Tendencias21
Una nueva herramienta ayuda a detectar cualquier virus humano

Una nueva herramienta ayuda a detectar cualquier virus humano

Un nuevo método computacional ayuda a los científicos a examinar los microbios a una escala más amplia y completa de lo que antes era posible. El software se puede usar para diseñar mejores sistemas de detección de virus como el del Zika.

Una nueva herramienta ayuda a detectar cualquier virus humano

Un nuevo método computacional desarrollado por científicos del Instituto Broad, en Estados Unidos, puede ayudar a científicos de todo el mundo a vigilar enfermedades víricas a través de la secuenciación de los genomas de estos patógenos al más amplio nivel hasta la fecha.
 

El método, llamado «Agregación compacta de objetivos para hibridación integral» (“Compact Aggregation of Targets for Comprehensive Hybridization” o CATCH por sus siglas en inglés), se puede usar para diseñar «cebos» moleculares para cualquier virus que se sepa infecta a los humanos y todas sus cepas conocidas.
 

Durante el brote del virus del Zika de 2015 y 2016, se luchó por contener la epidemia y frenar los efectos devastadores del patógeno en las mujeres embarazadas. Al mismo tiempo, científicos de todo el mundo intentaron comprender la genética de este misterioso virus.
 

El problema era que no hay muchas partículas de este virus en la sangre de un paciente enfermo, y buscarlo en muestras clínicas resulta terriblemente complicado. El nuevo software, de acceso público en GitHub, ayuda a salvar este obstáculo.
 

El enfoque puede ayudar a los pequeños centros de secuenciación en todo el mundo a realizar la vigilancia de enfermedades de manera más eficiente y rentable, lo que puede proporcionar información crucial para controlar los brotes.
 

«Dado que la secuenciación genómica se convierte en una parte crítica de la vigilancia de la enfermedad, las herramientas como CATCH nos ayudarán a detectar brotes antes y generarán más datos sobre patógenos que pueden compartirse con las comunidades más amplias de investigación científica y médica», explica el autor principal del estudio, Christian Matranga, en un comunicado.
 

Técnicas precursoras y sus problemas
 

Los científicos han podido detectar algunos virus que no abundan mucho al analizar todo el material genético en una muestra clínica, una técnica conocida como secuenciación «metagenómica «, pero el enfoque a menudo omite el material viral que se pierde en la abundancia de otros microbios y en el ADN de los propios pacientes.
 

Otro enfoque consiste en enriquecer las muestras clínicas para un virus en particular. Para hacer esto, los investigadores usan un tipo de «cebo» genético para inmovilizar el material genético del virus objetivo, de modo que otro material genético pueda ser retirado.
 

Los de este estudio habían utilizado con éxito cebos, formados por sondas moleculares hechas de cadenas cortas de ARN o ADN que se emparejan con fragmentos de ADN viral en la muestra, para analizar los genomas de los virus del Ébola y de la Fiebre de Lassa. Sin embargo, las sondas siempre se dirigieron a un solo microbio, lo que significa que tenían que saber exactamente lo que buscaban y no estaban diseñadas de manera rigurosa y eficiente.
 

La solución
 

Lo que los investigadores necesitaban era un método computacional para diseñar sondas que pudiera proporcionar una visión integral de los diversos contenidos microbianos en muestras clínicas, mientras que enriquecían a microbios de baja abundancia como el Zika.
 

«Queríamos volver a pensar cómo estábamos diseñando realmente las sondas para hacer la captura», explica la directora del estudio, Hayden Metsky, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). “Nos dimos cuenta de que podíamos capturar virus, incluida su diversidad conocida, con menos sondas de las que habíamos usado antes».
 

Para convertir esto en una herramienta efectiva para la vigilancia, los investigadores decidieron atacar unos 20 virus a la vez, y finalmente atacaron a las 356 especies virales que se sabe que infectan a los humanos.
 

CATCH permite a los usuarios diseñar conjuntos personalizados de sondas para capturar material genético de cualquier combinación de especies microbianas, incluidos virus o incluso todas las formas de todos los virus conocidos.
 

Funcionamiento
 

Para ejecutar CATCH de manera integral, los usuarios pueden ingresar genomas de todas las formas y virus humanos que se hayan cargado en la base de datos de secuencias genéticas GenBank, del Centro Nacional de Información Biotecnológica de Estados Unidos. El programa determina el mejor conjunto de sondas en función de lo que el usuario desea recuperar, se trate de un virus o solo de un subconjunto.
 

Los científicos e investigadores clínicos que buscan detectar y estudiar los microbios pueden usar las sondas para capturar el ADN microbiano deseado para la secuenciación, enriqueciendo así las muestras para el microbio de interés.

Mejora de la captación y anticipación de los brotes
 

Las pruebas de conjuntos de sondas diseñadas con CATCH mostraron que, después del enriquecimiento, el contenido viral tenía 18 veces más datos de secuenciación que antes del enriquecimiento, lo que permite al equipo ensamblar genomas que no podrían transcribirse a partir de muestras no enriquecidas.
 

Utilizando CATCH, Metsky y sus colegas generaron un subconjunto de sondas víricas dirigidas a al virus del Zika y de la chikunguña, otro virus transmitido por mosquitos que se encuentra en las mismas regiones geográficas.
 

Junto con los genomas del virus del Zika generados con otros métodos, los datos que generaron utilizando sondas diseñadas por CATCH ayudaron a los investigadores a descubrir que el virus se había introducido en varias regiones meses antes de que los científicos pudieran detectarlo, un hallazgo que puede centrar los esfuerzos para controlar futuros brotes. .
 

Siddle y otros investigadores han estado trabajando con científicos en África occidental, donde son comunes los brotes virales y las fiebres difíciles de diagnosticar, para establecer laboratorios y flujos de trabajo para analizar los genomas de patógenos en el lugar. «Nos gustaría que nuestros socios en Nigeria puedan realizar eficientemente la secuenciación metagenómica de diversas muestras, y CATCH les ayuda a aumentar la sensibilidad de estos patógenos», apunta Siddle.
 

El método también es una forma poderosa de investigar las fiebres no diagnosticadas que se sospeche puedan tener una causa viral. «Estamos entusiasmados con el potencial de utilizar la secuenciación metagenómica para arrojar luz sobre esos casos y, en particular, la posibilidad de hacerlo localmente en los países afectados», señala Siddle.
 

Adaptabilidad
 

Una de las ventajas del método CATCH es que, a medida que se identifican nuevas mutaciones y se agregan nuevas secuencias a la base de datos, los usuarios pueden rediseñar rápidamente un conjunto de sondas con información actualizada.
 

Aunque la mayoría de los diseños de sondas están registrados, Metsky y Siddle han hecho públicos todos los que diseñaron con CATCH. Los usuarios tienen acceso a las secuencias de sondas reales, lo que permite a los investigadores explorar y personalizar los diseños de las sondas antes de que se sinteticen.
 

Los investigadores tienen la esperanza de que el método algún día pueda ser útil en aplicaciones de diagnóstico.

Referencia

Capturing sequence diversity in metagenomes with comprehensive and scalable probe design. H. Metsky et al. Nature Biotechnology, 4 February 2019. DOI: 10.1038/s41587-018-0006-x.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Puede haber muchos más planetas habitables a 4,22 años luz de la Tierra 11 febrero, 2022
    La confirmación de un tercer planeta orbitando Próxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro Sol, indica que seguramente habrá más mundos en zona de habitabilidad a solo 4,22 años luz de la Tierra.
    Redacción T21
  • Humanos y neandertales vivieron juntos al sur de Francia hace 54.000 años 11 febrero, 2022
    El homo sapiens habitó Europa hace al menos 54.000 años, 10.000 años antes de lo que se había documentado hasta ahora, y compartió con los extintos neandertales una cueva del sur de Francia al menos durante miles de años.
    Redacción T21
  • Una molécula intestinal despierta el hambre de amor 10 febrero, 2022
    Los investigadores encontraron que los alimentos ricos en proteínas desencadenan la liberación de la hormona diurética 31, o "Dh31". Esta molécula de señalización, que se libera del tracto gastrointestinal en las moscas.de la fruta, genera una serie de reacciones que culminan en la transición de la alimentación al apareamiento: después de comer, las moscas quieren […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un láser puede enviar una nave espacial a Marte en 45 días 10 febrero, 2022
    Un láser ubicado en la Tierra podría impulsar a una nave espacial y hacerla llegar a la atmósfera marciana en un mes y medio, gracias al calentamiento de plasma de hidrógeno. Detenida en la atmósfera de Marte, la nave acercaría suministros para los asentamientos humanos en el planeta rojo.
    Pablo Javier Piacente
  • Sergio Miguel Tomé: el universo es un sistema computacional 10 febrero, 2022
    Una nueva teoría afirma que un sistema computacional oculto bajo las leyes naturales rige el funcionamiento del universo. El nuevo paradigma, además de afectar a la física porque modifica el concepto de fenómeno físico, también tiene implicaciones para las matemáticas y las ciencias cognitivas. Para desarrollarlo se necesita una investigación de físicos e informáticos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Científicos europeos consiguen un nuevo récord mundial de energía 10 febrero, 2022
    Utilizando el combustible de futuras plantas de energía de fusión, los científicos de JET en Oxford han duplicado con creces el récord histórico de 1997: obtuvieron 59 megajulios de energía y una potencia de salida de poco más de 11 megavatios durante cinco segundos.
    IPP/T21
  • Los europeos contemporáneos son genéticamente esteparios 9 febrero, 2022
    La ascendencia de la estepa en composición genética europea contemporánea ha contribuido a una constitución fuerte, con una estatura alta y una mayor circunferencia de la cadera y la cintura, pero también a un mayor nivel de colesterol en la sangre, según un estudio.
    Pablo Javier Piacente
  • Un cometa del tamaño de un planeta menor se nos acercará en 2031 sin riesgo de colisión 9 febrero, 2022
    Un equipo de investigadores ha confirmado que 2014 UN271, también llamado Bernardinelli-Bernstein, es el cometa más grande jamás observado. Con un diámetro de 137 kilómetros, hará su mayor acercamiento a la Tierra en 2031, sin riesgo de colisión, después de tres millones de años lejos del sistema solar.
    Pablo Javier Piacente
  • Una tormenta de fuego azotó la Tierra hace 13.000 años y luego la congeló 9 febrero, 2022
    Hace 13.000 años, un 10 % de nuestro planeta quedó súbitamente a merced del fuego: el incendio global se habría producido por la caída de un cometa de 100 kilómetros de ancho. Luego que la Tierra ardió, las temperaturas bajaron de nuevo y el planeta pasó por una breve edad de hielo. 
    Pablo Javier Piacente
  • Los mejillones podrían salvar a la humanidad por segunda vez 9 febrero, 2022
    Al igual que ocurrió al principio de los tiempos humanos, los mejillones cultivados en las mismas costas que alimentaron a las primeras migraciones de nuestra especie, pueden salvar a la humanidad de su extinción ante una eventual crisis alimentaria global.
    Redacción T21