Tendencias21

Nuevas microplantas ecológicas generan calor y electricidad en los hogares

Pequeñas plantas de generación energética podrán funcionar en un futuro en los hogares, complementando la tarea de las redes de distribución de electricidad. Así lo establece un trabajo de ingenieros y científicos del Risoe National Laboratory for Sustainable Energy de Dinamarca. Mediante la utilización de pilas de combustible de óxido sólido, la generación de calor y electricidad será respetuosa con el medio ambiente, con una menor cantidad de emisiones de dióxido de carbono y sin contaminantes como nitrógeno y óxidos de azufre. Por Pablo Javier Piacente.

Nuevas microplantas ecológicas generan calor y electricidad en los hogares

Un desarrollo del equipo de especialistas del Risoe National Laboratory for Sustainable Energy de Dinamarca ha permitido avanzar en nuevas pilas de combustible de óxido sólido, que serán capaces de alimentar microplantas de generación energética de uso hogareño. Estas pequeñas centrales generarán calor y electricidad con una importante disminución en las emisiones contaminantes.

La generación de electricidad sin contaminación, o con una menor cantidad de emisiones de CO2, ha sido hasta el momento un proyecto derivado siempre hacia el futuro, como un ideal difícil de alcanzar por lo menos a nivel masivo. Sin embargo, las pilas de combustible de óxido sólido desarrolladas en el Risoe National Laboratory for Sustainable Energy de la Technical University of Denmark parecen ser un paso importante en búsqueda de la concreción de ese ideal.

La investigación en cuestión se ha desarrollado a lo largo de los últimos 20 años, y promete concretar una tecnología capaz de llegar en un corto tiempo a las empresas danesas e internacionales y a los consumidores. El trabajo fue difundido a través de una nota de prensa del Risoe National Laboratory for Sustainable Energy y de un artículo del medio especializado Science Daily.

La principal ventaja del sistema es que las pilas de combustible de óxido sólido (SOFC) producidas por los ingenieros dinamarqueses generan electricidad y calor con una eficacia muy elevada. Esto significa, básicamente, una menor cantidad de emisiones de dióxido de carbono por cada kilovatio producido.

Ventajas y desarrollo tecnológico

Por otra parte, la producción de electricidad se realiza prácticamente sin ninguna emisión de contaminantes como el nitrógeno u óxidos de azufre, entre otros. De esta manera, las mencionadas células de combustible parecen ser un arma de trascendencia en un futuro abastecimiento energético 100% sostenible.

Las pilas de combustible de óxido sólido son planas y delgadas como una hoja de papel, proporcionando una tensión de aproximadamente un voltio. Al juntarse, alcanzan la tensión y la potencia necesarias para su uso comercial. Los resultados de la investigación en el Risoe National Laboratory for Sustainable Energy han logrado trascendencia internacional.

En consecuencia, la institución obtuvo un acuerdo de cooperación estratégica a largo plazo con la empresa Topsoe Fuel Cell, firma orientada al desarrollo de pilas de combustible. Asimismo, la empresa danesa Dantherm Power también ha ingresado en el plan de trabajo, que incluye la venta de pequeñas plantas de cogeneración energética.

De esta manera, la investigación iniciada en el Risoe National Laboratory for Sustainable Energy desembocaría en la creación de productos revolucionarios, capaces de ser utilizados en el suministro de electricidad y calor a través de una gestión más respetuosa con el medio ambiente.

Uso hogareño

Gracias a estos desarrollos, cada hogar podrá contar con una microplanta de cogeneración de su propia energía, que se utilizará para complementar el trabajo de las redes eléctricas. Esto es clave si tenemos en cuenta que el proceso de cambio hacia las energías renovables insumirá profundas renovaciones del sistema de electricidad.

Es así que se cree que las grandes instalaciones y centrales empleadas actualmente deberán complementarse obligatoriamente con numerosas plantas de cogeneración de pequeña potencia, preparadas para producir unos pocos kilovatios cada una, equilibrando de esta forma el sistema energético.

Estas microplantas de cogeneración se harán cargo de la producción de energía cuando las situaciones climáticas así lo exijan, como por ejemplo en momentos de escasez de luz solar o de viento, teniendo en cuenta que las fuentes eólicas y solares serán las bases del nuevo sistema energético.

Ya se han producido algunas de estas pequeñas plantas en 2010, y próximamente se probarán los sistemas entre distintos usuarios profesionales, como por ejemplo plomeros o electricistas. Se prevé que para 2012 las primeras versiones comerciales de estas microplantas se encuentren disponibles para su incorporación en los hogares.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario