Tendencias21
Un software evita los impactos de las aves contra los aviones

Un software evita los impactos de las aves contra los aviones

Científicos del Instituto Ornitológico de Suiza han presentado un software que permite, por primera vez, diferenciar de manera automática bandadas de pájaros de bandadas de insectos. Esta diferenciación es clave para la industria aeronáutica comercial, ya que el impacto de pájaros contra los aviones representa una amenaza muy seria para la seguridad aérea, además de resultar muy cara en reparaciones y tiempo de inactividad de las naves. El software es capaz de diferenciar ambos acontecimientos con un nivel de acierto que va del 93% al 98%. Según sus creadores permite ahorrar mucho tiempo en un procedimiento que, hasta ahora, lo hacían los técnicos con más experiencia. Por Raúl Morales.

Un software evita los impactos de las aves contra los aviones

Un nuevo software es capaz de diferenciar de un modo rápido y preciso las señales provenientes de las bandadas de pájaros o de los enjambres de insectos. Este problema no quedaba bien resuelto en otros intentos hechos mediante otros dispositivos o técnicas. El adelanto es muy importante para el trabajo de los controladores aéreos, ya que las colisiones de los aviones con los pájaros pueden dañar gravemente el aparato, sobre todo cuando éstos son pequeños, y constituyen un problema grave (y muy caro) de seguridad.

El radar y los rayos infrarrojos detectan actualmente la presencia de pájaros e insectos, pero por ejemplo, son incapaces de decir cuando un pájaro es grande y, potencialmente, más peligroso para una aeronave.

La colisión de las aves contra aviones suele ocurrir a altitudes bajas, sobre todo cuando las naves están cerca de los aeropuertos. El Central Science Laboratory del Reino Unido estima, según informa NewScientist, que este hecho cuesta a las líneas aéreas en todo el mundo 12.000 millones de dólares anualmente en reparaciones y periodos de inactividad de los aviones.

La última colisión grave conocida afectó a un Antonov 12 BP que el día 29 de julio del año pasado hacía un vuelo entre las ciudades rusas de Moscú y Omsk. Sus siete tripulantes murieron.

Las señales de radar que rebotan contra las bandadas de pájaros volando se confunden fácilmente con aquellas que lo hacen contra tupidas masas de insectos. Los técnicos más experimentados sí que pueden diferenciarlos. El aleteo de los pájaros hace que la señal de radar recoja unos suaves pulsos que les dan una pista para separar una cosa de otra. Sin embargo, no es un trabajo sencillo, sobre todo cuantos las bandadas de pájaros e insectos están mezcladas.

Poco tiempo

El problema es que los controladores aéreos no siempre tienen tiempo para hacer este trabajo. “Si tenemos que emplear varios segundos con cada señal, y ante nosotros hay miles de señales, nos llevaría meses separar los pájaros de los insectos”, comenta Serge Zaugg del Instituto Ornitológico de Suiza.

Zaugg y sus colegas de instituciones de investigación en Francia, Holanda y Alemania han combinado técnicas de recogida de datos, análisis estadístico e inteligencia artificial para crear un algoritmo capaz de aprender a reconocer las aves con muy poco margen de error.

El equipo ha introducido en el programa miles de señales de radar de pájaros e insectos que en su momento fueron diferenciados satisfactoriamente por técnicos expertos, así como verificadas con observaciones visuales. Las señales usadas son tanto de bandadas de pájaros como de insectos, o una mezcla de ambas, recogidas en el desierto del Sahara en Mauritania entre los años 2003 y 2004.

Después “entrenamiento” al que ha sido sometido, el programa puede identificar señales nuevas con un acierto de entre un 93 y un 98%.

Un software evita los impactos de las aves contra los aviones

Otras técnicas

Otros equipos de investigación han usado técnicas diversas para conseguir distinguir entre pájaros e insectos, como relacionando la velocidad del viento con los movimientos detectados por el radar. Mientras que los insectos se mueven a favor de la corriente de aire, los pájaros pueden volar más rápido y en dirección contraria.

En cualquier caso, ningún proyecto había conseguido esa diferenciación por medios automáticos y eran los técnicos quienes tenían que llevarla a cabo, asistidos por programas informáticos.

Ni siquiera otro hito en este campo alcanzó los niveles de precisión de este software que ha sido presentado en la revista Journal of the Royal Society Interface. Hace dos años el Nacional Institute Standars and Technology (NIST) estadounidense hizo una prueba con lo que llamaron “telescopio de audio”, que era capaz de distinguir con mucha precisión los cantos y sonidos provenientes de los pájaros. Para ello, adaptaron el software de reconocimiento de voz que usamos con los humanos.

Distinguir el sonido de los pájaros tampoco es algo menor para la industria de la aviación, ya que no es lo mismo que un pájaro grande alcance una nave a que lo haga uno pequeño.

Este dispositivo consistía en 192 micrófonos colocados en el suelo en círculos concéntricos que captaba el sonido de pájaros distantes. Este “telescopio” amplificaba los sonidos de una dirección concreta y cancelaba todo lo demás. Trabajaba de un modo muy parecido a como los humanos determinan la localización de una fuente de sonido: analizando el tiempo en que cada oído capta dicho sonido.

Este software era capaz, de esta manera, de distinguir el sonido emitido de una especie de pájaro en comparación con otra.

En su momento, este sistema podía sólo detectar sonidos a unos cientos de metros. Para haber podido utilizarse en los aeropuertos para evitar colisiones con los aviones, tendría que haber alcanzado una distancia de unos 2,5 kilómetros, lo cual sería factible añadiendo más micrófonos al “telescopio”.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente