Tendencias21
Observan la materia exótica en la atmósfera del Sol

Observan la materia exótica en la atmósfera del Sol

Científicos europeos han observado en detalle por primera vez cómo se comporta la materia en las condiciones extremas de la atmósfera del Sol, un descubrimiento clave para el desarrollo en la Tierra de una energía nuclear limpia, segura y eficiente.

Observan la materia exótica en la atmósfera del Sol

Científicos de Irlanda y Francia han observado por primera vez en detalle cómo se comporta la materia en las condiciones extremas de la atmósfera del Sol, que está situado a 150 millones de kilómetros de la Tierra.

Los científicos utilizaron grandes radiotelescopios y cámaras ultravioletas situadas en una nave espacial de la NASA para comprender mejor el «cuarto estado de la materia», un estado exótico pero poco comprendido.

Conocido como plasma, este cuarto estado de la materia podría ser clave para desarrollar generadores de energía nuclear seguros, limpios y eficientes en la Tierra. Los resultados se publican en Nature Communications.

La mayor parte de la materia que encontramos en nuestra vida cotidiana se presenta en forma de sólido, líquido o gas, pero la gran mayoría del Universo está compuesto de plasma, un fluido altamente inestable y cargado eléctricamente. El Sol también está formado por este plasma.

A pesar de ser la forma más común de materia en el Universo, el plasma sigue siendo un misterio, principalmente debido a su escasez en las condiciones naturales de la Tierra, lo que dificulta su estudio.

Los científicos han recreado en laboratorio las condiciones extremas del espacio para estudiar el cuarto estado de la materia, pero saben que el Sol representa un laboratorio completamente natural para estudiar cómo se comporta el plasma en condiciones que a menudo son demasiado extremas para los experimentos construidos manualmente en la Tierra.

Actividad extrema

Eoin Carley, investigador postdoctoral en el Trinity College de Dublín y en el Instituto de Estudios Avanzados de Dublín (DIAS), investigador principal de este estudio, explica en un comunicado que la atmósfera solar es un foco de actividad extrema, con temperaturas de plasma superiores a 1 millón de grados centígrados y partículas que viajan cerca de la velocidad de la luz.

Esas partículas viajan a la velocidad de la luz brillan en longitudes de la onda de la radio, por lo que es posible observar exactamente cómo se comportan los plasmas con los radio telescopios grandes.

Los científicos de Dublín, trabajando estrechamente con colegas del Observatorio de París, realizaron observaciones del Sol con un gran radiotelescopio ubicado en Nançay, en el centro de Francia.

Combinaron las observaciones de radio con cámaras ultravioletas situadas en la nave espacial del Observatorio de Dinámica Solar Solar de la NASA y comprobaron que el plasma en el Sol a menudo puede emitir una luz de radio que emite pulsos como un foco de luz.

“Hemos sabido de esta actividad durante décadas, pero nuestro uso de equipos espaciales y terrestres nos permitió obtener imágenes de los pulsos de radio por primera vez y ver exactamente cómo los plasmas se vuelven inestables en la atmósfera solar”, señala Carley.

Comparando con la Tierra

El estudio del comportamiento de los plasmas en el Sol permite establecer una comparación de cómo se comportan en la Tierra, donde se está realizando un gran esfuerzo para construir reactores de fusión por confinamiento magnético.

Estos reactores son generadores de energía nuclear mucho más seguros, limpios y  eficientes que los primeros reactores de fisión, usados actualmente para obtener energía.

Peter Gallagher, otro de los investigadores, explica que la fusión nuclear es un tipo diferente de generación de energía nuclear que fusiona átomos de plasma, en lugar de separarlos como lo hace la fisión. La fusión es más estable y segura, y no requiere combustible altamente radioactivo. “De hecho, gran parte del material de desecho de la fusión es helio inerte», señala.

Añade que  el único problema es que los plasmas de fusión nuclear son altamente inestables. Tan pronto como el plasma comienza a generar energía, algún proceso natural desactiva la reacción.

Si bien este comportamiento de apagado es como un interruptor de seguridad inherente (los reactores de fusión no pueden formar reacciones fuera de control) también significa que es difícil mantener el plasma en un estado estable para obtener energía.

Por eso es importante este descubrimiento: “al estudiar cómo los plasmas se vuelven inestables en el Sol, podemos aprender cómo controlarlos en la Tierra», señala Gallagher.

Carley  destaca por último que están proyectados radiotelescopios de nueva construcción en Irlanda, como el Irish Irr Frequency Array (I-LOFAR).

«I-LOFAR se puede usar para descubrir nuevas físicas de plasma en el Sol con mucho más detalle que antes, enseñándonos cómo se comporta la materia en ambos plasmas en el Sol, aquí en la Tierra y en todo el Universo en general».

Referencia

Loss-cone instability modulation due to a magnetohydrodynamic sausage mode oscillation in the solar corona. Eoin P. Carley et al. Nature Communications 10, Article number: 2276 (2019). DOI:https://doi.org/10.1038/s41467-019-10204-1

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los neandertales se extinguieron por hacer el amor, y no la guerra 6 julio, 2024
    Una nueva investigación sugiere que tener sexo con el Homo sapiens habría terminado con los neandertales, y no grandes guerras o enfrentamientos con animales feroces. Al parecer, el mestizaje con nuestros ancestros podría haber dado como resultado que muy pocos neandertales se cruzaran entre sí, lo que los llevó a la extinción.
    Pablo Javier Piacente
  • Algo invisible podría esconderse bajo la superficie de la Luna 5 julio, 2024
    Las extrañas estructuras arremolinadas de origen magnético que se han descubierto en la Luna y que aún no tienen explicación, podrían crearse a partir de la actividad de algo desconocido que existe en el interior del satélite: un nuevo estudio intenta determinar qué podría ser exactamente lo que está oculto bajo la superficie lunar y […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las explosiones solares extremas combinadas con un campo magnético débil podrían ser un gran peligro para la Tierra 5 julio, 2024
    Los científicos advierten que en momentos en que el campo magnético de la Tierra es débil, las tormentas solares muy intensas podrían tener un efecto dramático para la vida en todo el planeta. Aunque no es posible saber cuándo podría concretarse esta combinación mortal, indican que es necesario estar alertas durante el máximo solar o […]
    Pablo Javier Piacente
  • Se crea el primer acceso gratuito a la superficie lunar 5 julio, 2024
    Un software de código abierto llamado Moonindex facilita a los científicos una herramienta gratuita para explorar el posible uso de los recursos minerales de la Luna en futuras misiones espaciales y para identificar sitios de aterrizaje adecuados.
    Redacción T21
  • Crean el primer robot organoide con materia cerebral humana 4 julio, 2024
    Un sistema de interfaz cerebro-ordenador desarrollado en China combina la materia cerebral humana con un chip para crear un robot híbrido: se trata de un organoide creado en base a células madre en un entorno controlado de laboratorio, que interactúa con electrodos para llevar adelante funciones cerebrales básicas.
    Pablo Javier Piacente
  • Una pierna biónica puede ser controlada por el cerebro y hasta permite escalar o bailar 4 julio, 2024
    Los investigadores han desarrollado una nueva pierna protésica que se puede controlar a través de señales cerebrales: permite caminar a velocidades máximas equivalentes a las personas sin amputación, además de realizar excursiones, escalar y hasta bailar. Se trata de la primera prótesis con estas características que puede ser controlada totalmente por el sistema nervioso del […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren yacimientos de biodiversidad que podrían evitar la sexta gran extinción 4 julio, 2024
    En el mundo hay 16.825 yacimientos de biodiversidad que podrían evitar la sexta gran extinción de la vida en la Tierra. Se encuentran principalmente en los trópicos y subtrópicos y su conservación es asequible y alcanzable.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las células de nuestro cerebro se resisten a morir 3 julio, 2024
    Un análisis comparativo de tejido cerebral post mortem y muestras tomadas de pacientes vivos ha revelado por primera vez diferencias significativas en la forma en que se modifican las hebras de ARN (ácido ribonucleico) durante la vida y al momento de morir, exponiendo nuevos objetivos potenciales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades.
    Pablo Javier Piacente
  • Las hormigas invasoras hacen autostop para encontrar un nuevo hogar 3 julio, 2024
    Se sabe que los insectos son especialistas en utilizar todo tipo de formas de transporte para atravesar amplias distancias, pero un nuevo estudio ha revelado que las hormigas también dominan el autostop: estos insectos sociales recogen a toda la familia, incluida su reina, y se suben al primer vehículo que encuentran para emprender un viaje […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un antiguo mundo perdido en las profundidades de la Antártida 3 julio, 2024
    Un gigantesco sistema fluvial que existió hace millones de años en las profundidades del hielo antártico conformó un verdadero mundo hoy ya extinto: los científicos identificaron restos de un enorme río que existió hace aproximadamente 34 millones de años y dio vida a una zona que actualmente está dominada por grandes masas de hielo.
    Pablo Javier Piacente