Tendencias21
Sorprendente actividad en un asteroide próximo a la Tierra

Sorprendente actividad en un asteroide próximo a la Tierra

El asteroide Bennu (101955), situado a 168 millones de kilómetros de nuestro Sol, está eyectando partículas que le han hecho perder 1 kg de su masa debido a las variaciones de temperatura que experimenta en su rotación.

Sorprendente actividad en un asteroide próximo a la Tierra

La nave espacial OSIRIS-REx de la NASA llegó al asteroide Bennu (101955) en diciembre de 2018, con la finalidad de recoger muestras de polvo de su superficie y traerlas a la Tierra en 2023.

Bennu (101955) es un asteroide próximo a la Tierra, que tiene 4.500 millones de años de antigüedad, si bien fue descubierto en 1999. Su diámetro no llega a los 500 metros y su masa es de 6 × 1010 kg. Está a una distancia media del Sol de 168 millones de kilómetros.

Aunque está considerado como un asteroide Apolo, porque su órbita está en las inmediaciones de la órbita terrestre (se acerca cada seis años a nosotros), no intercepta con nuestro planeta por estar en otro plano orbital.

Solo una semana después de que la sonda de la NASA entrar en la órbita del asteroide, el 6 de enero de 2019, y solo 4 días antes del acercamiento más cercano de Bennu al Sol, detectó el primer episodio de eyección de partículas desde su superficie hacia el espacio.

Posteriormente, detectó múltiples eventos similares, ocurridos entre diciembre de 2018 y febrero de 2019, en algunos de los cuales el asteroide liberó docenas de partículas que fueron registradas por la sonda de la NASA.

Los tres mayores eventos de eyección de partículas observados en Bennu (101955) fueron el 6 de enero, el 19 de enero y el 11 de febrero de este año. Liberaron un total de 365 partículas, de las cuales 277 se clasificaron.

Las partículas fueron expulsadas a velocidades que van desde 0,06 a 3,3 m/s y presentan tamaños desde menos de 1 cm hasta 8 cm, según se explica ahora en un artículo publicado en la revista Science.

Debido a estos eventos, Bennu ha perdido 1 kg de su masa, lo que representa una pequeña fracción de su masa total, que es de 730 millones de toneladas.

Posible explicación

En este estudio se presenta un análisis detallado de los mecanismos que potencialmente podrían explicar estos eventos de eyección.

El mecanismo más común para la actividad de los cometas, la sublimación de hielo, es el menos probable en este caso: las temperaturas en la superficie de Bennu no permiten la presencia de los principales tipos de hielo cometario en una fase estable.

Además, no se ha identificado ninguna característica de absorción de hielo de agua en los espectros de la superficie del asteroide, ni evidencias de una coma o chorros asociados con la liberación volátil, señalan los investigadores en su artículo.

Javier Licandro, uno de los autores de esta investigación, explica  al respecto en un comunicado que  «la superficie de Bennu experimenta intensas variaciones de temperatura en su rotación, lo que puede causar grietas y fracturas con el tiempo, que podrían ser responsables de la expulsión de partículas».

Teniendo en cuenta la geología y composición de la superficie de Bennu, otros mecanismos posibles incluyen la liberación de volátiles a través de la deshidratación de los filosilicatos y los impactos de meteoritos.

Eventos continuos

El hallazgo de una actividad de tan bajo nivel en el asteroide Bennu sugiere que existe un continuo de magnitudes de eventos de pérdida de masa entre los asteroides activos, indican los investigadores.

«Los asteroides activos son objetos que tienen órbitas asteroidales típicas, pero muestran algún tipo de actividad similar a la de un cometa, ya sea en forma de coma o cola, o por la expulsión de polvo», explica Licandro.

Varios de estos objetos han sido identificados en el Cinturón de asteroides: algunos de ellos se comportan como cometas y expulsan polvo durante largos períodos de tiempo.

En otros se observa que se dividen en múltiples objetos o se desintegran, o se activan en una serie de eventos impulsivos. «Esta es la primera vez que observamos actividad en un asteroide a este bajo nivel», comenta Julia de León, otra de las investigadoras.

Referencia

Episodes of particle ejection from the surface of the active asteroid (101955) Bennu. D. S. Lauretta et al. Science  06 Dec 2019: Vol. 366, Issue 6470, eaay3544. DOI:10.1126/science.aay3544

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • ¿Existe un mundo paralelo oculto? Un experimento con neutrones parece sugerirlo 4 febrero, 2022
    Un experimento desarrollado con neutrones en el reactor nuclear de Grenoble ha descubierto nuevos indicios de que las partículas que desaparecen inexplicablemente podrían haber emigrado a un universo paralelo. Y pueden volver al nuestro.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las lunas podrían ser la clave para que los planetas alberguen vida 3 febrero, 2022
    Las lunas podrían ser un elemento crucial para que un planeta tenga la capacidad de albergar vida: según un nuevo estudio, los satélites naturales deben ser grandes en proporción al tamaño del planeta anfitrión, para que las posibilidades de hallar vida se incrementen.
    Pablo Javier Piacente
  • El Sol produce grietas en la magnetosfera de la Tierra 3 febrero, 2022
    El campo magnético de la Tierra o magnetosfera nos protege del viento solar y de los efectos perjudiciales del clima espacial, pero no siempre ofrece una protección completa. Un mecanismo en la magnetosfera permite que las partículas solares se deslicen a través de esta primera línea de defensa, generando un proceso que puede debilitar ciertas […]
    Pablo Javier Piacente
  • El grafeno sirve para generar materia y antimateria a partir del vacío 3 febrero, 2022
    El grafeno puede utilizarse para imitar la producción de partículas y antipartículas que se produce en el vacío que rodea a las estrellas de neutrones. Genera electrones supralumínicos que proporcionan una corriente eléctrica superior a la permitida por la física cuántica de la materia condensada.
    Redacción T21
  • Muchos exoplanetas similares a la Tierra pueden tener vida 3 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que muchos de los 1.500 exoplanetas similares a la Tierra que han sido identificados pueden tener poderosos campos magnéticos que los protegen de la radiación cósmica y favorecen las condiciones para la vida.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las bacterias intestinales practican sexo para obtener vitamina B12 2 febrero, 2022
    Se sabía que las bacterias intestinales necesitan vitamina B12, pero una nueva investigación muestra que estas bacterias transfieren genes a través del "sexo" para adquirir sus vitaminas. Los microbios intestinales beneficiosos comparten la capacidad de adquirir este preciado recurso entre sí a través de un proceso llamado "sexo bacteriano".
    Pablo Javier Piacente
  • La materia oscura podría generar ondas capaces de ser detectadas 2 febrero, 2022
    La materia oscura macroscópica que viaja a través de las estrellas podría producir ondas de choque potencialmente detectables, según una nueva investigación. La nueva técnica se concentra en los denominados “asteroides oscuros” y las ondas de choque que generan.
    Pablo Javier Piacente
  • Un segundo asteroide troyano acompaña a la Tierra en su órbita alrededor del Sol 2 febrero, 2022
    Los astrónomos han confirmado que en el llamado punto de Lagrange L4, un segundo asteroide troyano orbita alrededor del Sol en la misma trayectoria que la Tierra. Aunque estaba allí desde hace 600 años, fue descubierto en 2020 sin que hasta ahora haya podido certificarse su existencia.
    Redacción T21
  • La señal maravillosa que descendió del cielo de Londres en 1195 fue un extraño fenómeno atmosférico 2 febrero, 2022
    Investigadores británicos han confirmado que el relato de un monje medieval de "una señal maravillosa que descendió cerca de Londres" en el año 1195 corresponde a la descripción de un rayo globular, un extraño fenómeno atmosférico que todavía no se conoce muy bien.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Una ciudad fue misteriosamente abandonada a fines del siglo XIV en América del Norte y aún no sabemos por qué 1 febrero, 2022
    Cahokia fue una vibrante ciudad habitada por unas 15.000 personas durante más de 200 años, en la zona que hoy ocupa el Estado estadounidense de Illinois. Sin embargo, a fines del siglo XIV estaba desierta: la ciencia aún no ha logrado explicar por qué fue abandonada. 
    Pablo Javier Piacente