vida no puede darse ni perdurar en entornos con una radiación alta. Sin embargo, se han encontrado microbios viviendo dentro de reactores nucleares e incluso bacterias capaces de resistir niveles de radiación supuestamente "insoportables".

¿Vivir sin oxígeno?

Por último, se ha creído siempre que todas las criaturas necesitan una gran cantidad de oxígeno para sobrevivir. Pero lo cierto es que se ha demostrado, a partir del estudio de una pequeña esponja marina, que la vida compleja no necesitó niveles altos de oxígeno para vivir y crecer; e incluso que existe un pez capaz de vivir hasta cuatro meses sin oxígeno: el Carpa Crucian.

Por todo, McKay afirma que, tal vez, se debería ser más cuidadoso al excluir, en la búsqueda de vida en otros lugares, algunos mundos. Quizá en ellos haya formas de vida que hasta ahora no habían podido imaginarse.

Chris McKay es especialista en ciencias espaciales y astrobiología en el Centro de Investigación Ames de la NASA, un centro líder en astrobiología, una rama de las ciencias biológicas que, combinando astrofísica, biología y geología, estudia la vida en el conjunto del Universo.

En términos generales, hasta ahora los astrobiólogos habían defendido que, considerando la universalidad de las leyes de la física, la termodinámica química y la química del carbono, existe una alta probabilidad de que otros mundos puedan albergar vida, siempre, eso sí, que en ellos haya agua líquida.

Referencia bibliográfica:

Christopher P. McKay. Requirements and limits for life in the context of exoplanets. PNAS (2014). DOI: 10.1073/pnas.1304212111.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21