Tendencias21
Misterio en torno a una lejana estrella masiva

Misterio en torno a una lejana estrella masiva

Una estrella masiva situada a 75 millones de años luz desapareció súbitamente del universo, desconcertando a los astrónomos: puede haber perdido luminosidad o colapsado sin dejar rastro.

Una estrella masiva que había sido descubierta en 2001 y estudiada por los astrónomos durante más de diez años, ha desaparecido de pronto en el universo.

La estrella masiva, llamada así porque su masa es al menos 10 veces la de nuestro sol, estaba en el interior de la galaxia enana Kinman, perteneciente a la constelación de Acuario y situada a unos 75 millones de años luz de distancia.

La enorme distancia a la que está Kinman no permite a los astrónomos ver directamente a sus estrellas individuales, pero sí pueden detectar las huellas que deja su presencia.

Durante todo el tiempo que la estrella desaparecida fue estudiada, emitía una luz 2,5 millones de veces más brillante que la del Sol.

La primera señal de alarma sonó en 2019, cuando los astrónomos notaron que el espectro y brillo de la estrella habían desaparecido de los registros astronómicos.

Y a continuación los astrónomos confirmaron que la potente luz que emitía se había apagado y concluyeron con sorpresa que había desaparecido.

Hipótesis

Las explicaciones que barajan los astrónomos son hipotéticas. Podría ser que la estrella hubiera perdido parte de su brillo y que finalmente quedara oscurecida por el polvo estelar.

Otra hipótesis es que colapsó en un agujero negro sin producir una supernova, algo insólito en la observación astronómica.
Los astrónomos ya sabían que la estrella estaba en una etapa tardía de su evolución, pero no se esperaban ese posible desenlace. Por eso consideran que han presenciado la muerte de una de las estrellas más masivas del universo local.

Protocolos

El descubrimiento de la desaparición de la estrella siguió los más estrictos protocolos.

La aproximación la realizaron con una innovación tecnológica, el instrumento Espresso, un sofisticado cazador de planetas situado en el interior del interferómetro Very Large Telescope, en el Observatorio Paranal de ESO.

En agosto del año pasado lo orientaron hacia la estrella supermasiva utilizando simultáneamente los cuatro telescopios de 8 metros del VLT, pero no encontraron rastro de ella.

A pesar de la sofisticada tecnología de Espresso, los astrónomos volvieron a la carga meses más tarde con el instrumento X-shooter, de espectroscopía de alta resolución integrado también en el VLT de ESO, y de nuevo no encontraron rastros de la estrella.

 

Ubicación (círculo rojo) de la galaxia enana Kinman, donde desapareció una misteriosa estrella variable luminosa azul. Crédito: ESO, IAU and Sky & Telescope.

Ubicación (círculo rojo) de la galaxia enana Kinman, donde desapareció una misteriosa estrella variable luminosa azul. Crédito: ESO, IAU and Sky & Telescope.

 

Para asegurarse de la desaparición de la estrella, los astrónomos recopilaron a continuación datos antiguos que atestiguaban su existencia, obtenidos tanto mediante ESO como de otras fuentes.

Esa comparativa permitió a los astrónomos apreciar que la estrella había experimentado recientemente una serie de estallidos que duraron al menos hasta 2011.

Es frecuente que estrellas de este tipo experimenten cambios bruscos a lo largo de su vida, que les provocan pérdida de masa y un espectacular aumento de su luminosidad.

A tenor de esas suposiciones, los astrónomos consideran posible que los estallidos pudieran haber provocado la pérdida de luminosidad de la estrella y convertirla en menos luminosa, imperceptible a los telescopios.

No descartan, sin embargo, que alternativamente haya colapsado y desaparecido de una forma insólita, sin que hayamos podido presenciar su muerte. Los resultados se han publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

 

Referencia

The possible disappearance of a massive star in the low-metallicity galaxy PHL 293B. Andrew P Allan et al. Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, Volume 496, Issue 2, August 2020, Pages 1902–1908. DOI:https://doi.org/10.1093/mnras/staa1629

RedacciónT21

1 comentario

  • ¿10 veces la masa del Sol no será muy poco para una estrella con un brillo 2.5 millones de veces superior? Por lo que sé, estrellas comparables a ese brillo tienen decenas o más de 100 veces la masa de nuestra estrella. Quizá este misterioso astro halla sido una estrella variable luminosa azul, con una masa muy superior y que en los años en que se estudió pudiera haber estado experimentado un estallido típico de este tipo de estrellas, y que al final, disminuyó su brillo.

RSS Lo último de Tendencias21

  • Enormes estructuras cósmicas podrían ser signos de civilizaciones extraterrestres avanzadas 13 mayo, 2024
    Las hipotéticas esferas de Dyson son gigantescas estructuras cósmicas capaces de envolver a una estrella y todo su sistema, aprovechando de esta forma al máximo la energía que produce. Únicamente civilizaciones alienígenas muy avanzadas podrían diseñar este tipo de estructuras: una nueva investigación sugiere que ya podríamos haber detectado alguno de estos objetos, pero que […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA ya es una maestra de la mentira y el engaño 13 mayo, 2024
    Un nuevo estudio científico advierte que los sistemas de Inteligencia Artificial (IA) han desarrollado la capacidad de presentar deliberadamente información falsa a los usuarios humanos. Por el momento, no se trata de un plan maléfico para dominar el mundo: los investigadores creen que la IA se ha convertido en una artista del engaño porque ha […]
    Pablo Javier Piacente
  • Avance histórico en la computación cuántica 13 mayo, 2024
    Los físicos han creado el silicio más puro del mundo, que permitirá crear computadoras cuánticas funcionales con una capacidad de hasta un millón de cúbits estables. Un desarrollo comparable a la aparición de la física nuclear hace un siglo, según sus creadores.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un asteroide que abarca la mitad de un campo de fútbol podría impactar contra la Tierra en 2046 12 mayo, 2024
    Una roca espacial de aproximadamente 50 metros de diámetro, descubierta en febrero de este año, tiene una probabilidad de 1 en 600 de impactar contra la Tierra sobre el 14 de febrero de 2046, aunque las estimaciones cambian continuamente en función de nuevos datos. De concretarse la colisión, sería comparable al evento de 1908 de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un estudio revolucionario revela el sorprendente sistema de reciclaje del cerebro 11 mayo, 2024
    Un equipo de investigadores de la Universidad de Auburn (Alabama) ha descubierto cómo las células del cerebro reciclan las proteínas viejas para mantener su funcionamiento óptimo. El hallazgo podría tener implicaciones para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.
    Redacción T21
  • La discriminación puede acelerar el envejecimiento 10 mayo, 2024
    Un grupo de investigadores concluye que la discriminación interpersonal por diferentes motivos podría producir cambios a nivel molecular, revelando una posible causa fundamental de las disparidades en las enfermedades y muertes relacionadas con el envejecimiento. En otras palabras, las secuelas psicológicas y biológicas que deja la discriminación podrían acelerar el envejecimiento humano.
    Pablo Javier Piacente
  • Misteriosas manchas en las profundidades de la Tierra podrían haber originado la tectónica de placas 10 mayo, 2024
    Manchas del tamaño de un continente ubicadas debajo del Océano Pacífico y África, generadas por el enorme impacto de un objeto del tamaño de Marte conocido como Theia, que se estrelló contra la Tierra hace unos 4.500 millones de años, podrían haber iniciado el proceso de subducción que derivó en la actual tectónica de placas, […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Comida enlatada en la Edad de Piedra? 10 mayo, 2024
    Fragmentos de caparazones de tortuga de aproximadamente 50.000 años de antigüedad, recuperados en un yacimiento de grava situado en Alemania, sugieren que son restos de una especie de comida enlatada viva que los antiguos cazadores-recolectores llevaban consigo cuando viajaban.
    Redacción T21
  • Un enjambre de microrobots puede "cazar" bacterias que contaminan el agua 9 mayo, 2024
    El desarrollo de enjambres de microrobots que pueden capturar plásticos y bacterias potencialmente dañinas en el agua allanaría el camino para nuevos enfoques destinados a combatir la contaminación en océanos y vías fluviales, de acuerdo a un nuevo estudio.
    Pablo Javier Piacente
  • Se acerca Solar Max: el Sol está llegando a su pico de actividad 9 mayo, 2024
    El Sol continúa su aproximación al máximo solar, el pico de mayor intensidad dentro del actual ciclo solar, que podría adelantarse para la etapa final de este año. En poco más de 24 horas, el 5 y 6 de mayo el astro rey lanzó tres llamaradas solares de clase X: estas erupciones pueden afectar las […]
    Pablo Javier Piacente