Tendencias21

Terminan el borrador del primer gran ‘árbol de la vida’

Científicos de varios centros estadounidenses, entre ellos la Universidad de Duke, han creado un ‘árbol de la vida’ de los 2,3 millones de especies conocidas, que describe las relaciones que ha habido entre ellas a lo largo de toda la evolución. Es sólo un primer paso, señalan, porque aún se ha digitalizado muy poco de lo que se sabe sobre las especies.

Terminan el borrador del primer gran 'árbol de la vida'

La Universidad de Duke (Carolina del Norte), junto a otros 11 centros de Estados Unidos, acaba de presentar en la revista PNAS un primer borrador del árbol de la vida de los 2,3 millones de especies de animales, plantas, hongos y microbios conocidas.

El resultado es un recurso digital en línea gratuito, que se asemeja a una wikipedia de los árboles evolutivos, por la que se puede navegar y que también es descargable. El árbol representa las relaciones entre los seres vivos desde el comienzo de la vida en la Tierra hace más de 3.500 millones de años hasta que se separaron evolutivamente entre sí.

Decenas de miles de árboles más pequeños se han publicado en los últimos años para ciertas ramas del árbol de la vida –algunos con más de 100.000 especies– pero esta es la primera vez que esos resultados se han combinado en un solo árbol que lo abarca todo.

«Este es el primer intento real de conectar los puntos y juntarlo todo», dice Karen Cranston, de la Universidad de Duke, en la información de ésta. «Piensen en ella como la versión 1.0», añade.

Los árboles evolutivos, diagramas ramificados que a menudo se ven como un cruce entre un candelabro y un mapa de metro, no sirven sólo para averiguar si los cerdos hormigueros están más estrechamente relacionados con los topos o los manatíes, o la localización de los primos más cercanos del moho del fango.

Comprender cómo las especies están relacionadas entre sí ayuda a aumentar los rendimientos agrícolas y ganaderos, y a trazar los orígenes y la propagación de enfermedades infecciosas como el VIH, el Ébola y la gripe.

La versión actual del árbol -junto con los datos subyacentes y el código fuente- está disponible para navegar y descargar en https: //tree.opentreeoflife.org.

En lugar de construir el árbol de la vida a partir de cero, los investigadores lo reconstruyeron recopilando miles de fragmentos más pequeños que ya habían sido publicados en línea y fundiéndolos juntos en un gigantesco «superárbol» que abarca todas las especies conocidas. Por ahora se han basado en 500 árboles ya existentes.

Para asignar los árboles de diferentes fuentes a las ramas y ramitas de un solo superárbol, uno de los mayores retos fue simplemente representar los cambios de nombre, nombres alternativos, faltas de ortografía comunes y abreviaturas para cada especie. El murciélago colorado, por ejemplo, aparece a menudo bajo dos nombres científicos, Lasiurus borealis y Nycteris borealis. Los equidna solían compartir su nombre científico con un grupo de morenas).

Primer paso

«Aunque es una empresa de gran envergadura por derecho propio, este proyecto de árbol de la vida representa sólo un primer paso», escriben los investigadores.

Por un lado, sólo una pequeña fracción de los árboles publicados están disponibles digitalmente.

Un sondeo realizado entre más de 7.500 estudios filogenéticos publicados entre 2000 y 2012 en más de 100 revistas encontró que sólo uno de cada seis estudios habían depositado sus datos en formato digital, descargable, que los investigadores pudieran utilizar.

La gran mayoría de los árboles evolutivos están publicados en formato PDF y otros archivos de imagen que son imposibles de introducir en una base de datos o de fundir con otros árboles.

«Hay una gran diferencia entre la suma de lo que los científicos saben sobre cómo se relacionan los seres vivos, y lo que está realmente disponible digitalmente», dice Cranston.

Como resultado, las relaciones que se muestran en algunas partes del árbol, como las ramas que representan a las familias del guisante y del girasol, no siempre están de acuerdo con la opinión de expertos. Otras partes del árbol, particularmente insectos y microbios, siguen siendo imprecisas.

Eso es porque incluso el archivo en línea de secuencias genéticas más popular -a partir del cual se construyeron muchos árboles evolutivos- contiene datos del ADN de menos del cinco por ciento de las decenas de millones de especies que se estima existen en la Tierra.

«Tan importante como mostrar lo que sabemos acerca de las relaciones, este primer árbol de la vida también es importante en revelar lo que no sabemos», dice el co-autor Douglas Soltis, de la Universidad de Florida.

Para ayudar a llenar los vacíos, el equipo también está desarrollando un software que permitirá a los investigadores entrar y actualizar y revisar el árbol a medida que haya nuevos datos sobre los millones de especies que están siendo nombradas o descubiertas.

«De ninguna manera está terminado», dice Cranston. «Es de vital importancia compartir los datos de los trabajos ya publicados y de los que se publiquen a partir de ahora, si queremos mejorar el árbol.»

«Hace veinticinco años, la gente dijo que este objetivo de árboles enormes era imposible», dice Soltis. «El Árbol Abierto de la Vida es un punto de partida importante que otros investigadores pueden perfeccionar y mejorar en las próximas décadas.»

Referencia bibliográfica:

C. Hinchliff et al.: Synthesis of Phylogeny and Taxonomy Into a Comprehensive Tree of Life. Proceedings of the National Academy of Sciences (2015). DOI: 10.1073/pnas.1423041112.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente