Tendencias21
Nuevas investigaciones impulsan la energía geotérmica en Estados Unidos

Nuevas investigaciones impulsan la energía geotérmica en Estados Unidos

La energía geotérmica y la industria relacionada con ella podrían tomar un nuevo impulso en Estados Unidos, en función de las conclusiones que se extraigan de un proceso de investigación desarrollado por la Universidad de Nevada, en Reno, en colaboración con el Departamento de Energía estadounidense. El propósito de este estudio es comprender y caracterizar el potencial geotérmico de cerca de 500 sitios ubicados a lo largo de la denominada “Gran Cuenca” de Nevada. Por Pablo Javier Piacente.

Nuevas investigaciones impulsan la energía geotérmica en Estados Unidos

Mediante el análisis de 463 lugares con posibilidades de ser explotados en el área de Nevada, Estados Unidos busca darle un nuevo impulso a la industria geotérmica. Esta fuente energética ha merecido un ambicioso plan de estudios e investigaciones desarrollado por la Universidad de Nevada y el Departamento de Energía del país. El objetivo principal de este proyecto es determinar los puntos exactos que podrían garantizar una mayor producción.

Básicamente, la energía geotérmica es aquélla que puede obtenerse mediante el aprovechamiento del calor del interior de la Tierra. Entre sus principales ventajas destaca el menor impacto ambiental que provoca, en comparación con el petróleo o el carbón, ya que produce residuos mínimos y también menores emisiones de CO2 que otras fuentes energéticas.

En Estados Unidos, el proyecto desarrollado por especialistas de la University de Nevada promete impulsar esta fuente energética, transformándola en una posible solución frente a las necesidades de la principal economía mundial, que requiere de un mayor porcentaje de energías alternativas para su funcionamiento. La investigación fue difundida a través de una nota de prensa de la mencionada universidad, y también mereció un artículo en el medio especializado Science Daily.

El proyecto ha recibido un millón de dólares de financiación, en el marco del American Recovery and Reinvestment Act de 2009, y además ha sido respaldado por el Departamento de Energía. Hasta el momento se han identificado 250 sitios, y ahora se pasará a una segunda etapa en la cual cinco o seis de estos emplazamientos, considerados potencialmente viables para la explotación geotérmica, serán estudiados con más detalle.

Optimizar las herramientas de análisis y exploración

Algunos de los lugares estudiados serán analizados con sísmica 3-D, una técnica habitualmente empleada en la industria hidrocarburífera. El propósito es brindar a la industria energética las herramientas necesarias para un mayor entendimiento de los procesos geotérmicos, identificando además los puntos óptimos para realizar perforaciones y disminuyendo las posibilidades de error.

La investigación tiene como objetivo determinar los elementos estructurales favorables en cada punto para el desarrollo geotérmico, mediante la aplicación de técnicas innovadoras para el análisis de fallas. El proyecto busca mejorar las metodologías de exploración en el ámbito geotérmico, reduciendo el riesgo de perforación de pozos posteriormente no productivos.

Jim Faulds, geólogo y profesor de la Universidad de Nevada en Reno e investigador principal del proyecto, cuenta con la colaboración de un equipo de seis investigadores y numerosos estudiantes, que trabajan sobre diversos aspectos de investigación. Según Faulds, de un total de 463 sitios geotérmicos a analizar, se han estudiado y caracterizado más de 250 en el último año.

Para el análisis se han empleado registros ya existentes y estudios de campo. Ahora, Faulds y su equipo van a profundizar en las investigaciones, con el propósito de desarrollar mejores métodos y herramientas para la exploración geotérmica. Esto resultará crucial, si se tiene en cuenta que gran parte de los recursos geotérmicos de la zona no cuentan con expresiones superficiales.

Disminuir los niveles de riesgo exploratorio

En otras palabras, alrededor de dos tercios de los recursos existentes en la denominada “Gran Cuenca” no pueden advertirse a través de manifestaciones en la superficie terrestre, como por ejemplo aguas termales. En consecuencia, la única forma de determinar las riquezas existentes a más de 1.500 metros de profundidad es a través de la investigación científica.

De esta forma, una mejor caracterización de los sistemas geotérmicos existentes es fundamental para concretar nuevos descubrimientos, apuntando a aquellos sitios en los cuales las perforaciones tengan más probabilidades de ser exitosas. Algunos de los puntos a analizar son los patrones de fallas y fracturas, las condiciones de estrés y los intervalos estratigráficos.

Bajo determinadas características y condiciones relacionadas con estos parámetros, se hallan los sectores más propicios para acoger yacimientos geotérmicos. Sin embargo, la industria de la energía geotérmica no tiene la misma profundidad de conocimientos en torno a los procesos exploratorios que la industria minera o hidrocarburífera.

Las empresas mineras e hidrocarburíferas desarrollan investigaciones durante varios años para caracterizar un ambiente favorable y determinar el lugar exacto donde perforar o intervenir. El objetivo de este estudio es aplicar la misma lógica en cuanto a la energía geotérmica, proporcionando así una base de conocimientos para la exploración, que luego se aplicará en el descubrimiento y desarrollo de los recursos geotérmicos bajo menores niveles de riesgo.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren en Inglaterra herramientas usadas por humanos hace 620.000 años 23 junio, 2022
    El Homo heidelbergensis, un antepasado de los neandertales, ocupó el sur de Gran Bretaña hace entre 560.000 y 620.000 años, cuando aún estaba unido a Europa. Fabricó las primeras hachas de mano, primera evidencia de instrumentos para raspar y perforar a esta edad tan temprana.
    Pablo Javier Piacente
  • Una forma exótica de hielo puede estar alimentando la vida en mundos alienígenas 23 junio, 2022
    Una forma de hielo que no existe en la Tierra y que solo se produce en otros planetas puede estar nutriendo a una posible vida extraterrestre, que habite en las aguas de vastos océanos ocultos en algunos exoplanetas e incluso en lunas de nuestro Sistema Solar.
    Pablo Javier Piacente
  • Hércules resurge del fondo del mar 23 junio, 2022
    El famoso naufragio de Anticitera, que ocurrió en el Siglo I a.C. y fue descubierto en 1900, sigue aportando sorpresas: no solo transportaba la primera computadora analógica, sino también una enorme estatua del mítico héroe griego Hércules, de la que ahora se ha encontrado su cabeza.
    Redacción T21
  • El cerebro tiene un modo de bajo consumo para momentos críticos 23 junio, 2022
    El cerebro, al igual que los ordenadores, dispone de un modo de bajo consumo de energía en el que reduce al mínimo su actividad hasta que pueda recargarse de nuevo y recuperar su funcionalidad cognitiva. Ese recurso informático nunca fue, propiamente hablando, un invento humano.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los ojos revelan lo que sucede en el cerebro 22 junio, 2022
    Los ojos pueden ayudarnos a comprender el cerebro: los científicos han descubierto anomalías en las señales de la retina que son específicas de determinados trastornos del neurodesarrollo, como el autismo o el déficit de atención. El análisis de estas señales tendría un gran potencial para comprender a fondo la naturaleza de los problemas neurológicos.
    Pablo Javier Piacente
  • Sorprenden a una estrella agonizante "devorando" a todo su sistema planetario 22 junio, 2022
    Una enana blanca localizada a 86 años luz de distancia de la Tierra, llamada G238-44, fue sorprendida por los astrónomos tragando material del interior y el exterior de su sistema planetario: cada planeta y todos los cuerpos a su alrededor serán absorbidos por la estrella moribunda. El proceso arroja luz sobre el caos que reina […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una explosión de vida siguió a la mayor extinción masiva de la Tierra 22 junio, 2022
    La extinción masiva de especies ocurrida hace 252 millones de años dio origen a una explosión de vida debido a una serie de cambios evolutivos simultáneos que hicieron más ágiles e inteligentes a los animales terrestres y marinos supervivientes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La UNESCO llega a las “puertas del infierno” 22 junio, 2022
    Una nueva misión oceanográfica de la UNESCO se ha acercado a lo que llama las “puertas del infierno”: están frente a las costas italianas, donde los fondos marinos acogen uno de los arcos volcánicos más activos del mundo. Su intensidad está aumentando y presagia un tsunami mediterráneo en los próximos 30 años.
    Redacción T21
  • Los seres humanos escuchamos gracias a los peces 21 junio, 2022
    La evidencia fósil prueba que el oído medio humano evolucionó a partir de una estructura branquial presente en los peces y denominada espiráculo: ahora, los científicos han descubierto cómo se concretó ese proceso evolutivo.
    Pablo Javier Piacente
  • Más de 60 radiotelescopios integrados nos mostrarán la estructura real del Universo 21 junio, 2022
    Una enorme red de radiotelescopios su sumará a la innovadora tecnología del observatorio de radio más grande del planeta (SKAO), aún en construcción, para observar el Universo desde una nueva perspectiva: aplicando una escala cósmica ampliada, logrará ver a las galaxias y su evolución con un nivel de detalle sin precedentes.  
    Pablo Javier Piacente