Tendencias21

Observan con resonancia magnética el recorrido emocional de una persona

Neurocientíficos de la Universidad Duke (EE.UU.) han conseguido seguir al segundo la evolución de los estados emocionales de una persona mediante resonancia magnética funcional. Primero crearon un mapa de cómo refleja la actividad cerebral las distintas emociones, y luego lo utilizaron para descifrar el recorrido emocional observado con la máquina.

Observan con resonancia magnética el recorrido emocional de una persona

Un equipo de investigadores de la Universidad Duke (Carolina del Norte, EE.UU.) dice que pueden ver los distintos estados emocionales que parpadean a través del cerebro humano.

«Estamos llegando a algo parecido a leer la mente», dice Kevin LaBar, profesor de psicología y neurociencia en Duke, en la información de la universidad. «Estudios anteriores han demostrado que las imágenes por resonancia magnética (IRM) puede identificar si una persona está pensando en una cara o una casa. Nuestro estudio es el primero en demostrar que emociones específicas como el miedo y la ira pueden ser decodificadas a partir de estas exploraciones, también».

Los datos producidos por las IRM no han cambiado, pero el grupo aplica ahora nuevas estadísticas multivariantes a las exploraciones de la actividad cerebral para ver diferentes emociones, en forma de redes de actividad distribuidas en las áreas del cerebro consciente e inconsciente.

Estas redes fueron mapeadas por primera vez por el equipo en un artículo de 2015 en la revista Social, Cognitive and Affective Neuroscience. Se identificaron siete patrones de actividad cerebral diferentes que reflejan la alegría, la diversión, la sorpresa, el miedo, la ira, la tristeza y la neutralidad.

Para construir estos mapas, pusieron a 32 participantes en el escáner y les mostraron dos clips de música y dos fragmentos de películas que se había demostrado que inducen cada una de las siete emociones. Los sujetos también completaron cuestionarios comunicando sus estados de ánimo para su posterior validación.

El software de análisis, llamado algoritmo de aprendizaje automático, se dedicó entonces a encontrar en los datos de algunos de los participantes un patrón que se mostrara de acuerdo con cada estímulo emocional. Después saber cómo era cada uno de los siete estados, aplicaron el algoritmo a las exploraciones del resto del grupo de estudio e hicieron qeu identificara sus estados emocionales sin saber cuál había sido el estímulo recibido.

LaBar dice que el modelo se comportó mejor que el azar en esta tarea, a pesar de las diferencias en las formas cerebrales y los niveles de excitación entre los sujetos. «Y resultó bastante sensible», dice.

Observan con resonancia magnética el recorrido emocional de una persona

El nuevo estudio

El estudio publicado ahora en PLoS Biology consistió en escanear a 21 sujetos a los que no se les estímulo, pero a los que sí se animó a dejar que su mente vagara. Cada treinta segundos, respondían a un cuestionario sobre su estado emocional en ese momento.

«Observamos si estos siete mapas cerebrales de las emociones se producían de forma espontánea mientras los participantes estaban descansando en el escáner de resonancia magnética funcional sin ningún tipo de estímulos emocionales», dice LaBar.

Cada dos segundos se recogían datos de la totalidad del cerebro y cada una de estas exploraciones individuales se comparó con los siete patrones. El equipo examinó los datos del escáner en los diez segundos anteriores a cada auto-reporte de estado de ánimo, y encontraron que el algoritmo predecía con exactitud el estado de ánimo comunicado por los participantes.

Asimismo, los datos señalan que los sujeros mostraban ansiedad al introducirse en la máquina de IRM, «algo esperable» según LaBar.

Aparte de ser una interesante prueba de concepto, LaBar considera que estos nuevos mapas de estados emocionales podrían ser útiles en el estudio de las personas que tienen problemas para entender su estado emocional, y podrían ser utilizados en ensayos clínicos para probar la efectividad de los tratamientos para regular las emociones.

El investigador dice que sus conclusiones acerca de las redes características de áreas del cerebro que regulan los estados emocionales también desafían teorías prevalentes sobre cómo se forman las emociones, y que un equipo dirigido por el finlandés Lauri Nummenmaa ha hecho mapas similares de redes emocionales con sus estudios de escaneo cerebral.

En futuras investigaciones, el grupo de Duke buscará una mejor comprensión de la cadencia de estados emocionales y las transiciones entre ellos, ya que puede ser relevante para la comprensión de los trastornos afectivos.

Referencias bibliográficas:

Philip A. Kragel, Annchen R. Knodt, Ahmad R. Hariri, Kevin S. LaBar: Decoding Spontaneous Emotional States in the Human Brain. PLOS Biology (2016). DOI: 10.1371/journal.pbio.2000106

Philip A. Kragel, Kevin S. LaBar: Multivariate neural biomarkers of emotional states are categorically distinct. Social Cognitive and Affective Neuroscience (2015). DOI: 10.1093/scan/nsv032

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Imprimen en 3D el primer tejido cerebral humano funcional 6 febrero, 2024
    Científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison han impreso en 3D tejido cerebral que crece y funciona como el tejido cerebral humano. Las neuronas impresas se comunican entre ellas como si estuvieran en un tejido biológico. Este desarrollo perfecciona la técnica de los organoides cerebrales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La brecha ecológica de género lastra la solución de la crisis planetaria 6 febrero, 2024
    Las mujeres son las más afectadas por el cambio climático y las que más tienen que aportar a la solución de la crisis planetaria. Aunque siguen excluidas mayoritariamente de los ámbitos de decisión medioambientales y de la ciencia del clima, no callan y actúan. Esta es su historia.
    Alicia Domínguez y Eduardo Costas.
  • Crean una máquina del tiempo evolutiva con los genomas de 51 especies de vertebrados 5 febrero, 2024
    Los investigadores acaban de mapear los genomas de 51 especies animales, incluyendo gatos, delfines, canguros, pingüinos, tiburones y tortugas: el descubrimiento tendría enormes implicaciones para comprender la salud y la evolución humanas, además de crear una "máquina del tiempo evolutiva".
    Pablo Javier Piacente
  • Nanopartículas en rocas antiguas esconden los secretos de la vida 5 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto que nanopartículas presentes en algunas de las rocas más antiguas del mundo ocultan pistas sobre los orígenes de la vida: los hallazgos podrían explicar por qué el fósforo se convirtió en un componente importante de la vida y cómo las moléculas se unieron por primera vez para formar ARN primitivo, en […]
    Pablo Javier Piacente