Tendencias21

Nuestra actividad cerebral fluye en sentido contrario cuando imaginamos

¿Cómo se refleja en la actividad neuronal el acto de imaginar? Un estudio de la Universidad de Wisconsin-Madison de Estados Unidos ha determinado que, durante la imaginación, se produce un aumento del flujo de información desde el lóbulo parietal del cerebro hacia el lóbulo occipital de este, justo al contrario que cuando recreamos mentalmente imágenes ya vistas.

Nuestra actividad cerebral fluye en sentido contrario cuando imaginamos

La imaginación es el proceso por el cual generamos representaciones mentales de cosas inexistentes o que al menos no existen tal y como las pensamos.

Este proceso se corresponde, como todos los de la conciencia, con una actividad cerebral. En 2004, investigadores de la Universidad estadounidense de Northwestern propusieron que las zonas del cerebro que utilizamos para percibir objetos y aquéllas que usamos para imaginar objetos se superponen. Otro estudio, del Karolinska Institutet de Suecia, señalaba en 2013 que la imaginación afecta de tal forma al cerebro que puede hacer que cambiemos la manera en que percibimos el mundo que nos rodea.

Para profundizar más en la cuestión, y con el fin de determinar los circuitos neuronales concretos implicados en la imaginación, un equipo de investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU) ha comparado la actividad eléctrica del cerebro de personas imaginando (que viajaban en bicicleta por un entorno mágico), con la actividad cerebral de personas mientras estas recreaban en sus mentes imágenes de videos cortos que habían visto antes.

La actividad neuronal de los participantes fue captada con electroencefalografía (EEG), a partir de sensores colocados en su cuero cabelludo. Estos registros fueron “traducidos” gracias a un algoritmo desarrollado por uno de los autores de la investigación, el profesor de ingeniería eléctrica e informática de dicha Universidad, Barry Van Veen.

Resultados obtenidos

Se descubrió así que, durante la imaginación, se producía un aumento del flujo de información desde el lóbulo parietal del cerebro hacia el lóbulo occipital.

El primero es la zona cerebral encargada especialmente de recibir las sensaciones de tacto, calor, frío, presión, dolor, y de coordinar el equilibrio. El segundo, por su parte, se ocupa de procesar las imágenes.

Según se explica en un comunicado de la Universidad de Wisconsin-Madison, por tanto, mientras imaginamos, la información fluiría desde una región de orden superior -que combina las aportaciones de varios de los sentidos- a una región de orden menor.

Como contraste, la recreación de la información visual captada por los ojos tendería a fluir desde el lóbulo occipital, que conforma en gran parte la corteza visual, hacia "arriba", hacia el lóbulo parietal.

"Parece que el funcionamiento de nuestro cerebro y el de los animales es direccional, que las señales neuronales se mueven en una dirección particular, y luego se detienen, y comienzan en otro lugar. Creo que esto es un tema realmente nuevo que no había sido explorado”, señala Van Veen.

Nuevas herramientas

Este tipo de estudios ayudan a comprender el funcionamiento del cerebro. "Un problema muy importante en investigación cerebral es la comprensión de cómo están funcionalmente conectadas las diferentes partes del cerebro. ¿Qué áreas interactúan? ¿Cuál es la dirección de la comunicación?" explica Van Veen. "Sabemos que el cerebro no funciona como un conjunto de áreas independientes, sino como una red de áreas especializadas que colaboran”.

Los investigadores esperan ahora que la tecnología utilizada –cuya eficiencia según ellos ha quedado demostrada- propicie el desarrollo de nuevas herramientas con las que determinar lo que ocurre en el cerebro durante el sueño y la ensoñación y cómo utiliza el cerebro las redes neuronales para codificar la memoria a corto plazo.

Referencia bibliográfica:

Daniela Dentico, Bing Leung Patrick Cheung, Jui-Yang Chang, Jeffrey Guokas, Mélanie Boly, Giulio Tononi, Barry D. Van Veen. Reversal of cortical information flow during visual imagery as compared to visual perception. NeuroImage (2014). DOI: 10.1016/j.neuroimage.2014.05.081.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Cualquier persona puede ser preparada para ser creativa 19 marzo, 2022
    Una investigación de la Universidad Estatal de Ohio ha desarrollado un método basado en el pensamiento divergente y el cambio de perspectiva que permite a las personas recuperar la creatividad perdida durante la escolarización y generar acciones inesperadas.
    OSU/T21
  • La seda de las arañas podría ser la llave para curar el cáncer 18 marzo, 2022
    La mayoría de los tipos de cáncer se desarrollan a partir de la carencia de la proteína P53, que cumple una función crucial porque evita que las células con daño en el ADN se conviertan en células cancerosas. Una proteína similar podría extraerse de la seda producida por las arañas e incorporarse a las células […]
    Pablo Javier Piacente
  • La guerra de Ucrania congela la exploración ruso-europea de Marte y la Luna 18 marzo, 2022
    El anuncio de la suspensión de ExoMars y de las actividades de cooperación entre la ESA y Roscosmos es solamente la punta del iceberg de las profundas consecuencias negativas que puede traer esta decisión para la exploración espacial: los esfuerzos de décadas de investigación podrían tirarse por la borda si la guerra en Ucrania sigue […]
    Pablo Javier Piacente
  • La base científica de Rusia, amenazada por las sanciones 18 marzo, 2022
    La base científica de Rusia se está resintiendo por efecto de las sanciones occidentales, que privan al país de reactivos químicos, componentes ópticos y ordenadores nuevos, al mismo tiempo que los mayores proveedores de instrumentos de precisión han interrumpido los suministros.
    Redacción T21
  • Rusia estaría utilizando en Ucrania robots asesinos que se guían por IA 18 marzo, 2022
    Rusia estaría utilizando en Ucrania drones asistidos por Inteligencia Artificial que son completamente autónomos para atacar objetivos a partir de fotos facilitadas por operarios militares, según denuncia el Boletín de Científicos Atómicos.
    Redacción T21
  • La psicopatía no es un trastorno mental, sino una ventaja adaptativa 17 marzo, 2022
    Investigadores canadienses han revelado que la psicopatía carece de ciertas características para ser considerada un trastorno mental, por lo que debería considerarse más como una función genética concreta desarrollada mediante mecanismos evolutivos.
    Pablo Javier Piacente
  • Una nueva misión espacial penetrará en los oscuros túneles de la Luna 17 marzo, 2022
    La Luna está repleta de pozos que, según los científicos, podrían conducir a enormes túneles: se cree que incluso podrían servir como habitáculos naturales en futuras colonias humanas. La ESA ha diseñado un vehículo explorador especializado para moverse en esos túneles.
    Pablo Javier Piacente
  • Un experimento con antimateria desafía a la ciencia 17 marzo, 2022
    Un experimento desarrollado en el CERN ha descubierto que la antimateria muestra en determinadas condiciones un comportamiento diferente al de los átomos de materia, lo que señala el camino para encontrar nuevas leyes físicas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Más misterios en las profundidades de la Tierra 17 marzo, 2022
    Las dos colosales estructuras masivas que bordean el núcleo externo de la Tierra originan la Anomalía del Atlántico Sur y el intenso vulcanismo africano, pero para sorpresa de los geólogos, su composición y estructura son diferentes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La comunicación humana comenzó mediante gestos y no con gruñidos 16 marzo, 2022
    La simpleza y efectividad de los gestos como estrategia de comunicación formaría parte de nuestra herencia genética y social más profunda: los primeros seres humanos los eligieron para comunicarse, antes de disponer del habla y el lenguaje. De esta forma, queda atrás la idea de que nuestros ancestros se comunicaban en principio con gruñidos.
    Pablo Javier Piacente