Tendencias21

Trepar a los árboles aumenta nuestra capacidad cognitiva, demuestra un estudio

¿Quiere mejorar su rendimiento cognitivo? Súbase a un árbol o haga equilibrios sobre una viga. Un estudio ha demostrado que este tipo de actividades, que demandan una constante adaptación del cuerpo al medio, mejora en un 50% la memoria de trabajo, vinculada al desempeño en una amplia variedad de contextos.

Trepar a los árboles aumenta nuestra capacidad cognitiva, demuestra un estudio

Subirse a un árbol y hacer equilibrios sobre una viga son acciones con cierto peligro, pero que a cambio pueden mejorar drásticamente nuestras habilidades cognitivas. Al menos esto es lo que señala un estudio reciente de investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad del Norte de Florida (UNF, EEUU).

El estudio, dirigido por Ross Alloway  y Tracy Alloway es el primero en mostrar que las actividades propioceptivamente dinámicas, como escalar un árbol, realizadas en un corto período de tiempo, tienen beneficios  espectaculares en la memoria de trabajo o procesamiento activo de información.

Este tipo de memoria, constituida por aquellas estructuras y procesos usados para el almacenamiento temporal de información y la manipulación de esta, está vinculada al desempeño en una amplia variedad de contextos, desde los estudios a los deportes.

Los resultados de esta investigación sugieren que se pueden provocar mejoras en la memoria de trabajo con tan sólo un par de horas de estos ejercicios físicos. «La mejora de la memoria de trabajo puede tener un efecto beneficioso en muchas áreas de nuestra vida, y es emocionante ver que las actividades propioceptivas pueden mejorarla en un corto período de tiempo», señalaTracy Alloway en un comunicado de la UNF.

Haciendo equilibrios

El objetivo de este estudio era ver si las actividades propioceptivas completadas en un corto período de tiempo podían aumentar el rendimiento de la memoria de trabajo, pues ya se sabía que la propiocepción (la conciencia de posicionamiento y de la orientación del cuerpo) está asociada con la memoria de trabajo. El estudio también buscaba determinar si un periodo de ejercicio agudo y altamente intensivo produciría beneficios en esta memoria.

Para averiguar todos estos puntos, las investigadoras reunieron a un grupo de adultos de entre 18 a 59 años, y evaluaron su memoria de trabajo. A continuación, estas personas llevaron a cabo actividades propioceptivamente dinámicas, diseñadas por la empresa Movnat. Las actividades requerían de propiocepción y de al menos otro elemento, como  locomoción o planificación de rutas.

Entre estas actividades se incluyó trepar a los árboles, caminar y gatear en una viga de aproximadamente siete centímetros de ancho, moverse prestando atención a la postura, correr descalzo, desplazarse sobre, debajo y alrededor de obstáculos, y levantar y cargar objetos.

Resultados obtenidos

Después de dos horas de ejercicio, se analizó de nuevo la memoria de trabajo de los participantes. Los investigadores descubrieron entonces que su capacidad de memoria de trabajo había aumentado en un 50%, lo que supone una mejora drástica.

Los investigadores también evaluaron en este mismo sentido a dos grupos de control: alumnos de una clase de universidad que acudieron a una conferencia (para comprobar si aprender nueva información mejoraba su memoria de trabajo) y alumnos de una clase de yoga (para ver si las actividades propioceptivas estáticas también resultaban cognitivamente beneficiosas). Se constató que estas actividades no mejoraban el rendimiento cognitivo en este aspecto.

El entrenamiento propioceptivo dinámico puede precisar de una mayor demanda de memoria de trabajo que cualquiera de estas condiciones de los grupos de control pues en él la gente se enfrenta a cambios en el entorno y del terreno, lo que exige actualizar la información continuamente, para adaptarse, explican las investigadoras sobre estas diferencias.

«Esta investigación sugiere que, al hacer actividades que nos hacen pensar, podemos ejercer nuestro cerebro, así como nuestros cuerpos», señala Ross Alloway. «Esto tiene implicaciones de amplio alcance para todos, desde niños a adultos: Tomarnos un descanso para hacer este tipo de actividades impredecibles, que nos obligan a adaptar conscientemente nuestros movimientos, puede aumentar nuestra memoria de trabajo para un mejor desempeño escolar y laboral», concluye.

Referencia bibliográfica:

Ross G. Alloway, Tracy Packiam Alloway. THE WORKING MEMORY BENEFITS OF PROPRIOCEPTIVELY DEMANDING TRAINING: A PILOT STUDY1,2. Perceptual and Motor Skills (2015). DOI: 10.2466/22.PMS.120v18x1.
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • No hay tiempo para dormir la siesta en la naturaleza 4 marzo, 2022
    El estudio del sueño en una manada de babuinos salvajes revela que sacrificar el sueño para satisfacer demandas apremiantes es común en la naturaleza, e incluso que podría ser parte de nuestra historia evolutiva humana.
    Redacción T21
  • Descubren cómo "respira" una estrella de neutrones mientras deglute a su compañera 3 marzo, 2022
    Los científicos han descubierto que las estrellas de neutrones pueden emitir al mismo tiempo vientos cálidos y fríos, en diferentes longitudes de onda, mientras se “alimentan” del material de otra estrella. Es la primera vez que se advierte este comportamiento en estos objetos cósmicos extremos.
    Pablo Javier Piacente
  • El supuesto agujero negro más cercano a la Tierra en realidad no existe 3 marzo, 2022
    En 2020, un equipo de astrónomos informó que a solo 1.000 años luz de distancia de la Tierra, en el sistema HR 6819, se encontraba el agujero negro más cercano a nosotros. Ahora, una nueva investigación parece haber comprobado que en realidad no existe ningún agujero negro en esa zona del cosmos. El estudio previo […]
    Pablo Javier Piacente
  • Stonehenge funcionaba como calendario solar hace 4.500 años 3 marzo, 2022
    Stonehenge era un calendario solar hace 4.500 años: los megalitos representan 12 meses de 30 días, más un mes extra de cinco días y un día bisiesto cada cuatro años. Las semanas eran de 10 días y el año se iniciaba con el solsticio de invierno.
    N+1/T21
  • La ciencia española rompe su silencio sobre Ucrania 3 marzo, 2022
    El Ministerio de Ciencia está revisando la colaboración científica española con Rusia como consecuencia de la invasión de Ucrania, al mismo tiempo que tres instituciones científicas de referencia en España recomiendan que se suspenda esa colaboración. Las academias europeas y del Grupo de los Siete, así como destacados astrónomos mundiales, se suman a la condena […]
    Redacción T21
  • Los entornos complejos provocaron el avance de la creatividad humana 2 marzo, 2022
    Según un nuevo estudio, los avances del ser humano moderno durante la Edad de Piedra Media en el sur de África son solamente la "punta del iceberg" del período que forjó el desarrollo del cerebro y la creatividad humana. Al parecer, los olvidados y sacrificados pueblos que habitaron zonas desérticas más al norte habrían conseguido […]
    Pablo Javier Piacente
  • Usarán rayos cósmicos para "escanear" a la Gran Pirámide de Guiza 2 marzo, 2022
    Con el propósito de descubrir a fondo los detalles de su estructura interna, un grupo de científicos utilizará los avances en física de alta energía (HIP) para escanear la Gran Pirámide de Guiza con muones de rayos cósmicos. El monumento, fiel representante de la grandeza del período de esplendor de la civilización egipcia, es la […]
    Pablo Javier Piacente
  • La nostalgia es mucho más que añorar el pasado 2 marzo, 2022
    La nostalgia no solo puede aliviar el dolor físico, sino que también combate la soledad, mejora la resiliencia y potencia la creatividad de las personas. Genera optimismo, autoestima y afecto social.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La ciencia ucraniana está bajo los escombros de la guerra 2 marzo, 2022
    La ciencia de Ucrania ha quedado paralizada por la guerra, al mismo tiempo que el cerco a la ciencia rusa aumenta después de que el emblemático MIT suspendiera su colaboración con el pretendido Silicon Valley de Moscú. La ciencia española guarda silencio, mientras misiles rusos han impactado un depósito de residuos radiactivos en Kiev, sin […]
    Redacción T21
  • Un antiguo deslizamiento de tierra en el Mar Rojo podría desencadenar un futuro tsunami 1 marzo, 2022
    Un deslizamiento de tierra submarino, que probablemente provocó olas de 10 metros de altura que azotaron la costa egipcia hace aproximadamente 500 años, podría servir para predecir un futuro tsunami en Medio Oriente. Si ese sector de tierra se moviliza nuevamente, los modelos sugieren que podría desencadenar un segundo tsunami dos veces más grande que […]
    Pablo Javier Piacente