Tendencias21

Una actividad neuronal aleatoria, ¿en el origen del libre albedrío?

Nuestra capacidad de tomar decisiones podría derivarse de fluctuaciones aleatorias o ‘ruido de fondo’ de nuestro cerebro, una actividad eléctrica de las neuronas a la que durante años los científicos no dieron importancia, por considerarla un simple mecanismo de compensación cerebral. Al menos eso es lo que sugiere un estudio realizado en la Universidad de California en Davis (Estados Unidos). Por Yaiza Martínez.

Una actividad neuronal aleatoria, ¿en el origen del libre albedrío?

Nuestra capacidad de tomar decisiones -y, a veces, de cometer errores- podría derivarse de las fluctuaciones aleatorias del ‘ruido de fondo’ del cerebro, una actividad eléctrica de las neuronas a la que durante años los científicos no han dado importancia, por considerarla un simple mecanismo de compensación cerebral sin mayor trascendencia.

Esto al menos es lo que sugiere un estudio reciente llevado a cabo en el Center for Mind and Brain de la Universidad de California, Davis (EEUU). En él, se demostró que se podían predecir las decisiones que tomaría un individuo a partir de dicho ‘ruido de fondo’. Por tanto, que este no es mera actividad cerebral sin sentido.

Según declaraciones de Jesse Bengson, primer autor de la investigación, recogidas en un comunicado de la UCD, el estudio "demuestra cómo estados arbitrarios del cerebro pueden influir en decisiones aparentemente voluntarias".

El cerebro se adelanta

Para alcanzar esta conclusión, Bengson y su equipo situaron a una serie de voluntarios frente a una pantalla, y les pidieron que fijaran su atención en el centro de esta. Al mismo tiempo, haciendo uso de la electroencefalografía o EEG (una técnica de exploración neurofisiológica de la actividad bioeléctrica cerebral), los científicos comenzaron a registrar la actividad eléctrica de sus cerebros.

A los voluntarios se les pidió a continuación que tomaran la decisión de mirar hacia la izquierda o hacia la derecha cuando apareciera un símbolo a modo de señal en pantalla; y que después indicaran su decisión.

La señal para mirar a izquierda o a derecha aparecía a intervalos aleatorios, por lo que los voluntarios no podían, ni consciente ni inconscientemente, prepararse para ella. Se encontraban, por tanto, tomando decisiones en una situación de incertidumbre.

A pesar de eso, sus cerebros reflejaron patrones de actividad neuronal un segundo antes de que los símbolos aparecieran en pantalla que sirvieron para predecir el resultado probable de sus decisiones. Por tanto, el cerebro reflejaba lo que los participantes decidirían, un segundo antes de que estos supieran siquiera que iban a tomar una decisión.

"El estado de la parte derecha del cerebro antes de la presentación de la señal determinaba si el voluntario miraría hacia la izquierda o hacia la derecha", asegura Bengson.

La aleatoriedad en la base del libre albedrío

Para el investigador, estos resultados señalan que "el ruido de fondo" del cerebro en realidad posibilitaría que tomemos decisiones pues "introduce un efecto aleatorio que permite actuar libres de causa y efecto".

Otro estudio reciente, realizado por neurocientíficos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) , constató también que las decisiones tomadas en contextos de mucha incertidumbre están definidas en gran medida por mecanismos generados internamente en el cerebro.

En este caso, sin embargo, los científicos achacaron dichos mecanismos a las inferencias que hace el cerebro a partir de lo que ocurre en el mundo sensorial.

De cualquier modo, el trabajo de Bengson y su equipo abre interesantes cuestiones: si nuestro cerebro se prepara para actuar antes de que sepamos que vamos a actuar, ¿cómo podemos tomar una decisión verdaderamente consciente? ¿Nuestras decisiones se forman después de que somos conscientes de las evidencias que las fundamentan o, por el contrario, se definen antes de que las evidencias han alcanzado la consciencia?

El estudio se basó en otros experimentos de la década de 1970, realizados por el neurocientífico californiano Benjamín Libet. A raíz de aquellos, Libet llegó a concluir que la impresión subjetiva de la libertad de acción no es la causa de esta acción, sino su consecuencia. En otras palabras, que el libre albedrío sería una de las ilusiones que el cerebro es capaz de crear.

Referencia bibliográfica:

Federico Carnevale, Víctor de Lafuente, Ranulfo Romo y Néstor Parga. Internal signal correlates neural populations and biases perceptual decision reports. PNAS (2012). DOI: 10.1073/pnas.1216799109.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El lugar más frío del Universo está a 5.000 años luz de la Tierra, en la propia Vía Láctea 28 marzo, 2022
    La Nebulosa Boomerang, ubicada a solo 5.000 años luz de distancia de nosotros y en nuestra propia galaxia, es el lugar más frio del Universo, con algunas de sus porciones llegando a medio grado Celsius por encima del cero absoluto. En comparación, el espacio intergaláctico vacío alcanza una temperatura de poco menos de tres grados […]
    Pablo Javier Piacente
  • Revelan cómo el Universo se iluminó por primera vez 28 marzo, 2022
    Un equipo de investigadores ha producido la vista más detallada hasta el momento de la reionización cósmica, en el mayor volumen de espacio en comparación con otras simulaciones. Podemos observar de esta forma cómo se concretó el “amanecer cósmico” y llegó la luz al Universo.
    Pablo Javier Piacente
  • Pulpos, calamares y cangrejos pueden sentir lo que les hacemos 28 marzo, 2022
    Los científicos insisten: hay suficientes indicios de que invertebrados marinos, como los pulpos, calamares, camarones y cangrejos de río, pueden sentir emociones, al igual que los peces y otros vertebrados, lo que plantea un debate moral en la sociedad humana.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El CERN rompe con su equivalente ruso en investigación nuclear 28 marzo, 2022
    El CERN ha roto relaciones con el Instituto Conjunto de Investigación Nuclear de Moscú, creado poco después del de Ginebra con la participación de 18 países, entre ellos China, Ucrania y otras naciones europeas amenazadas hoy por Rusia, para el desarrollo pacífico de la energía nuclear.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Una tecnología convertirá los desechos de los astronautas en combustible para cohetes 27 marzo, 2022
    Una nueva tecnología aprovechará el aire, las aguas residuales de los astronautas y la energía solar para convertir el CO2 de Marte en combustible para los cohetes. También ayudará a descarbonizar la atmósfera terrestre.
    Redacción T21
  • Solar Orbiter alcanza el punto más cercano al Sol 26 marzo, 2022
    La sonda europea Solar Orbiter se acerca hoy al Sol a menos de un tercio de la distancia que lo separa de la Tierra: obtendrá imágenes insólitas de la corona y ayudará a entender mejor las fogatas de radiación que brotan de la superficie solar visible.
    Redacción T21
  • Un nuevo dispositivo podría volver cuántica a la Inteligencia Artificial 25 marzo, 2022
    Un dispositivo llamado memristor cuántico podría integrar al mundo cuántico con la Inteligencia Artificial (IA), desbloqueando así capacidades tecnológicas sin precedentes en la historia de la humanidad. Haría posible redes neuronales artificiales capaces de aplicar la superposición cuántica: operarían en distintos estados en simultáneo, multiplicando así su funcionalidad.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren misteriosos vórtices en el Sol con una velocidad inexplicable 25 marzo, 2022
    Un grupo de investigadores ha descubierto un nuevo conjunto de ondas en el Sol que, inesperadamente, parecen viajar mucho más rápido de lo previsto por cualquier teoría. Las denominadas ondas retrógradas de alta frecuencia (HFR), que se mueven en la dirección opuesta a la rotación del Sol, aparecen como un patrón de vórtices o movimientos […]
    Pablo Javier Piacente
  • La inestabilidad es el talón de Aquiles de la IA moderna 25 marzo, 2022
    Los humanos suelen ser bastante buenos para reconocer cuando se equivocan, pero los sistemas de inteligencia artificial no lo son. Según un nuevo estudio, la IA generalmente sufre de limitaciones inherentes debido a una paradoja matemática centenaria.
    CAM/T21
  • Crean los primeros escudos de invisibilidad para el gran público 25 marzo, 2022
    Una empresa británica ha creado espejos de invisibilidad destinados al gran público con fines lúdicos: son móviles y baratos. Funcionan con una red de lentes ópticas que manipulan la refracción natural de la luz para hacer desaparecer a una persona o a un objeto.
    Redacción T21