Tendencias21

Un satélite de la NASA fotografía la Tierra con una resolución inesperada

Una cámara de la NASA en el satélite Dscovr ha obtenido una imagen con una resolución inesperada de todo el lado iluminado de la Tierra a 1,5 millones de kilómetros de distancia. El satélite hará seguimiento de los vientos solares, y servirá para mejorar las previsiones meteorólogicas, así como para crear mapas de polvo y ceniza volcánica del planeta.

Un satélite de la NASA fotografía la Tierra con una resolución inesperada

Una cámara de la NASA en el satélite Observatorio del Clima del Espacio Profundo (Dscovr) ha enviado su primera visión de todo el lado iluminado de la Tierra desde 1,5 millones de kilómetros de distancia.

Las imágenes en color de la Tierra obtenidas por la cámara EPIC (Cámara de Imágenes Policrómaticas de la Tierra, en inglés) se generan mediante la combinación de tres imágenes separadas para crear una imagen de calidad fotográfica. La cámara toma una serie de 10 imágenes utilizando diferentes filtros de banda estrecha -desde el ultravioleta hasta el infrarrojo cercano- para producir una variedad de productos científicos.

El administrador de la NASA Charlie Bolden señala en la nota de prensa que las observaciones de Dscovr de la Tierra, «así como sus medidas y alertas tempranas de fenómenos meteorológicos espaciales causados por el Sol, ayudarán a monitorizar a la siempre cambiante Tierra, y a entender cómo nuestro planeta encaja en su vecindad en el sistema solar».

Estas imágenes iniciales de la Tierra muestran los efectos de la luz solar dispersada por las moléculas de aire, dando a la imagen un tinte azulado característico. El equipo de EPIC está trabajando ahora en una representación de estas imágenes que enfatiza características de la tierra y elimina este efecto atmosférico.

Una vez que el instrumento inicie la adquisición de datos regulares, nuevas imágenes estarán disponibles todos los días, de 12 a 36 horas después de que EPIC las obtenga. Estas imágenes se publicarán en una página web específica a partir de septiembre.

«La alta calidad de las imágenes EPIC superó todas nuestras expectativas de resolución», dice Adam Szabo, científico del proyecto Dscovr del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt (Maryland). «Las imágenes muestran claramente las estructuras de arena del desierto, sistemas fluviales y complejos patrones de nubes. Habrá una gran cantidad de nuevos datos para que los científicos exploren.»

Meteorología

El objetivo principal de Dscovr, una asociación entre la NASA, la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional y la Fuerza Aérea de Estados Unidos, es mantener las capacidades de monitorización en tiempo real del viento solar, que son fundamentales para la exactitud de las previsiones del tiempo oficiales.

El satélite fue lanzado en febrero y recientemente alcanzó su órbita prevista, aproximadamente a 1,5 kilómetros de la Tierra hacia el Sol. Los datos de EPIC se utilizarán para medir los niveles de ozono y los aerosoles en la atmósfera de la Tierra, la altura de las nubes, las propiedades de la vegetación y la reflectividad ultravioleta de la Tierra.

NASA utilizará estos datos para una serie de aplicaciones, entre ellas crear mapas de polvo y ceniza volcánica de todo el planeta.

Además de los instrumentos meteorológicos, Dscovr lleva un segundo sensor de la NASA, un radiómetro.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario