Tendencias21

Mortalidad materna agravada por el VIH, una cruel realidad en África

Un proverbio africano dice que cada mujer que da a luz tiene un pie en la tumba. Por desgracia, el refrán tiene vigencia, y en especial en el contexto de la pandemia del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) en este continente. A pesar de los grandes avances en la prevención de la transmisión del VIH […]

Según un proverbio africano, "toda mujer que da a luz tiene un pie en la tumba". Es hora de que esta máxima se convierta en un dato histórico y deje de ser una realidad. Crédito: Mercedes Sayagues/IPS.

Según un proverbio africano, «toda mujer que da a luz tiene un pie en la tumba». Es hora de que esta máxima se convierta en un dato histórico y deje de ser una realidad. Crédito: Mercedes Sayagues/IPS.

Por Miriam Gathigah
NAIROBI, Jun 27 2014 (IPS)

Un proverbio africano dice que cada mujer que da a luz tiene un pie en la tumba. Por desgracia, el refrán tiene vigencia, y en especial en el contexto de la pandemia del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) en este continente.

A pesar de los grandes avances en la prevención de la transmisión del VIH (virus de inmunodeficiencia humana), causante del sida, de madre a hijo en este continente, a los especialistas les preocupa que no mejoraron otras variables necesarias para eliminar las causas de la mortalidad materna derivadas del VIH/sida.

Del 30 de junio al 1 de julio, expertos en salud, autoridades y activistas se reunirán en la ciudad sudafricana de Johannesburgo para el Foro de Socios del Plan de Acción para la Salud Integral de Mujeres y Niños.

Evitar los embarazos no deseados en mujeres con VIH, así como ofrecerles anticonceptivos, son algunos de los problemas que todavía no se han solucionado. Otra de las cosas es lograr una maternidad más segura para todas.

La proporción de mujeres embarazadas con VIH que mueren es mucho mayor que entre las que no tienen el virus, dijo Mary Pat Kieffer, directora de la Fundación Pediátrica contra el Sida Elizabeth Glaser, en entrevista con IPS.

El riesgo de morir por causas relacionadas con el embarazo es entre seis y ocho veces más alta para las mujeres con VIH que para las que no lo tienen.

Numerosos estudios muestran que el VIH aumenta la mortalidad materna de forma directa por el avance de la enfermedad e, indirecta, por la mayor ocurrencia de sepsis, anemia y otros problemas relacionados con el embarazo.

Esa es una muy mala noticia porque solo en Sudáfrica, unas 310.000 mujeres seropositivas dieron a luz en 2012, y 110.000 en Mozambique, según datos del Programa Conjunto de las Naciones Unidas contra el VIH/Sida (Onusida).

Todas las mujeres con VIH, estén o no recibiendo antirretrovirales, son más vulnerables a sufrir sepsis y tener anemia porque su sistema inmunológico está comprometido. Pero Kieffer señaló que los fármacos les mejoran las defensas que las protegen de las infecciones.

Otro problema es que las mujeres embarazadas se infectan mucho más que las que no lo están, puntualizó.
Porcentaje de mortalidad materna atribuida al VIH

Namibia 59%
Zimbabwe 39%
Zambia 31%
Malawi 29%
Mozambique 27%
Kenia 20%
Costa de Marfil 17%
Camerún 10%
Burundi 7%
Fuente: Informe de Avances en la lucha contra el sida de 2012, Onusida.

Los expertos lo atribuyen a los cambios biológicos que ocurren en el sistema reproductor femenino, como el mayor volumen de sangre y las alteraciones hormonales.

En los países de África austral, “alrededor de cinco por ciento de las mujeres que no tenían el VIH durante el segundo trimestre de embarazo, dieron positivo hacia el final del mismo o mientras estaban amamantando”, dijo Kieffer a IPS.

Evitar el contagio de madre a hijo

La prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo es clave para reducir la mortalidad materna, pero la “lucha contra el virus es más que inyectar antirretrovirales”, remarcó Kieffer.

En Sudáfrica, donde cerca de dos de cada 10 personas entre 15 y 49 años tiene el VIH, la cobertura universal para evitar la transmisión de madre a hijo no logra impedir que la enfermedad todavía sea responsable de seis de cada 10 casos de mortalidad materna en 2012, según Onusida.

En Lesotho, con una tasa de infección de VIH de 23 por ciento, cuatro de cada 10 casos de mortalidad materna se atribuyen a complicaciones vinculadas al embarazo o el parto. En Malawi, la proporción baja a tres de cada 10, con una tasa de infección de 11 por ciento.

Naseem Awl, especialista en VIH de la oficina del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Lesotho, dijo a IPS que “queda mucho trabajo por hacer, aparte de suministrar medicamentos, y una de ellas es asegurar que las mujeres paren en centros de salud”.

Las estadísticas de Unicef muestran que en África oriental y austral solo cuatro de cada 10 embarazadas tienen a sus hijos con asistencia de profesionales capacitados.

En Lesotho, si bien nueve de cada 10 mujeres embarazadas asistieron al menos a una consulta prenatal, más de la mitad no reciben atención calificada durante el parto. Mozambique tiene una situación similar, y unas 110.000 mujeres con VIH dieron a luz en 2012.

Kieffer cree que es necesario repensar la estrategia para evitar la transmisión de madre a hijo, “no solo como forma de evitar que el bebé se contagie, sino porque forma parte esencial de la atención a la salud materno-infantil que deben recibir todas las mujeres.

También reclamó un mejoramiento de los servicios de salud y en las actitudes de personal sanitario.

“Una gran cantidad de trabajadores de la salud cree que las mujeres con VIH no deberían quedar embarazadas”, apuntó. La consecuencia de esti es que muchas llegan tarde a la consulta prenatal o dan a luz en sus casas.

Protección de las jóvenes

Atender los embarazos no deseados entre mujeres de entre 15 y 24 años es otro elemento que hay que considerar porque tienen entre dos y cuatro veces más probabilidades de infectarse con el VIH que los hombres de la misma edad.

La mayor incidencia del VIH ocurre en el grupo de entre 19 y 24 años, “cuando las personas son sexualmente activas y no suelen tener pareja estable. También es cuando muchas mujeres quedan embarazadas por primera vez”, explicó Kieffer.

Las dos principales causas de muerte de las jóvenes son complicaciones durante el parto y el VIH, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas. Debido a que sus cuerpos no están totalmente maduros, sufren más problemas durante el embarazo y tienen mayor riesgo de infectarse con el virus del sida.

“Las jóvenes no tienen experiencia con el sistema de salud, pueden demorar en darse cuenta de que están embarazadas y tener miedo de ir a la clínica”, explicó Kieffer. “Son emocionalmente más inmaduras y tienen menos probabilidad de tener una pareja que las pueda contener y dar apoyo emocional ya sea por el embarazo o por tener el VIH”, añadió.

Además dijo que el personal de salud no trata bien a las mujeres jóvenes o no tienen tiempo para ofrecerles información adicional y el apoyo necesario.

Mientras, la gran necesidad de anticonceptivos es otro desafío enorme. En Lesotho, no hay suficientes servicios de planificación familiar, según Onusida.

Y aun cuando hay disponibilidad de anticonceptivos, “las clínicas que administran los antirretrovirales están hacinadas y desbordadas, y se niegan a hacer hincapié en la planificación familiar porque no tienen capacidad”, añadió Kieffer.

Chewe Luo, asesora de VIH de Unicef, dijo a IPS que el nuevo tratamiento con antirretrovirales que implica una sola gragea al día para las mujeres embarazadas portadoras del virus “tendrá un fuerte impacto en la mortalidad materna e infantil causada por el sida”,

Si se fortalecen todos los elementos necesarios para mejorar la mortalidad materna, el proverbio africano pasará a la historia.

Artículos relacionados

Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/06/mortalidad-mate…

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente