Tendencias21
Primera imagen del asteroide potencialmente peligroso detectado por NEOWISE

Primera imagen del asteroide potencialmente peligroso detectado por NEOWISE

La NASA ha hecho pública una imagen del primer asteroide potencialmente peligroso detectado por el telescopio espacial NEOWISE. En ella, el asteroide se distingue como una serie de puntos rojos. Gracias a este registro, los científicos han podido determinar que el llamado «2013 YP139» se encuentra a millones de kilómetros de la Tierra. Pero sus movimientos futuros podrían acercarlo a la órbita terrestre en los próximos 100 años. Por Yaiza Martínez.

Primera imagen del asteroide potencialmente peligroso detectado por NEOWISE

La NASA ha hecho pública una imagen del primer asteroide potencialmente peligroso‎ detectado por el telescopio espacial NEOWISE, que despertó de su hibernación el pasado mes de diciembre. La aeronave había sido detenida en 2011 tras haber completado la primera fase de su misión, publica la Agencia Espacial.

El despertar de NEOWISE ha traído noticias enseguida: el pasado 29 de diciembre, el telescopio registró la presencia de un asteroide de los llamados NEO (por las siglas en inglés del concepto ‘objeto próximo a la Tierra’): el 2013 YP139. Este objeto celeste tiene unos 650 metros de diámetro, es tan oscuro como un pedazo de carbón, y brilla intensamente en longitudes de onda de radiación infrarroja.

Ahora mismo, se mueve alrededor del Sol siguiendo una órbita elíptica; y se encuentra a una distancia de nosotros de unos 43 millones de kilómetros. No parece probable que se nos vaya a acercar durante los próximos 100 años, pero sus futuros movimientos podrían situarlo a una distancia de 490.000 kilómetros de la órbita terrestre, por lo que va a ser vigilado de cerca, se explica en un comunicado de la NASA.

Cómo se ha podido ver

NEOWISE ha podido captar esta imagen gracias a un sofisticado software que distinguió el 2013 YP139, un objeto en movimiento, sobre un fondo de estrellas fijas. También gracias a que NEOWISE es un telescopio infrarrojo, capaz de detectar el calor que emiten los asteroides.

En la imagen, el 2013 Y0139 aparece como una serie de puntos de color rojo porque es mucho más frío que las estrellas. La temperatura de éstas es de miles de grados, mientras que la del asteroide está cercana a la temperatura ambiente.

Como el campo visual de un telescopio se mide en grados, la imagen tomada tiene unos 1,5 grados de diámetro (como referencia, la imagen de la luna llena es de aproximadamente medio grado de diámetro). El asteroide 2013 YP139 se movía por el cielo alrededor de 3,2 grados por día cuando fue retratado por NEOWISE.

Primera imagen del asteroide potencialmente peligroso detectado por NEOWISE

El mapa del cielo

NEOWISE es la continuación de la misión WISE, lanzada al espacio el 14 de diciembre de 2009 para realizar un mapa completo del cielo en luz infrarroja, con una sensibilidad y resolución muy mejoradas en relación a las de sus predecesores.

Hasta 2011, WISE tomó imágenes de todo el cielo en cuatro longitudes de onda de luz infrarroja. Así obtuvo más de 2,7 millones de imágenes, y detectó millones de galaxias, estrellas, asteroides y otros objetos. Muchos ya se habían observado antes, pero también hubo nuevos descubrimientos, como 20 cometas, más de 33 mil asteroides (entre Marte y Júpiter) y 133 NEO.

En 2012, las imágenes de WISE sirvieron para crear un nuevo mapa del universo, en el que la luz emitida por estrellas y galaxias en una longitud de onda de 3,4 micras aparecía en tonos azul-verdosos; y el polvo cósmico, en verde y rojo, publicó SINC. En agosto de 2013, la NASA decidió volver a poner en marcha a WISE –ahora NEOWISE-, con el fin de encontrar y caracterizar más asteroides.

De dónde vienen

La búsqueda de asteroides de forma sistemática comenzó a mediados de la década de los 90. La robotización de telescopios, la aparición de cámaras mayores, más sensibles y rápidas, la observación en rangos del espectro más convenientes o los telescopios situados en el espacio –como NEOWISE- han facilitado la tarea de encontrar y estudiar estos “escurridizos objetos” que podrían ser una amenaza para nuestro planeta.

El rastreo espacial ha permitido encontrar, por ejemplo, un asteroide de 560 metros de diámetro, que en 2010 se dijo podría colisionar con la Tierra en 2182. Según un estudio internacional realizado entonces, la probabilidad de impacto total con este otro objeto celeste sería de una entre mil.

Gracias a estas búsquedas también se pudo detectar al asteroide que el 15 de febrero de 2012 nos mantuvo tan atentos, porque pasó a “sólo” (en distancias astronómicas) 27.700 kilómetros de la superficie terrestre: el 2012 DA14.

Pero ¿de dónde proceden estos cuerpos celestes? El Universo tiene unos 13.700 millones de años. El Sol y todos los planetas que giran a su alrededor en el Sistema Solar se formaron en el último tercio de este periodo. Su origen está en una gran nube de gas, compuesta principalmente de hidrógeno y algo de helio y pequeñas porciones de otros elementos.

La mayor parte de esta materia se concentró en el centro de este disco, dando lugar al Sol. El resto, comenzó a girar a su alrededor formando dicho disco. En él, la materia también se fue amontonando y formó trozos de diverso tamaño que, a posteriori, dieron lugar a los diferentes planetas. Los asteroides serían las porciones de materia que no se incorporaron a ninguno de los planetas del Sistema Solar.

Para valorar su peligrosidad para nuestro planeta, se debe analizar la masa y la velocidad de cada asteroide, relativa a la Tierra, en el momento del choque, es decir, la energía cinética con la que estos cuerpos impactarían.

En términos generales, un asteroide de 50 metros o menor, causaría daños relativamente pequeños, similares a los ocurridos en Tunguska‎ (Rusia) en 1908; y uno de 10 kilómetros de diámetro –como el que, hace 65 millones de años, impactó con la Tierra- provocaría una extinción masiva.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente